El duque de Norfolk, organizador de la coronación de Carlos III, ha contraído matrimonio

Su enlace con Chica Herbert se ha celebrado en el barrio londinense de Chelsea y tan solo han asistido los más íntimos

Por Belén Nava M.

En Reino Unido ya han comenzado los preparativos para la coronación del rey Carlos III, que se celebrará el próximo 6 de mayo en la Abadía de Westminster. La persona que está al frente de todos los detalles de este acto histórico es el duque de Norfolk, quien acaba de celebrar su enlace. En medio de la organización de un evento tan relevante, Edward Fitzalan-Howard, de 65 años ha contraído matrimonio con Francesca Herbert, de 59 años. La pareja se convirtió en marido y mujer el pasado jueves en el antiguo ayuntamiento del exclusivo barrio de Chelsea, llamado Chelsea Old Town Hall y ubicado en la céntrica calle King 's Road.

VER GALERÍA

-Carlos III cumple 74 años: claves e incógnitas de su reinado

-El mayodormo de Diana de Gales sale en defensa de la Princesa ante la nueva temporada de 'The Crown'

Fue una boda íntima en la que el duque de Norfolk lució un traje oscuro con camisa blanca mientras que Francesca apostó por un traje crudo con una camisa rosa y un original collar de perlas. Los contrayentes, que llegaron en un taxi a la celebración, intercambiaron los votos en una sencilla ceremonia oficiada por una mujer. Tan solo sus familiares y amigos íntimos les acompañaron en este importante paso. "Mi hermosa mamá se ha casado. Qué noche más hermosa y divertida. Muy feliz por los dos, me encantó cada momento", decía la modelo Frankie Herbert. 

VER GALERÍA

Francesa Herbert es conocida como Chica y estuvo anteriormente casada con Harry Herbert, hijo del séptimo conde de Carnarvon, quien ejerció como administrador de los caballos de competición de la reina y era además dueño del castillo de Highclere, donde se grabó la exitosa serie Downton Abbey. En aquel enlace, que tuvo lugar en Berkshire en 1992, estuvieron presentes Isabel II y la princesa Diana de Gales.  Su exmarido también ha rehecho su vida. El año pasado contrajo matrimonio con Clodagh McKenna, una popular chef irlandesa que tiene varios libros y ha conducido sus propios programas culinarios. 

VER GALERÍA

-El broche de más de 16.000 euros que ha estrenado Kate Middleton

Por su parte, el duque de Norfolk estuvo más de tres décadas con Georgina Fitzalan-Howard, madre de sus cinco hijos. Tras anunciar inicialmente su separación en 2011, un lustro después se dieron una nueva oportunidad. Pero en verano de 2021 comunicaban que su matrimonio había llegado a su fin de manera definitiva. "Por el bien de la familia, y porque somos católicos, realmente lo intentamos todo. Resultó completamente imposible y tuvimos que seguir adelante", aseguraba Edward, añadiendo que era "terriblemente triste".

VER GALERÍA

Su papel en la Familia Real británica

Desde 2002, Edward Fitzalan-Howard es el Conde Mariscal, un cargo heredado de su padre y de su abuelo al pasar de generación en generación desde 1936. Fue precisamente su abuelo el responsable de la coronación de Isabel II en 1953, del funeral de Estado del presidente Winston Churchill en 1965 y de la investidura de Carlos III como Príncipe de Gales en 1969. Es el decimoctavo duque de Norfolk, el duque de más alto rango en Inglaterra, y no solo tiene por delante la tarea de organizar la coronación del monarca sino que también se encargó de los preparativos del funeral de Estado de Isabel II, fallecida el pasado mes de septiembre.

Forma parte de una de las familias aristocráticas más antiguas de Inglaterra, acudió a la escuela católica privada Ampleforth College y completó su formación académica en Lincoln College, de Oxford. Tiene fijada su residencia en el castillo de Arundel en West Sussex y ha sido nombrado recientemente Caballero Gran Cruz de la Real Orden Victoriana por sus servicios a la monarquía durante el Jubileo de Platino de Isabel II, setenta años de reinado que se celebraron a comienzos de junio con cuatro jornadas repletas de actos.