Cooper Hoffman

Cooper Hoffman, hijo de Philip Seymour Hoffman, nominado a los Globos de Oro por su primer trabajo

El hijo del intérprete compite contra Leonardo DiCaprio, Andrew Garfield o Peter Dinklage

por Adrián López

Cooper Hoffman, hijo del fallecido actor Philip Seymour Hoffman, ha conseguido su primera nominación a los Globos de Oro con tan solo 18 años y con su primer trabajo. A pesar de su juventud, el actor ha convencido a la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood con su actuación en Licorice Pizza, último filme de Paul Thomas Anderson. Así, el intérprete podrá llevarse la codiciada estatuilla de la 79º edición que se celebrará este domingo, 9 de enero, en el hotel Beverly Hilton (California), pero no lo tendrá nada fácil, ya que se bate en la categoría de mejor actor de comedia o musical contra Leonardo DiCaprio (No mires arriba), Peter Dinklage (Cyrano), Andrew Garfield por (Tick, tick... Boom) o Anthony Ramos (En un barrio de Nueva York). En su debut, el hijo de Philip interpreta a un adolescente de 15 años que conoce a Alana (Alana Haim), unos años mayor que él y a la que invita a salir. A pesar de que es muy pequeño y es un chico con apariencia normal, es tan carismático y confiado que la diferencia de edad no parece ser un obstáculo, al menos al comienzo de la relación.

VER GALERÍA

Ni alfombra roja, ni presentadores, ni gala en directo... así serán los Globos de Oro más atípicos

"Me encanta la historia y disfruté mucho interpretando a Gary como personaje. Y disfruté de la relación real entre Alana y Gary. Eso es una gran parte, pero probablemente no lo habría hecho si no fuera por Paul Thomas Anderson", aseguró Cooper en la premier de la película en Los Ángeles. Y resulta que Hoffman no es el único que no había actuado antes. Para su compañera, Alana Haim (integrante de la banda de pop Haim), nominada al Globo de Oro por su actuación en esta película, también era la primera vez que se ponía frente a la cámara. Y por muy raro que parezca, esa naturalidad ha hecho que la crítica valore sus interpretaciones, que hacen que en realidad no parezcan actuaciones, algo muy valorado por los expertos.

Tras el éxito de El hilo invisible, Licorice Pizza es la novena película de Anderson y se desarrolla principalmente en el Valle de San Fernando, donde el director ha vivido la mayor parte de su vida. En las producciones Paul Thomas, las historias y viajes de sus personajes van a la par con las vivencias que ha tenido a lo largo de su vida y las tradiciones de la zona donde se ha criado. Además, el periodo donde se desarrolla el filme no es nuevo para el director, que ya ha revisado la historia de Estados Unidos, y en particular de ese estado, en varias de sus trabajos.

VER GALERÍA

Todas las películas y series nominadas a los Globos de Oro que puedes ver en casa

El título definitivo de la ficción, que inicialmente iba a llamarse Soggy Bottom, también hace referencia a la industria musical. Licorice Pizza es una antigua cadena de tiendas de discos extinta en el sur de California que tuvo su momento de gloria en los años 70, durante los que introdujo bandas como Blondi y a Patti Smith. Así, parece que Cooper Hoffman continúa con la buena relación que su padre tenía con el director, ya que el difunto actor Philip Seymour Hoffman había participado en varias de sus películas (Boogie Nights, Magnolia y The Master).

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie