El anillo de la reina Victoria Eugenia que ha lucido Victoria de Marichalar un siglo después

La hija de la infanta Elena acudió al décimo aniversario de la revista FASHION con una pieza que perteneció a su tatarabuela

Por Beatriz Castrillo

En la fiesta por el décimo aniversario de la revista FASHION, del grupo ¡HOLA!, Victoria de Marichalar recibió el Premio Talento Fashion 2022 por su aportación a las nuevas generaciones de la moda y lo hizo derrochando glamour con un vestido en azul klein de plumas que acompañó de una joya histórica. Un anillo de diamantes con un gran rubí central que perteneció a su tatarabuela, la reina Victoria Eugenia, esposa de Alfonso XIII. 

VER GALERÍA

La sortija tiene un rubí de talla cabujón de aproximadamente 5,77 quilates con orla de diamantes, talla antigua en montura de oro amarillo de 18 quilates y garras de platino que adqurió el año pasado la joyería, especializada en piezas vintage, de Ignacio Torres en una subastas de la firma Segre. 

- La historia detrás del broche que la princesa Charlotte llevó en el funeral de su bisabuela

- Victoria de Marichalar y Gunilla von Bismarck coinciden con el mismo vestido en Marbella

El anillo fue llevado por la Reina a principios del siglo XX,  cuando su marido era el monarca y antes del exilio. Se trata de una alhaja de diario y cuyo valor reside precisamente en la historia que la acompaña ya que no tiene una gemas “excepcionales”, destacan desde la casa de subastas. “Es una pieza muy bonita, de época, en aquellos tiempos era más importante el diseño que la calidad de las piedras”, señalan desde Segre que han detectado que  en los últimos años “cada vez hay más gente joven que compra joyas antiguas porque son piezas especiales con diseños difíciles de hacer y con un valor intangible”. 

El anillo de la bisabuela del rey Felipe tuvo un precio de salida de 3.000 euros y estaba en su estuche original con la Corona Real y las iniciales V. E. en platino y diamantes, que avalan su autenticidad. La pieza, que en la actualidad está a la venta, pertenece al joyero Ignacio Torres. Desde el establecimiento aseguran que ya ha habido personas que se han interesado por este artículo digno de coleccionistas.

VER GALERÍA

La reina Victoria Eugenia tenía la colección de joyas más importante de la Corona española, algunas de ellas las usa la reina Letizia. La abuela del rey Juan Carlos estipuló en su testamento que habría unas piezas,  las conocidas como ‘joyas de pasar’, que se transmitirían de generación en generación y que son las que llevan las reinas de España. Fue una manera de hacer que la colección no se desperdigara. Entre las más importantes, está la tiara de la flor de Lis, creada en 1906 por Ansorena en platino y brillantes o el collar de chatones. Primero doña Sofía y, después, doña Letizia han lucido las 'joyas de pasar' en cenas de Estado y compromisos de gran relevancia institucional. Otras joyas de la reina Victoria Eugenia fueron vendidas por ella misma para poder hacer frente a los sinsabores del exilio, como el aderezo de esmeraldas, que había pertenecido a la empreatriz Eugenia de Montijo para ayduar a los condes de Barcelona con los gastos de la boda de don Juan Carlos y doña Sofía.