Da vida a Francis en la segunda temporada de la serie ‘HIT’

Entrevistamos a la actriz Marta Larralde: recién casada, ‘runner’… y ahora piragüista

‘Es muy dificil etiquetarme’

Marta Larralde

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

“Hace veinte años mi sueño era ser actriz, trabajar en audiovisual y dije: ‘Me voy a Madrid a ver qué pasa por ahí’. También era un poco vivir la aventura, salir de casa”, nos cuenta entre risas Marta Larralde, que nos habla de su papel de Francis en la segunda temporada de HIT, la serie hito de Televisión Española, protagonizada por Daniel Grao (Hugo Ibarra), centrada en el universo educativo. La actriz viguesa se ha incorporado a este nuevo curso con una nueva tanda de jóvenes, y la acción, ahora, sucede en un instituto de Puertollano. Hablamos con ella de cómo Javier Bardem la animó a ser actriz cuando trabajaba en el equipo técnico de Los lunes al sol, de su pasión por el running, de su nueva pasión por el remo y el paddle surf, de lo mucho que está disfrutando la maternidad y la vida en pareja. Por cierto, acaba de casarse en su tierra, según ella misma ha anunciado en sus redes.

Marta Larralde©FÉLIX VALIENTE
Fue Javier Bardem quien la animó a ser actriz.

-¿Cómo ha sido tu experiencia en HIT?

-Empecé con muchos nervios, si te digo la verdad. Había visto la primera temporada y me pareció que la serie era tan buena y estaba tan bien interpretada que dices: “¡Quiero llegar a ese listón!”. Estas son las cosas, cuando te incorporas a una segunda temporada, ya hay un trabajo previo, el equipo está rodado, el actor principal tiene pillado el personaje… y tú llegas de nuevas. El proceso de casting también lo viví nerviosa, pero cuando empecé a trabajar con Joaquín y vi que nos entendíamos bien, que lo que yo le proponía le gustaba, empecé a tomar confianza, a relajarme y a disfrutar.

-No pudiste ensayar todo lo que hubieras querido.

-Daniel Grao se incorporó tarde porque estaba rodando una película, creo que le vi el día antes, en la prueba de vestuario, así que yo estaba: “¡Ay Dios mío, no hemos ensayado nada!” –ríe–. De perdidos al río. Con los chavales tuve la fortuna de poder ensayar un poquito más, por ejemplo con Son (Khoury), que interpreta a mi hijo.

RTVE New Season Presentation In Madrid©GettyImages
Marta y Daniel Grao en un evento promocional.

-¿Conocías a Daniel Grao de antes?

-Lo conocí, yo creo, hace veinte años, porque íbamos a hacer juntos una película que luego yo si rodé pero él no. Luego le seguí un poco la pista, pero no le había vuelto a encontrar. Así que también fue como un reencuentro. Y la verdad que nos entendimos muy bien. Aparte del buen humor, del buen rollo que nos traíamos, la verdad es que fue muy disfrutón todo.

-¿Ha sido un rodaje divertido?

-Sí, fue divertido, aparte de que con los chavales, la juventud, que si la música, que si bailar… Aunque luego, lo que se cuenta son cosas bastante dramáticas y duras, pero sí había una relajación y unas ganas de contar las historias y mucha implicación. Fue un gusto, también como actriz poder decir: “Bueno, ¿yo qué quiero contar? ¿Cuál puede ser mi granito de arena para contar esta historia?”. La verdad es que fue una gozada trabajar así con los guiones de Oristrell.

Marta Larralde©FÉLIX VALIENTE
Marta junto a los actores de reparto de ‘HIT’.

-¿Cómo es tu personaje y en qué te pareces a ella?

-Mi personaje, Francis, es una mujer natural de Puertollano. Sincera, trabajadora, independiente, centrada en salir adelante. Tiene sus problemas económicos, está sola y tiene que sacar un hijo adelante. Y de repente se encuentra que su hijo se le ha escapado un poco de las manos, que está cambiando, le quiere ayudar y no sabe cómo, y de repente el chico tiene una adicción, está enganchado a las pantallas y esa es la cruz de Francis.

-Lleva un bus, ¿habías conducido muchos autobuses en tu vida?

-(Ríe) ¡No! es verdad que me gusta conducir, tengo coche desde que cumplí dieciocho, con mi primer sueldo de actriz me compré un coche y me saqué el carnet, que quede aquí claro (ríe de nuevo), y siempre me ha gustado conducir, nunca he tenido un accidente, toco madera, me considero muy buena conductora, con todos mis puntos y todo, pero no, un autobús no… La verdad es que le tenía bastante respeto, recuerdo que le decía a mi repre: “¿Cuándo me van a llevar a una autoescuela?”. Pero al final no fui tampoco, vino la persona encargada del autobús y me dio unas clases. No era fácil manejar las marchas, lo tengo que decir, porque el autobús es precioso, pero es de los años setenta (ríe), un poquito vintage ya. Estuve buscando imágenes para inspirarme y había unas en las que la chica llevaba un guante, y dije: “Mira, qué bonito, pues yo voy a llevar un guante”. Y luego me di cuenta de que es que tenía que llevar el guante, porque no veas los golpes que había que meter a esa palanca de cambios. Al principio me costó un poco pero enseguida le cogí el tranquillo. Luego la gente del equipo me animaba mucho, que si se me deba muy bien, que si era conductora, que si lo había hecho más veces, y ya me vine arriba –ríe otra vez–. ¡Espera que si esto de actriz no me sale, que es un profesión muy incierta, pues quién sabe si el día de mañana me puedo dedicar a la conducción!

Marta Larralde©FÉLIX VALIENTE
En ‘HIT’, Marta da vida a Francis, una mujer de Puertollano.

-Hablamos de lo incierto de la profesión… Viniste a Madrid hace veinte años. ¿Mereció la pena?

-Sí, claro que sí. Al contrario que Francis, mi personaje, que quiere quedarse en Puertollano, hace veinte años mi sueño era ser actriz, trabajar en audiovisual y dije: “Me voy a Madrid a ver qué pasa por ahí”. Se trataba también un poco de salir de casa y vivir la aventura. Había hecho una película como actriz, tenía un dinerito ahorrado con el que me saqué el carné de conducir y me compré un coche, y creí que era el momento. Así que vine a buscarme la vida, y de momento aquí sigo, muy contenta. Madrid es una ciudad muy abierta donde hay mucha gente de fuera y te sientes como en casa. Aunque eso sí, estoy muy ligada a mi Galicia, soy y me siento gallega y siempre que puedo voy a ver a mis padres, a mis hermanos y a mis amigas. Y cuando me sale un trabajo allí, soy feliz, me encanta.

-Estudiaste imagen y sonido. 

-Sí, estudié Imagen y Sonido.

-¿Es cierto que fuiste auxiliar en el rodaje de Los lunes al sol?

-Sí, correcto. Cuando acabé Imagen y Sonido, hice prácticas en Televisión de Galicia, y cuando terminé mis prácticas en septiembre, me incorporé al rodaje. Me acuerdo que escribí una carta a mano, como las de antes, no email, al productor, Elías Querejeta, que en paz descanse, y otra al jefe de producción, del que había descubierto su nombre. No sé ni cómo me enteré de esas cosas. Les decía: “Por favor, soy de Vigo… Me encantaría… Acabo de terminar…”, y me llamaron para una entrevista en Vigo y me dieron el trabajo.

RTVE New Season Presentation In Madrid©GettyImages
El equipo de ‘HIT’ durante un evento promocional.

-¿Y es verdad que estando allí Javier Bardem te animó a seguir tus sueños de ser actriz?

-Sí, claro. Conocía a Luis Tosar de antes porque yo había hecho una peli como actriz, que se llamaba Lena y él trabajó en ella. Y lo típico que hablas y Javier lo escucharía, no lo sé. Pero sí tengo el recuerdo de que le dejé la película y él me animó. Me dijo: “Tienes que ir a Corazza a formarte”. En ese momento no tenía muy claro qué hacer con mi vida, si quería seguir en el equipo técnico o dedicarme a la actuación. Y él me animó mucho, que era una profesión hermosa, que tenía que intentarlo... y bueno, en ese momento no fui a Corazza, tardé como siete años en ir –ríe–, pero finalmente fui. Y así sigo, trabajando y formándome. Ahora mismo estoy haciendo un curso con Claudio Tolcachir, que es otro director que admiro mucho.

