La cosmética que viene

Tendencias ‘beauty’ del futuro

Tendencias belleza futuro

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Más inclusiva, avanzada y respetuosa con el planeta: la belleza que viene avanza por caminos que pasan por cuidar la piel y también el medio ambiente, mientras que la tecnología y la realidad aumentada se transforman en probadores y consultorías virtuales para tiempos donde aún se mantienen las mascarillas y cotidianeidad contactless.

Tendencias belleza futuro©GettyImages

Consultas virtuales

La cosmética también ha cambiado debido a la Covid-19: más higiene, menos probadores reales y una oleada de servicios virtuales que ya se encontraban en preparación y cuyo desarrollo se ha acelerado de forma vertiginosa. Por un lado, se multiplican las consultorías digitales: las grandes cadenas ponen a sus consejeras, pantalla mediante, al servicio de las clientas que ya no van a las tiendas, como hace Sephora con sus virtual master class y Douglas, con su consultoría e-Beauty.

La realidad aumentada es la otra gran protagonista de la nueva tendencia del probador virtual: basta el móvil para ver cómo nos queda, sin necesidad de aplicarnos maquillaje, el colorido de Estée Lauder, M.A.C., L’Oréal Paris o Lancôme en nuestro reflejo en la pantalla o para conseguir un análisis de piel a través del sistema Clinical Reality de Clinique.

Nombres famosos

No: ni Rihanna y su Fenty Beauty o Gwyneth Paltrow con Goop son las únicas famosas que triunfan con su línea de belleza. Pronto llegará a España Rare, la marca de maquillaje de Selena Gómez, que apuesta por una belleza inclusiva, y en Estados Unidos acaban de lanzarse JLo Beauty, la línea de tratamiento facial de Jennifer López; About-Face, el maquillaje de la cantante Halsey, y la línea de protectores solares minerales EleVen de la tenista Venus Williams.

Champú sólido

weDo©weDo
No Plastic Shampoo, de weDo (14,50 €).
Champú sólido Garnier©Garnier
Champú sólido de miel, de Original Remedies de Garnier (4,95 €).
LoLo Bio©LoLo Bio
Champú LoLo Bio (12 €).

Cuidado del microbioma

Lancôme©Lancôme
Sérum Genifique, de Lancôme (85 €).
Estee Lauder©Estée Lauder
Base de maquillaje con protector del microbioma Futurist Hydra Rescue, de Estée Lauder (45 €).
Crema Guerlain©Guerlain
Base de maquillaje con protector del microbioma Futurist Hydra Rescue, de Estée Lauder (45 €).
Maskné Repair©Camaleon
Bruma protectora Maskné Repair, de Camaleon (14,50 €).
Ampollas©Germinal
Ampollas de prebióticos Germinal Acción Profunda, para uso de día (36 €).

Perfumes rellenables

My Way Giorgio Armani©Giorgio Armani
My Way, de Giorgio Armani (92 €).
Colonia Mugler©Mugler
Angel, de Mugler (90 €).
Colonia Idole de Lancome©Lancôme
Idôle, de Lancôme (95 €).

Cosmética vegana

El interés por la cosmética sin productos de origen animal crece exponencialmente. Algunos de estos ingredientes van quedando atrás, como la cochinilla, que da su color rojo al carmín; las escamas de pescado para el glitter o el pelo natural para brochas, pero otros son más comunes, como la cera de abeja, la miel, el polvo de perla o la lanolina. ¿Quiere eso decir que la cosmética vegana es más natural? No necesariamente: la naturalidad –o no– de un cosmético depende de todo lo que incluye la fórmula, no solo de lo que se elimine de ella.

Envases eco-friendly

Tirar el envoltorio de plástico al contenedor amarillo. La caja de cartón, al contenedor de papel. Y el tarro de vidrio, al de cristal (eso sí, sin restos de crema, por favor). Son formas de reciclar cosméticos al alcance de todos. Pero… ¿y si además de ser productos reciclables, están ya hechos de plástico reciclado? Es el caso de todos los productos de la marca Yves Rocher, de la nueva gama de limpiadoras Vinoclean, de Caudalie, o todos los sérums faciales de la línea Good For, de Sephora. Otra de las grandes tendencias es reducir el tamaño del envase: a menor tamaño, menos material fabricado.

No solo el plástico: el cristal también tiene nueva vida. Siguiendo la estela de las fragancias más emblemáticas de Mugler, como Angel, que fue de las primeras en poder rellenarse en una fuente de perfume, novedades en el mundo de los aromas como My Way, de Giorgio Armani, o Idôle, de Lancôme, se presentan en envases recargables. Biotherm lidera una experiencia pionera con la posibilidad de recargar su producto de tratamiento facial más emblemático, el sérum Life Plankton, del 1 de febrero al 1 de abril en El Corte Inglés de Goya.

Los envases en cartón tampoco dejan de avanzar: se realizan con fibra procedente de bosques gestionados de forma sostenible, se imprimen con tintas ecológicas y se reduce su tamaño, ahorrando material.

Sostenibilidad y naturalidad pasan a formar parte esencial del proyecto de cada vez más marcas de cosmética: una tendencia imparable que el planeta y nuestra piel agradecen
Tendencias belleza futuro©GettyImages

Cuidando el microbioma

A medida que avanza la investigación y se conoce más y más sobre la importancia de respetar la integridad de la barrera cutánea y el papel del microbioma, el ecosistema de bacterias buenas que habitan en nuestra epidermis, crecen los productos con prebióticos y activos que, mimando el microbioma y su delicado equilibrio, velan por la salud de la piel. Ahora son especialmente importantes, dado que ayudan a proteger, calmar y reparar la piel irritada por las mascarillas, un accesorio que aún llevaremos durante largo tiempo.

Cabello al natural

Libre. Sin demasiado artificio y con solo el toque justo de secador o plancha: los estilos de peinado apuestan por el ‘peinado despeinado’, buscando un cabello sano, con brillo y aspecto natural. Una tendencia que también se observa en el cuidado capilar, con cada vez más marcas a base de ingredientes de origen natural y con un formato que se hará más popular: el champú sólido. Más ecológico -no requiere envasarse en plástico- y muy práctico, será uno de los que más veremos en el futuro cercano.





Más sobre