Ana de Armas maquillaje

Seis lecciones que hemos aprendido de la maquilladora parisina de Ana de Armas

Mélanie Inglessis es la responsable de los algunos de sus recientes 'beauty looks' pero la actriz no es la única que confía en sus manos

por hola.com

Por sus manos expertas pasan los rostros de las celebrities del momento. Los maquilladores se convierten, muchas veces, en parte del círculo de confianza de actrices, modelos o cantantes. Y Ana de Armas parece haber encontrado a su 'media naranja' en lo que se refiere a sus beauty looks. ¿Tienes curiosidad por saber quién se encuentra detrás de su maquillaje en sus últimas apariciones? Las redes sociales, una vez más, nos da la solución: la maquilladora parisina Mélanie Inglessis.

 

 

¿Cuáles son sus secretos? Hemos buceado por su cuenta de Instagram y estas son algunas de las lecciones que hemos aprendido de esta make up artist de ascendencia canadiense pero criada en París, que ha trabajado también con otras actrices como Olivia Wilde, Lea Michele o Kate Hudson.

Lee también: ¿Qué hay detrás de la mirada seductora de Ana de Armas?

 

El 'smokey eye' siempre es una buena idea

Es uno de sus maquillajes preferidos. “Me encantan los ojos ahumados. La primera vez que trabajé con Rachel Weisz, dijo: 'Eres la reina de los smokey eyes', contaba la propia maquilladora en una entrevista con Beauty Editor. Y da su tip experto: usar un lápiz suave y cremoso, además optar mejor por las sombras de ojos en crema que en polvo, pues considera que son mucho más fáciles de trabajar y de difuminar. También da un consejo para las más inexpertas: comenzar con tonos tierra, para dar el paso al gris o incluso a los rojizos cuando ya se tiene cierta soltura.

Hay un color que lo cambia todo: el rosa

Si nos atenemos a muchos de los looks que ella ha realizado y que ha compartido en su cuenta de Instagram -el más reciente de Ana de Armas incluido-, podemos decir que el rosa es uno de sus tonos fetiche. La hemos visto aplicarlo en tanto en la mirada, como en los labios y las mejillas, eso sí, manteniendo el equilibrio. Ni cursi ni recargado pero con la dosis suficiente para lograr que el maquillaje nos levante el ánimo incluso en los días más apagados.
 

La importancia de resaltar la naturalidad

Sus looks suelen tener un objetivo: resaltar la belleza natural de sus clientas, sin recurrir a demasiados artificios. “Trato de que mi clienta no se sienta eclipsada por el maquillaje. Es sólo cuestión de encontrar el equilibrio correcto para hacer una declaración con el maquillaje, pero aun así respetar y entender a la clienta -lo que ella es y cómo se representa a sí misma en la alfombra roja”, explicaba en la citada entrevista. Eso, por supuesto, no choca con apostar por unos ojos ahumados o un labial atrevido.

El 'blush', el gran básico del neceser

Es uno de sus básicos. La maquilladora, que comenzó su carrera profesional trabajando para firmas como Shu Uemura o MAC, suele marcar la línea de los pómulos con un toque de colorete, de matices más o menos rosados en función del tono de piel. Contornea y, además, consigue dar buen tono al rostro de las celebrities que se ponen en sus manos.

Todo comienza con una buena rutina facial

“Un buen maquillaje siempre comienza con una buena rutina de cuidado facial”, explica la maquilladora en una de sus publicaciones, donde se reconoce, además, fan de firmas como Sisley. “Adoro sus mascarillas, que se pueden ir aplicando una tras otra en la piel. Obsesionada con la Black Rose Collection”, cuenta. La maquilladora tambiénrecurre a los accesorios cosméticos, como el masajeador de Glow Booster de Dior, perfecto para la aplicación en la delicada zona de los labios y el contorno de los ojos. “Estimula la circulación y remodela suavemente el rostro. Es genial reducir la hinchazón debajo de los ojos”, cuenta.

Fíjate en las fotos y aprende de los errores

En general, prefiere una belleza atemporal, que parte de una piel impecable, ligera, luminosa y que respire. Por ello, sabe lo complicado que es dar en el clavo con la base de maquillaje, pues los tonos suelen ser demasiado cálidos o anaranjados, y pocas tienen el matiz amarillento que algunas pieles necesitan. Sus bases favoritas son las de Armani. Y le preocupa también mucho eliminar los brillos del rostro, matificando con polvos en la zona T. Por ejemplo, si el sudor aparece en medio de la frente, significa que no se han usado polvos para matificar. "Tienes que tener en cuenta el flash de la foto. Mi maquillaje ha mejorado a medida que miro las fotos y veo errores”, cuenta la maquilladora francesa.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie