Laura Corsini nos desvela el motivo por el que su prima Belén Corsini no fue a su boda

Este verano, la diseñadora contrajo matrimonio con el empresario Javier Ibáñez Fuertes. Una celebración a la que no asistió la condesa de Osorno, mujer de Carlos Fitz-James Stuart

Laura Corsini

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Tras su boda con el empresario Javier Ibáñez Fuertes, que tuvo lugar el pasado 30 de julio en Comillas (Cantabria), Laura Corsini ha reaparecido en la Semana de la Moda de Madrid para apoyar el desfile de Redondo Brand. Allí, la diseñadora –fundó la firma Bimani hace justo diez años– nos ha contado cómo ha cambiado su vida desde que está casada y desvelado también el motivo por el que su prima Belén Corsini, condesa de Osorno, no acudió a su ceremonia. Además, ha hablado con ¡HOLA! sobre cómo es la relación entre ambas.

Laura Corsini©Javier Alonso Asensio
Laura Corsini en la Semana de la Moda de Madrid para apoyar el desfile de Redondo Brand.

—¿Cómo ha ido tu luna de miel?

—Me ha encantado Sudáfrica. Sobre todo, Ciudad del Cabo que es la mejor ciudad en la que he estado en mi vida. Luego, estuvimos en Botsuana, de safari, y acabamos en Seychelles.

—Qué maravilla.

—Sí. Me ha venido muy bien desconectar.

—¿Cómo te sientes como recién casada?

—Lo llevo fatal. Bueno, no lo llevo fatal, pero me siento, de repente, un poco más mayor. Sí, pero estoy muy feliz, muy contenta, muy enamorada, así que encantada.

—En tu boda se echó en falta a tu prima Belén Corsini, condesa de Osorno.

—No pudo venir porque tenía un viaje por otro lado e intentó cuadrarlo. Nos dio pena. Nos llevamos fenomenal ella y yo. Viste muchísimo de Bimani. De hecho, hace nada me hizo un pedido y le dije que no comprara (ríe). No pudo venir, pero, bueno…

—Una prima como la tuya es la mejor embajadora.

—Total y absoluto. Además, Belén tiene un estilazo que me encanta. Nos llevamos fenomenal.

Laura Corsini©Javier Alonso Asensio

—Después de la boda, toca la típica pregunta: ¿para cuándo los niños?

—Cuando lleguen, si Dios quiere.

—Pero, ¿te apetece ser madre pronto?

—No me importaría. Soy consciente de que tengo 32 años, así que, cuando lleguen, llegarán.

—¡Hablas como si fueras una persona mayor!

—Es tengo tantas amigas con tantos hijos ya… Pero, cuando lleguen, llegarán. Y si no llegan, seré feliz con una familia de dos.

—¿Qué proyectos tienes para esta temporada?

—Este año he estado un poco desconectada. O, más bien, no he le dedicado todo el tiempo que me hubiese gustado, entonces, ahora estamos asentando las bases de Bimani a tope, para tener muy claro lo que queremos hacer.

—Es muy difícil buscar nuevas prendas.

—Y más después de diez años, pero tenemos nuestros valores. También queremos abrir alguna tienda nueva, diversificar nuestros productos. A lo mejor, hacer cosas de hogar también.

—¿En qué te inspiras tú a la hora de crear tus diseños?

—En Bimani hacemos prendas muy del día a día, muy de las mujeres actuales y que me rodean. Entonces, lo que más me inspira es el día a día, lo que a mí me apetece ponerme y cómo voy creciendo. De repente, necesito otros estilos, aunque tampoco me olvido de esa Laura de hace diez años, cuando empezamos.

—¿Ha cambiado tu visión después de casarte?

—Un poco, eh. Yo pensaba que no, pero sí que me veo… Al final, un poco más adulta. Y luego, te atreves a hacer cosas más elegantes o, quizá, más enfocadas a una mujer un poco más mayor, pero sin perder la esencia de Bimani, que no deja de ser joven y colorida.

Laura Corsini©Javier Alonso Asensio

Más sobre