Resultados perfectos sin salir de casa

La depilación con cera se convierte en una de las alternativas más usadas por las mujeres para eliminar el vello de sus piernas

por hola.com

Sin duda, cuando los meses de verano están en su pleno apogeo, la necesidad de lucir unas piernas bellas aumenta. Vestidos, faldas y sobre todo bañadores y biquinis en los días de playa y piscina requieren unas piernas cuidadas, bronceadas y, sobre todo, bien depiladas. El vello resulta antiestético y son muchas las mujeres que se preocupan por hacerlo desaparecer.

La cera es uno de los sistemas de depilación más populares: para conseguir los mejores resultados cuando se hace en casa, nada como seguir estos consejos.

  • Usar una exfoliante el día anterior a la depilación con cera ayuda a liberar el vello.
  • Siga las instrucciones del depilatorio al pie de la letra: es la forma más sencilla de optimizar los resultados.
  • Una vez aplicada sobre al piel, la cera debe retirarse con una fuerza regular y de forma siempre paralela al cuerpo y a contrapelo.
  • La cera no debe extenderse nunca sobre piel quemada por el sol, con heridas o irritada.
  • Determinados tratamientos anti acné, como el RoAccutane o el Retin-A, hacen desaconsejable el uso de cera para la depilación facial.
  • Procure evitar depilarse justo los días inmediatamente anteriores y posteriores a la menstruación, pues durante este tiempo se acentúa la sensibilidad y, con ello, la posible sensación de dolor.
  • La cera fría se adecua mejor a las zonas de vello débil (por ejemplo, el bigote o la línea alba), mientras que la tibia se recomienda para áreas como las piernas. La cera caliente está desaconsejada para quienes tengan la piel muy sensible o sufran problemas de circulación, y aparte conllevan mayor riesgo de quemaduras.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie