Pudimos verlos juntos, por fin, en la novillada pre-Goyesca

Los encuentros y desencuentros de Francisco y Cayetano Rivera

Parecía un tándem indestructible y, sin embargo, han pasado casi dos años para que se les fotografiaba uno al lado del otro. Analizamos qué les ha ocurrido durante este tiempo

Francisco Rivera y Cayetano Rivera

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Una relación fraternal no significa necesariamente que tenga que ser buena. De hecho, los conflictos entre hermanos son “el pan nuestro de cada día”. Y desde el principio de los tiempos. O sea, Caín y Abel. De hecho, el material del que están hechos los vínculos que nos unen con los otros hijos de nuestros padres están, a veces, tan enmarañados y son tan complejos, pasionales y atractivos que literaria o cinematográficamente son un filón para los amantes del melodrama… O el crimen. Que ahí tenemos a las hermanas Hudson de Quién teme a Baby Jane?; o a los gemelos con el rostro de Jeremy Irons de Inseparables; a Hannah y sus hermanas, de Allen, que tela marinera… O a los niños Trapp de Sonrisas y lágrimas, que no todo tiene que ser malo siempre...

Francisco Rivera y Cayetano Rivera©GTres
Los hermanos Rivera cuando fotografiarlos juntos no era noticia.

En el caso de los hermanos que nos ocupa, todo apuntaba a que lo suyo era más parecido a la vida de los alumnos de Julie Andrews. Que los lazos que los unían estaban trabados con metal y hormigón, pero… No. Fran y Cayetano Rivera, pese a sus diferencias de carácter –fuerte en ambos, eso sí- y a su legión de fans -que como con los adictos de los refrescos carbonatados de Cola, se dividen entre los amantes a la Coca y los que se decantan por la Pepsi-, se aventuraban como un tándem indestructible. Las muertes trágicas de sus padres, las estirpes (Ordóñez, Dominguín, Rivera…), la soledad… les habían soldado contra viento y marea. Ambos eran algo así como un transatlántico que sorteaba icebergs (Isabel Pantoja, por ejemplo). Y, a veces, que recogía náufragos. Porque, sí que es cierto que, con sus otros dos hermanos, Kiko y Julián, las cosas no eran tan -digámoslo de una manera suave- fáciles. Y con su primo Canales Rivera, pues tampoco. Luego las abordaremos, pero adelantamos que, en ocasiones, en vez de “recogerlos” con flotador y agua fresca, estos náufragos se escondían como polizones. Y por la popa. O la puerta de atrás. Con y gracias a un más conciliador Cayetano y, a regañadientes o haciendo la vista gorda, por un Fran siempre más duro de pelar en los enfados y en el trato.

Las fotos del encuentro

Esta semana nos desayunábamos con unas imágenes en nuestra revista en las que volvían a aparecer juntos. Era noticia. Sí. Porque en ese verbo, “volver”, se supone que hacía mucho que a unos hermanos tan, presumiblemente unidos, no se les veía juntos ni compartir espacio ni aire en acto público o privado. Dos años, de hecho. Había que retrotraerse a la “ficción” de un plató de televisión para ver un encuentro entre los hijos mayores de Carmina Ordóñez y Paquirri. Primero fue a pantalla partida. Después, con una entrevista personal. En Espejo público, con Susanna Grisso como hacedora en la primera ocasión en pleno confinamiento, y después, con un Fran con espacio propio dentro del mismo programa de A3. Que ya es historia porque, con el comienzo de la temporada y por sus “pinitos” -tal vez- en Déjate Querer en la pantalla “enemiga” de la competencia, en la tele de San Sebastián de los Reyes han decidido prescindir de él. Y es paradójica la cosa porque el que había estudiado Communications era Cayetano, el entrevistado, y no Fran, el entrevistador.

HOLA 4076 La Goyesca©Gtres

Y dos años después, se les fotografiaba. Amigables, confidentes, con humor y sonrisas. Y el espacio no podía ser otro: la Plaza de Toros de Ronda. Y en la novillada anterior al día de la Corrida Goyesca. Debía de ser así porque ese mismo Coso Taurino parecía haber sido, a todas luces, el gran motivo de la discordia. Al menos, el materialmente palpable. O visible. Y es que el nombre de Cayetano, por segundo año consecutivo –obviemos el lapso de la pandemia- volvía en 2022 a no aparecer en el Cartel de este Festival que instauró su abuelo, el gran Antonio Ordóñez, allá por 1954. Porque Fran… Fran gestiona esa Plaza desde hace más de dos décadas. Sin saber nada de nada, la extrañeza estaba servida y, solo echando un vistazo somero, la pestaña se te quedaba congelada advirtiendo que esa relación pasaba, la de los hermanos Rivera, más que por un momento frío, estaba pasando por un momento ultracongelado. Que atrás, muy atrás quedaban los tiempos en que ambos compartían albero. Aquel 2006 cuando, también en Ronda, Cayetano tomaba la alternativa de manos de su hermano Francisco. Una plaza. Y dos toreros Ordóñez.

La primera ausencia de Cayetano en el cartel de La Goyesca de Ronda

Y hasta 2019, todo había funcionado según lo esperado: bien. Pero ese año, Fran decidió “unilateralmente” adelantar la celebración de la Goyesca y sacarla de la fecha tradicional, primera semana de septiembre con la Feria de Pedro Romero en Ronda y, aunque el Consistorio manifestó su malestar, el primogénito de Paquirri argumentó que el 31 de agosto era una fecha más apropiada turísticamente hablando. El cartel entonces quedó cerrado con un mano a mano entre Morante de la Puebla y Roca Rey, pero Rey se cayó de cartel y, rápidamente fue sustituido por Pablo Aguado… Sí, sin noticias de Cayetano. Raro. Hasta que éste decidió pronunciarse y el botón rojo de “alarma” comenzó a parpadear. La pregunta de la prensa era la natural. “¿Te hubiera gustado haber sido tú el elegido?” “A mí lo que me habría gustado es formar parte del cartel original y que la Goyesca fuera dentro del ciclo de la Feria de Pedro Romero”. En una sola frase -con subordinada, vale- Cayetano mostraba una postura contraria al hermano y favorable al Ayuntamiento y un dolor personal/profesional.

Goyesca 2018 in Ronda©GettyImages
Fran Rivera con su hermano en la última corrida Goyesca en la que toreó Cayetano, en 2018

Pero esta situación volvía a repetirse en 2022 como decíamos. Y una vez ya que los espectáculos vuelven a la normalidad tras los condicionamientos Covid… Cayetano volvía a no estar en el Cartel de la Goyesca… ¡Y eso que los hermanos ya habían escenificado una reconciliación! Al menos, en laboral y públicamente y porque no era para andarse con chiquitas: se trataba de un homenaje a su tío José, Riverita. Ésa, exactamente, fue la última vez que se les fotografió. Sucedió tres meses antes de la corrida de 2019. En Zahara de los Atunes y con su primo José Antonio Canales Rivera como testigo. Por cierto, la semana pasada el primo aseguró en su programa, “Sálvame”, que su relación con Fran es casi inexistente desde la emisión de “La herencia envenenada” y que aún espera una llamada después de la grave cogida que le destrozó el saco escrotal. “E igual que digo eso también digo que yo no había llegado al hospital y Cayetano ya me había llamado tres veces”... Aha. Después abordaremos los temas familiares, pero volviendo al reencuentro de entonces. Los dos hermanos brindaron a su tío José y, aunque el gran triunfador de la tarde fue Cayetano con dos orejas y rabo, Francisco contó con su mujer Lourdes Montes y su hija Carmen en el graderío. Eva González, en cambio, prefería instragramear desde las playas de Cádiz un atardecer y un enigmático –o no- texto: “Mi lugar favorito…”.

El carácter fuerte de los Ordóñez

Pero nada era como antes. Al menos en lo profesional, la brecha seguía abierta. En julio de 2022, en el Salón de Grados de la Real Maestranza de la Caballería de Ronda, Fran Rivera mostraba al mundo los carteles de la Feria de Ronda y anunciaba la fecha de la Goyesca de este año, el 3 septiembre, y… Cayetano Rivera volvía a no aparecer por ningún lado. Toros de Jandilla-Vegahermosa para Morante de la Puebla, Juan Ortega y Roca Rey. Punto. ¿Quizás por la lesión de muñeca que mantuvo al pequeño de los hermanos en dique seco varios meses? Pues es que… Cayetano ya había regresado a los ruedos. De hecho, había reaparecido nos días antes en un festival homenaje a su familia, La Rivera, en Vejer de la Frontera junto a su primo Canales y Julio Benítez… Y su hermano Fran no asistió al evento. Mutis por el foro.

Una ausencia que ya avivaba unos resquemores que, con el anuncio de la no presencia de Cayetano en la Goyesca, prendieron como azuzados con gasolina en los medios de comunicación. Mientras, en las calles de Ronda, el comentario era mucho más flemático. “Las cosas de Francisco… Los Ordóñez tienen mucho carácter para todo. Carmen y Belén también lo tenían y discutían, pero luego tampoco podían vivir la una sin la otra. Aunque se enfaden, al final terminan haciendo las paces, ellos se entienden…”

Portadas de ¡HOLA! sobre la herencia de Paquirri y la Familia Rivera©Hola
Cayetano y Fran Rivera con su madre, Carmina Ordóñez cuando “la guerra” con Isabel Pantoja no hacía nada más que empezar.

Y así parecen confirmarlo las últimas imágenes de ambos de las que tenemos constancia. Se celebró la novillada anterior a la Goyesca y, después de los ríos turbulentos de tinta, los flashes los amansaron con las imágenes que ofrecía la grada. Cayetano acompañaba a su hermano. Ambos con sus hijos, Tana y Curro, y Cayetanito… Y Lourdes. Eva, no. Porque, no debemos olvidarlo… A Eva y a Lourdes también se les ha venido a llamar la Kate y la Megan españolas… Porque, si bien los hermanos tienen personalidades muy distintas y encontradas pero que encajan en un círculo perfecto a modo de ying y yang (Francisco, mucho más próximo a la forma de ser de los Ordóñez y los Dominguín, con más don de gentes y cómodo en la elite social; Cayetano, más en la línea de los Rivera, más tímido y reservado, pero también más tranquilo y conciliador) Lourdes y Eva González, por el contrario, parece que no se entienden.

HOLA 4076 La Goyesca©Gtres
Fran Rivera junto a su hija Tana, que acudió a la novillada junto a su novio Manu Vega

Las Kate y Meghan ‘a la española’

Como el propio Fran dijo, mantienen una relación ‘políticamente correcta’, pero, a veces, saltan chispas. No comparten amistades y, aunque las dos se han movido y mueven en el mundo de la moda, lo recorren por sendas paralelas y sin cruces. Es más, cuando Lourdes, como diseñadora, presentó su última colección en Almonte, Eva, que estaba en la pasarela, asistió al desfile de su amigo Cristo Báñez y olvidó el de su concuñada... También, la presentadora tardaría dos meses en conocer a su sobrino Curro… Eso sí, en el bautizo del niño, Eva y Lourdes se fundieron en un abrazo y se dieron un efusivo beso. Tampoco, es cierto, Fran y Lourdes habían estado en el cumpleaños de Cayetanito, claro… Bueno, cosas que pasan… En resumidas cuentas que, ambas, cuando van a Ronda, tienen que compartir en el mismo espacio ya que los dos hermanos son propietarios de la finca familiar El Recreo de San Cayetano –junto con su prima Belén, la hija de Belén Ordóñez-, donde se instalan cuando van a la ciudad malagueña. Y la convivencia genera siempre fricciones, a no ser que… no vayas.

