Inma Cuesta presume de curvas premamá y cuenta sus planes durante el embarazo

La intérprete valenciana estrena este año tres películas en los cines

Por Carla Palacios

Inma Cuesta atraviesa un momento muy dulce. La intérprete valenciana, de 42 años, está en la recta final del embarazo de su segundo hijo, que llegará al mundo para acompañar a su pequeña de dos años y colmar de felicidad a la familia. Aunque fue a inicios de este 2023 cuando anunció la buena nueva, ha sido ahora, varias semanas después, cuando ha contado con más detalles cómo está llevando su estado de buena esperanza. Lo ha hecho durante los Elle Women Summit, un evento en el que ha sido premiada por su trayectoria como actriz: "Estoy disfrutando mucho y muy contenta", ha reconocido.

VER GALERÍA

La actriz de La novia, cuya faceta personal está prácticamente blindada y marcada por el hermetismo y son pocas las ocasiones en las que se refiere a ella, ha hecho una excepción y ha hablado sobre la bonita etapa que atraviesa junto a su discreta pareja, con quien comparte su vida y a la que prefiere mantener en el anonimato. También ha contado sus planes más próximos durante este capítulo de su vida, en el que afortunadamente no ha sufrido ningún contratiempo.

"Estoy embarazada y no voy a trabajar ahora mismo, no tengo ninguna intención. No sé si luego, pero ahora mismo no noto nada, lo único que noto es que esto (su barriga) crece mucho, que es maravilloso, que estoy en un momento precioso y no me planteo nada más. Lo que vaya a pasar ya lo afrontaré. No es algo que me preocupe", ha señalado con una gran sonrisa y visiblemente emocionada y radiante. Pese a que se ha soltado en sus declaraciones, ha dicho tajantemente que no va a desvelar si se trata de un niño o de una niña, al menos por el momento: "Esas cosas no las cuento yo", ha expresado.

Inma Cuesta brilla con un traje de pedrería que llevó una estrella de Hollywood

VER GALERÍA

Inma, que ha admitido no tener prisa por que llegue el bebé, ya que quiere que llegue "cuando tenga que llegar", ha asistido a la velada luciendo un espectacular y ceñido minivestido brillante en tono morado apagado y cuello de cisne de la firma Pedro del Hierro con el que ha presumido de sus curvas premamá. Aunque ha acompañado el diseño de una blazer marrón chocolate que cubría una parte de su vientre, la barriguita no ha pasado desapercibida y, como era de esperar, se ha convertido en una de las protagonistas de la gala. A modo de complementos ha elegido unas sandalias abrochadas al tobillo del mismo tono que la americana y pendientes dorados con forma ovalada. Además, antes de entrar en las instalaciones, a las que ha llegado en solitario, llevaba unas gafas de sol de pasta de carey.

VER GALERÍA

En lo que respecta al plano profesional, la futura mamá, que actualmente ha realizado un parón para disfrutar de su embarazo, ha hecho un balance muy positivo de los últimos meses, tanto es así que ha reconocido sentirse una auténtica privilegiada por poder elegir los proyectos que desea desarrollar, de los cuales este año verán la luz tres películas. "Estoy tranquila en ese sentido y no me precipito a la hora de tomar decisiones en mi trabajo. Estoy en un momento muy bonito", ha remarcado.

Esta aparición en un acto público llega tres días después de que regalara a sus fans un precioso posado en su perfil social, en el que está a punto de alcanzar los 700.000 seguidores. En dicha instantánea, una imagen en blanco y negro, Inma se mostraba frente al espejo con un top deportivo y unos vaqueros desabrochados que evidenciaban los cambios que está experimentando en su cuerpo.