Dafne Fernández: 'El sol es bueno, pero si se toma con mesura y con protección'

Hablamos con la actriz madrileña sobre la importancia de la protección solar, además de sobre sus rutinas 'beauty'

por Pilar Hernán

El día en Madrid era la mejor muestra de esas jornadas en las que la primavera da sus últimos coletazos, en las que el sol va y viene, sopla viento y a veces se agradecería una sombrilla y otras una chaqueta en la madrileña Plaza de Oriente. Allí era nuestra cita con Dafne Fernández para que nos hablara, precisamente, de protección solar. ¿El motivo? La actriz ha ejercido de madrina de la campaña Skinchecker organizada por La Roche-Posay, en colaboración con la aecc (Asociación Española contra el Cáncer) y la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología). Aprovechando la ocasión hemos hablado con ella de cómo protege y cuida su piel, además de muchos más secretos de su rutina de belleza.


VER GALERÍA

¿Cuál es tu relación con el sol? Imaginamos que te gusta verte morena, pero ¿prestas especial atención a la protección de tu piel?
El sol es saludable, pero si se toma con conciencia. No creas que me gusta verme tan morena, porque no me gusta lo que el sol le hace a mi piel. Hay que tener muchísimo cuidado con la piel, porque en el momento no lo notas, pero con los años van surgiendo los problemas, pues la piel tiene memoria. Es muy importante echarse protección todos los días, tanto en invierno como en verano. Y yo cumplo siempre esta máxima. Al final piensas, soy yo, es mi cara, son las arrugas, las manchas... y aparte coges un moreno más bonito, más saludable y mucho más duradero. Creo que no estamos bien informados, por lo que estas campañas me parecen fantásticas. Yo siempre les recomiendo a los que me rodean que se pongan protección.

¿Sueles utilizar crema solar durante todo el año o sólo cuando llegan los días de sol y playa? ¿Vigilas con especial cuidado tus lunares?
No me suelo quemar porque yo prevengo mucho, sobre todo desde que cumplí 25 años. Tenemos que saber que el 90% de los cánceres de piel se pueden curar si se diagnostican a tiempo, por lo que es muy importante, aparte de aplicarnos protección solar, vigilar esos lunares un poco sospechosos, ir al médico y que sea él quien nos diga si está todo bien. Yo siempre que veo algo que ha cambiado en mi piel, voy al dermatólogo, porque te puedes llevar un susto y si lo coges a tiempo se puede evitar. Y luego, aparte, las cremas han mejorado mucho, antes eran muy grasas y no se absorbían muy bien, ahora hay muchas más opciones, con cremas protectoras que dejan la piel mate, que te dan color.

A todos nos gusta vernos con la piel morena, pero ¿cómo convencerías a la gente para que tuviera especial cuidado con el sol?
Tenemos todo en nuestra mano para hacerlo bien, simplemente es tener un poquito de voluntad y saber que es muy importante cuidarse la piel. Ese es el mensaje que daría a la gente, que el sol es bueno, pero si se toma con mesura y con protección.

Los días soleados son una de las cosas buenas del verano, de eso no hay duda, pero ¿qué es lo que más te gusta de esta estación que estamos a punto de estrenar?
¡Todo! La ropa, la comodidad, la felicidad, el sol, somos un país que necesitamos luz, la gente -en verano nos cambia un poco hasta el carácter-.

Al margen del cuidado de la piel, ¿qué otras rutinas de belleza sigues a diario?
Me tomo también una pastilla para el sol. La verdad es que yo la piel me la cuido de todas las formas posibles. Bebo muchísima agua, desayuno bien, sigo una dieta muy equilibrada, con buenos productos, nada de grasas saturadas, o al menos lo intento. Hay veces que te lo puedes saltar y darte algún capricho. También hago ejercicio, y pienso que otra de las claves es sentirse bien con una misma, y no estar estresada o intentar evitar esos picos de estrés que tenemos a veces por el trabajo, o por algún otro problema. Si tenemos algún problema hay que intentar solucionarlo y hablarlo. Hay muchas cosas que nos preocupan y de las que no hablamos, una de las claves para estar guapa es hablar de esos problemas que nos preocupan, con una persona de confianza o incluso con un psicólogo si creemos que es necesario.

Tu melena, tu piel, tus ojos… ¿cuál consideras que es el punto fuerte de tu belleza?
Qué complicado... Yo creo que mis ojos. Sobre todo, hay que saber mirar. En seguida sé si una persona está feliz, está triste o le pasa algo por su mirada.

VER GALERÍA

¿Qué productos no pueden faltar en tu neceser de belleza?
Los básicos serían el protector solar, una base para conseguir buen tono, o incluso un protector con color, que los hay muy buenos de la gama Anthelios de La Roche-Posay, un colorete y un toque de rímel, y un poquito de hidratación en los labios. Con eso, todas las mujeres podemos estar divinas.

¿Sueles ser fiel a una marca o te gusta probar las novedades?
Me gusta probar, pero sí que es verdad que cuando hay alguna que me funciona soy fiel a esa marca. Me gusta mucho La Prairie, en especial sus polvos compactos, la base líquida de Chanel, me encantan los productos de Dior, sobre todo por su packaging, y además tienen unos coloretes nacarados que te dan unos volúmenes en la cara maravillosos. Y las cremas de La Roche-Posay, por ejemplo Anthelios Unifiant, que quita imperfecciones, tiene acabado mate, y hace que no tengamos que estar preocupadas por los brillos. O Anthelios BBCream, por ejemplo si tenemos alguna rojez o alguna imperfección, pues cubre bastante y te deja la piel perfecta.

Acabas de cumplir 30 años, ¿has cambiado tus costumbres a la hora de cuidarte con el cambio de década?
La verdad es que no, cambió con 25 años, porque conocí a mujeres que me dijeron que tenía que estar muy pendiente de cuidar mi piel, sobre todo en relación con el sol. Igual me cuido más desde el punto de vista de la alimentación. Voy a sitios donde me ofrecen productos ecológicos, o intento ir un poco más a lo sano. Somos mucho lo que comemos, y eso también se nota en la piel. También ha mejorado mi belleza el hecho de estar mucho mejor conmigo misma, conocerme mucho más, y el amor, por supuesto. Estoy viviendo un momento estupendo.

El baile es otra de tus pasiones, ¿una buena manera de mantenerse en forma, verdad?
He de reconocer que bailo muchas veces en casa, yo sola, como una loca. Pero también tengo que reconocer que la danza clásica, no. Necesitas un aula con un tipo de suelo, con barras... y aparte he perdido mucho. Me queda muchísimo en mi cuerpo y se lo agradezco, pero he perdido práctica. El baile te deja el cuerpo perfecto, porque utilizas todos los músculos. A mí me ha servido por ejemplo porque ahora, con cualquier ejercicio que hago, mi cuerpo reacciona enseguida. Es muy sacrificado y muy exigente, pero fisicamente te deja un cuerpo precioso, también es verdad que te genera muchas lesiones, porque se lleva al límite el cuerpo.

¿Al margen, sigues alguna otra disciplina para cuidarte?
Sí, desde que descubrí pilates, no voy casi nada al fisio. Reeducas la postura. Aparte me gusta hacer esquí acuático, surf -te sube el glúteo hasta el infinito-, boxeo, máquinas, body pump o TRX, que se ha puesto muy de moda y me gusta mucho. Soy muy constante, y, además, cada vez que hago más ejercicio, más constante soy, porque me siento mejor conmigo misma, y necesito el deporte para estar mejor. Y luego, aparte, duermo mucho mejor. Llego a la cama destrozada. Y como me veo bien, me gusta seguir, una vez que empiezas, te engancha. Yo creo que la gente debería hacer un esfuerzo por empezar, una vez que comienzas a hacer ejercicio no supone ningún esfuerzo ir todos los días.

¿Tus compromisos profesionales te permiten dedicarte tiempo de relax y bienestar para ti misma?
Me gusta mucho ir a que me mimen, la verdad, para qué mentirte. Además, ahora mismo hay unas técnicas increíbles. Tengo muchos centros de referencia a los que me gusta ir. Por ejemplo de vez en cuando para hacerte una limpieza de cutis, o un tratamiento para matar las células muertas de la piel... Es un extra, pues tú en casa con una alimentación sana, bebiendo mucha agua y usando cremas, ya estás haciendo mucho por tu piel. Tampoco hay que gastarse mucho, simplemente protección solar e hidratación. Yo a mis hijos voy a educarles para que sepan que antes de salir de casa hay que ponerse protección solar.

¿Tienes claro que vas a tener hijos?
Por supuesto. Sí me veo dentro de unos años con niños, me apetece muchísimo, y desde hace mucho tiempo. Creo que ahora estoy en una época en la que ya he vivido muchas cosas, ya sé lo que quiero y me apetece.

¿Cómo se ve Dafne Fernández dentro de 10 años?
Con tres o cuatro niños (risas). Bueno, esto es lo que digo ahora, luego hay que ponerse. E igual que ahora, trabajando, aprendiendo, y con proyectos que me llamen la atención y que pueda aprender de ellos.

Te hemos visto en muchas ocasiones deslumbrante en la alfombra roja. ¿Cómo te sientes al convertirte en el centro de todas las miradas?
Debo reconocer que me angustia un poco, porque hay mucha presión. Hay además muchas opciones, y siempre tienes dudas y nunca sabes si la opción que has escogido es la correcta. Lo que pasa es que ahora cuento con profesionales a mi lado que me ayudan muchísimo, y me hacen cambiar en cada photocall, en los que soy en cada uno una persona diferente. Soy bastante ecléctica, no me gusta decir que soy rockera, clásica, romántica o bohemia. Me gusta cambiar, pero siempre siguiendo una línea. A mí lo que me gusta es con poco sacar mucho. No me gusta recargar las cosas, las mujeres no necesitamos eso.

En tu día a día, ¿cómo es tu maquillaje?
Tengo la piel superfina, como un papel de fumar, muy sensible, así que me hecho mucha protección y luego igual una capita de maquillaje o unos polvos para protegerla más. Luego tan sólo colorete y rímel.

¿Y para las noches especiales?
En mí el maquillaje se ve mucho más. Si me marco el ojo, parece que voy muy maquillada, así que o me maquillo o el ojo o el labio. Alguna noche me da por maquillarme un poco más, pero yo soy de la idea de que menos es más.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie