EXCLUSIVA: La joya más especial de Chenoa con la que rindió homenaje a su abuela en el día de su boda

La cantante celebró su boda soñada el pasado 17 de junio

Chenoa HOLA 4065

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

El pasado 17 de junio, Chenoa hacía por fin realidad su sueño: celebrar su boda con Miguel Sánchez Encinas. Dos años después de que la pareja decidiera aplazar su enlace a causa de la pandemia, la popular cantante y el prestigioso médico se daban el ‘sí quiero’ ante sus familiares y un reducido grupo de amigos, con quienes festejaron el ‘triunfo’ de su amor en una ceremonia íntima y privada, de la que ¡HOLA! fue testigo en exclusiva. Ese día, María Laura Corradini, la mujer que se esconde tras la máscara del éxito, conquistaba a sus noventa invitados en ‘Comassema’, una de las fincas más bellas e inexpugnables de Mallorca, ubicada en el bucólico y agreste valle de Orient. Un lugar que, según nos contaba la novia, fue elegido por el vínculo que tiene con esta tierra: “Siento puro amor por esta isla desde que llegué de Argentina con ocho años. ¡Me dio muchas oportunidades! Siempre le estaré agradecida”.

Chenoa HOLA 4065©FRANCISCO FONTEYNE POR D. MOORE AGENCY
Chenoa HOLA 4065©FRANCISCO FONTEYNE POR D. MOORE AGENCY
Chenoa lució el día de su boda una joya muy especial, el anilllo que había pertenecido a su abuela materna, Esther, fallecida, el pasado mes de febrero, a los noventa y ocho años de edad. Como alianzas, Miguel llevó una de oro blanco y, Chenoa, una de brillantes. Las dos del diseñador de joyas, Eugenio Lumbreras

En la historica ‘possesió’, cuyos predios ya existían en el siglo XIII, la también jurado de Tu cara me suena sorprendía a todos los asistentes con su primer vestido de novia, un traje en doble crepé color tiza, de manga larga elaborada con organza de seda, escote en ‘V’, espalda abierta esculpida con cordones de cristal y una espectacular cola de casi tres metros, diseñado por Hannibal Laguna. Un diseño inspirado, según el modista, en las grandes actrices de los años 30. Los zapatos eran unas sandalias-joya de punta fina, de Magrit, con cristales de Swaroski. Como complementos, la artista optó por unos pendientes de oro blanco, cuarzo y diamantes, en forma de lágrima, de Eugenio Lumbreras, así como una pulsera ‘riviere’, también de diamantes, del mismo diseñador. “Tuve el honor de conocerle y me fascinó la artesania de su trabajo y de su equipo. Son obras de arte. Los pendientes son muy discretos y la pulsera es fina y da un toque que yo quería para el segundo vestido”, nos contó.

Chenoa HOLA 4065©FRANCISCO FONTEYNE POR D. MOORE AGENCY
La artista optó por unos pendientes de oro blanco, cuarzo y diamantes, en forma de lágrima.

Como alianzas, eligieron para Miguel una de oro blanco y, para ella, una de brillantes. Las dos también de Eugenio Lumbreras. Sin embargo, había otra joya muy especial. Hablamos del anilllo que había pertenecido a su abuela materna, Esther, fallecida, el pasado mes de febrero, a los noventa y ocho años de edad, y a la que estaba muy unida por su pasión por la música. Un emotivo recuerdo que repitió a la hora de entregar su ramo de flores, ya que el bouquet que llevó durante la ceremonia también tenía una destinataria especial: “Es para mi abuela, a la que llevo siempre en mi corazón. Me hubiera gustado que estuviera aquí conmigo este día”. Un precioso detalle que también tuvo con otras muy importantes en su vida, a quienes entregó también ramos de flores. Entre ellas, a su suegra, Hilaria, que “es fantástica y divertida”; a su madre, Patricia, que “ha trabajado mucho para sacarnos adelante”, y a sus cuñadas, Celia y Ania, la mujer de su hermano Sebas.

Chenoa HOLA 4065©FRANCISCO FONTEYNE POR D. MOORE AGENCY
El ‘bouquet’ que llevó durante la ceremonia también tenía una destinaria especial: “Es para mi abuela, que la llevo siempre en mi corazón. Me hubiera gustado que estuviera aquí conmigo este día”.

Por descontado, tampoco se olvidó de las hijas de su marido, Alba, a la que “amo y adoro con todo mi corazón”, y Sofía, a la que “cuido y riño, aunque sabe que la quiero mucho”, así como de sus sobrinos, Nadia y Leo, que “son como los hijos que yo no he tenido”. También recibieron los suyos Brigitte, a quien considera como una tía, y a su amiga de toda la vida, Elena, que “es la que ha organizado todo esto”.


Más sobre