-Otra sorpresa tuya, Marta. Formaste parte del club de atletismo del Celta de Vigo. ¿Has seguido corriendo?

-Sí, hasta hace poco. Paré en el confinamiento, como es normal, todos paramos. Y ya no volví a correr, no sé, de repente no me apeteció. Ahora hago remo y paddle surf, estoy en el club Alberche, entrenamos en la Casa de Campo. Hago también mucho yoga. A mí me gustaba mucho participar en las carreras populares… Con esto de que todo paró, bueno, las carreras están volviendo pero había que correr con mascarilla… pues no me apeteció. A día de hoy no he vuelto a entrenar, pero volveré, porque siempre me ha gustado, desde pequeña, y he tenido épocas de correr y otras de no correr. Vengo, eso sí, de una época de correr mucho, he hecho medias maratones, diez kilómetros, las populares de Madrid me las he hecho todas, pero como te digo, desde la pandemia no he vuelto a entrenar como antes. De momento, como estoy remando y veo que a mi cuerpo le está viniendo muy bien, estoy trabajando mucho el tren superior. Y me gusta también, de repente tengo más hombro, más brazo, me siento como muy dura (ríe).

Marta Larralde©FÉLIX VALIENTE
“No era fácil manejar las marchas, lo tengo que decir, porque el autobús es precioso, pero es de los años setenta, un poquito vintage ya”, señala entre risas.

-Así que has encontrado otros deportes que también te gustan. 

-Sí, practicarlos me sienta bien y también me gusta cómo me desarrollan a nivel físico. Porque es verdad que el deporte es muy bueno para la mente pero también gusta estar fuerte ¿no? Yo tengo esa necesidad, cuando dejo de hacer deporte me siento como blanda y a mí me gusta estar como “dureta”, me gusta sentir el músculo prieto, terso… (ríe).

-¿Cómo te ves a ti misma?

-¿Cómo me veo a mí misma? Difícilmente etiquetable –ríe–. Lo que sí noto ahora es que estoy muy en el momento, ya me preocupo menos por el futuro, que si voy a tener más trabajo, qué va a ser de mí… Estoy como más tranquila con la vida. Yo voy a poner todo mi amor, todo lo que está en mi mano para hacer las cosas y si la vida me lo trae, pues bien, y si no me lo trae, pues ya me traerá otra cosa. Estoy menos peleada con las cosas, con los deseos… ¿Sabes?

-Eso es el paso del tiempo, la madurez, ¿no crees?

-Supongo que la madurez, sí. Pero, por otro lado, también estoy disfrutando mucho de la vida, del amor en pareja, también como madre. Tengo la fortuna de tener tiempo para compartir con mi hijo y lo que es educar, que es un mundo. De eso trata HIT también, de la educación. La verdad que es difícil, porque no tenemos aquí un libro de instrucciones, cada hijo es un mundo y no hay una receta para todos; es una aventura también y estoy disfrutando mucho este viaje. Muy contenta con todo. Hay momentos malos en la vida, por supuesto. Todos tenemos bajones y cosas pero por eso digo, estoy como más tranquila, como más en paz, como buscando ese equilibrio, sí.

"El Buen Patron" Madrid Premiere©GettyImages
“Tengo arranque, tengo energía, eso es verdad, pero no me considero tampoco nerviosa”, dice la actriz.

-Pareces ser una persona de puro nervio, que se dice. 

-Puro nervio no, pero soy impetuosa, soy un poco fuego. Tengo arranque, tengo energía, eso es verdad, pero no me considero tampoco nerviosa. Yo puedo estar tranquila también, pero es verdad que tengo un ímpetu. Por un lado soy muy “p’adelante” (ríe), pero por otro lado soy muy tímida a veces. Por eso te digo, cuesta definirme (ríe).


Más sobre