Rivera's Brothers Bullfighting In Granada©GettyImages
Eva González y Lourdes Montes, en una de las pocas ocasiones en las que se las ha podido fotografiar a escasos centímetros. Aquí, durante una corrida en Granada

Ésta es también la finca donde Francisco contrajo matrimonio con Lourdes Montes y donde suelen celebrar la fiesta de amigos post-Goyesca. Una fiesta que este año Fran canceló sorpresivamente aunque, en esta ocasión, iba a tener lugar en el Convento de Santo Domingo. Se suspendió in extremis, cuando apenas quedaban 48 horas para su celebración. ¿Las causas? Apuntaron que falta de patrocinadores.

Sea como fuere, los satélites a los hermanos Rivera Ordóñez tampoco han ayudado a cimentar su relación que, pese a todo, parece resistir aún con las fisuras del tiempo. Más bien han dinamitado las líneas de flotación poniendo especial hincapié en el desequilibrio en los afectos con uno y con el otro siendo Fran algo así como la Bruja mala del Este y Cayetano, el Mago de Oz. El menor de los hermanos siempre mantuvo una buena relación con la familia paterna, también con su primo José Antonio, con quien ha toreado en numerosas ocasiones. Con Fran, en cambio, ha sido más oscilante. Tras el último percance del hijo de Teresa Rivera, hemos sabido que, si bien por un lado la relación es escasa. (“Los Rivera, aparte de tener muchísimos defectos, es verdad que somos un poco desgastados”, dijo en Sálvame, quizás para justificar las no llamadas de Fran). Por otro, aseguró que los rifirrafes entre ellos ya son cosa del pasado: “Las movidas nuestras quedaron solucionadas hace muchísimos años. Sí las tuvimos, pero me gusta dejar claro que quedó ahí. No me da igual lo que le ocurra. Le deseo lo mejor hoy, mañana y siempre”.

Canales Rivera HOLA 4075©GTres
Canales Rivera a la salida del hospital tras su última cogida, en la plaza de toros de Bullaque, Ciudad Real

Los hermanos ‘satélite’

Cayetano también ha sido más cercano a Kiko que Fran. De hecho, hoy por hoy, Kiko y Fran “han partido peras”. Kiko aseguró que su hermano le importa “un carajo”. Fran, que no quiere tener ni restablecer “nunca más” su relación con su hermano pequeño. E Isabel Pantoja, como siempre, en el centro de la disputa. A Fran “se le calentó la boca” tras conocer la posibilidad de la entrada en prisión de Isabel Pantoja por el presunto delito de insolvencia punible, por el que, luego, fue absuelta, pero, en el momento, soltó: “A las personas malas le pasan cosas malas, y ella se merece todo lo malo que le pase”.

Hermanos Rivera desavenencias©@cayetanorivera
Los tres hermanos Rivera cuando aún mantenían relación

 Kiko respondería muy molesto en el Deluxe en la cadena de enfrente: “Vamos a dejar a las madres tranquilas, sino vamos a tener un problema de verdad, que tu madre tampoco ha sido un ejemplo para nada y eso lo sabe todo el mundo”. Todo, cables catódicos mediante y todo sucediendo cuando los hermanos, Fran y Cayetano, decidían dar un paso atrás paralizando las acciones legales que los tienen enzarzados con la tonadillera desde siempre. No obstante, Kiko, recalcaría que, pese a su situación con Fran, Cayetano Rivera seguía siendo “un hermano mayor” y que si de algo sentía tristeza es de no haber disfrutado de él de pequeño.

Julian Contreras Jr Presents His New Book 'De Rivera A Ordonez'©GettyImages
En la presentación del primer libro de Julián Contreras Jr. Corría 2011

La relación con el cuarto de los hermanos, Julián Contreras, ya es “harina de otro costal”, pero en ésta, al menos, Cayetano y Fran condimentan de la misma manera. Entre los tres, según Julián, no queda nada. “Todo se ha diluido. No tenemos relación”.

Las nuevas imágenes de los hermanos quizá sean el resultado del fin de las desavenencias o una entente cordial o una reconciliación más de tantas entre tantas idas y venidos de dos hermanos que se quieren como hermanos, con sus acuerdos y desacuerdos. Eso solo el tiempo lo dirá.