Balnearios urbanos: pequeños oasis dentro de la ciudad

Los centros termales urbanos cada vez están más de moda

por hola.com

Acudir a un balneario ha dejado de ser algo sólo para personas enfermas o convalecientes: cada vez son más los dirigidos al descanso, a la belleza y al más hedonista placer, ya que su oferta es más de un spa o centro de tratamientos estéticos que de un balneario médico. Programas antiestrés, adelgazantes, postparto, anticelulíticos o sencillamente relajantes… Una oferta que ya no se limita sólo a los balnearios, situados cerca de termas de aguas medicinales, sino que se acercan a las ciudades gracias al nuevo y cada vez más popular concepto de city spa o centro termal urbano.

Los city spa’s tienen no sólo todos los tratamientos propios de un centro de estético, sino además, como razón de ser y como oferta intrínseca, una zona de aguas que sirven tanto para mejorar la silueta y la salud como para pasar un momento relajado. Éstos son algunos de los servicios más habituales de estos centros:

  • Zona de aguas. Piscinas diversas que sirven, más que para nadar, para hacer aquagym, así como chorros submarinos para estimular y tonificar tanto la circulación como la musculatura.
  • Sauna finlandesa. Zona de calor seco, que se alterna con duchas frías para estimular la circulación.
  • Baño de vapor o hammam. Zona de calor muy húmedo, que despeja las vías respiratorias y ayuda a desintoxicar el organismo. Como la sauna, se combina con duchas frías para estimular el riego sanguíneo.
  • Ducha escocesa. Masaje a base de chorros que salen de una manguera y que se dirigen hacia el cuerpo para estimular la circulación, eliminar la celulitis y mejorar el retorno venoso.
  • Masaje Vichy. Masaje manual que se realiza bajo una finísima y constante ducha de agua.
  • Masaje subacuático de chorros. Con el cuerpo introducido en una bañera, se realiza un masaje sobre el cuerpo con la ayuda de fuertes chorros, que relajan todo el organismo.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie