La familia española que ha ganado más de siete millones de euros por las pulseras de María Antonieta

Ha sido el precio que la familia Borbón-Dos Sicilias ha ganado en la histórica subasta celebrada esta semana en Ginebra tras poner a la venta una de las piezas más icónicas de la monarca

Cuadro de la reina María Antonieta, retratada por Ducreux.

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

El pasado martes nueve de noviembre, en el hotel Four Seasons des Bergues, en Ginebra, tuvo lugar una subasta histórica. Christie’s puso a la venta dos brazaletes de 112 diamantes que pertenecieron a la reina María Antonieta. La subasta rompió todas las previsiones. Aunque las piezas estaban valoradas entre dos y cuatro millones de euros, su precio final fue de más de siete millones de euros -7.074.488 euros para ser exactos-. Una cantidad que ha ido a parar a las arcas de una conocida familia española, sus anteriores propietarios.

Cuadro de la reina María Antonieta, retratada por Ducreux.©GettyImages
Cuadro de la reina María Antonieta, retratada por Ducreux.

Se trata de los descendientes de la princesa Alicia de Borbón-Parma, fallecida en 2017 a los 99 años. La también infanta de España y duquesa de Calabria se casó en 1936 con el infante Alfonso de Borbón-Dos Sicilias y Borbón, sobrino de Alfonso XIII y hermano de doña Mercedes, condesa de Barcelona y madre del rey Juan Carlos. A principios del siglo XX, el infante fue brevemente el heredero de la corona española. Si su tío, Alfonso XIII, no hubiera tenido descendencia, la princesa Alicia podría haber sido reina de España. El matrimonio tuvo tres hijos: Teresa, Carlos e Inés de Borbón-Dos Sicilias. Hoy solo viven dos de ellas quienes, junto a los hijos de Carlos, duque de Calabria fallecido en 2015, han custodiado hasta ahora las joyas de la malograda monarca francesa.

Imagen de las dos pulseras que se han subastado por más de siete millones de euros.©CHRISTIE'S
Imagen de las dos pulseras que se han subastado por más de siete millones de euros.

Pero, ¿cómo llegaron esos tesoros hasta nuestro país? La esposa de Luis XVI de Francia adquirió ambos brazaletes en 1776, dos años antes de convertirse en reina consorte de Francia. Según la casa de subastas, los compró al prestigioso joyero Charles-Auguste Boehmer y pagó 250.000 libras (casi 300.000 euros), una gran suma para ese momento. Desde entonces, la reina y su corte hicieron un gusto ostentoso por el lujo y despilfarraron grandes cantidades de dinero. Una de las razones que, en 1793, tras el triunfo de la Revolución, provocaron que, a sus solos treinta y seis años, fuera guillotinada en la Plaza de la Concordia de París.

Sin embargo, dos años antes de morir, María Antonieta fue precavida y mandó a Viena algunas de sus joyas más especiales al conde de Mercy-Argenteau, su confidente. Tras su desaparición, las piezas fueron entregadas a su única hija y superviviente, María Teresa de Francia, conocida como Madame Royale, quien, tras una infancia privilegiada en el Palacio de Versalles, se tuvo que enfrentar a la inesperada tragedia de ver las vidas de sus padres, su hermano y su tía, Isabel, uno de sus grandes apoyos, sesgadas en la guillotina. Madame Royale se casó con su primo, Luis Antonio de Artois, duque de Angulema. En 1814, tras un doloroso exilio, regresó a Francia. Sin embargo, en 1830 una nueva revolución la obligó a dejar su país por segunda vez. En esta ocasión fue para siempre. Murió en Viena en 1851 y legó estos brazaletes que se han subastado esta semana a su sobrina, la duquesa de Parma.

Madame Royale, hija de María Antonieta, retratada con las pulseras de su madre por Antoine-Jean Gros.©CHRISTIE’S
Madame Royale, hija de María Antonieta, retratada con las pulseras de su madre por Antoine-Jean Gros.

El matrimonio no tuvo hijos, pero adoptó a su sobrina Luisa de Artois, quien se casaría con Carlos III de Parma. Así fue como las joyas fueron pasando de generación en generación hasta llegar a manos de Elías de Borbón-Parma, nieto de Luisa de Artois. Este, duque de Parma, tuvo ocho hijos con la Archiduquesa María Ana de Austria. Siete de ellos murieron solteros y sin sucesión. Solo una de ellas, la princesa Alicia de Borbón-Parma vivió. Al casarse con un infante español e instalarse a vivir en su finca de La Toledana, en Ciudad Real, las joyas encontraron su sitio en nuestro país.

La infanta Alicia de Borbón-Parma, con su nieto, Rodrigo Moreno de Borbón.©GTres
La infanta Alicia de Borbón-Parma, con su nieto, Rodrigo Moreno de Borbón, en una de sus últimas imágenes.

No es la primera vez que la familia Borbón-Dos Sicilias subasta piezas de la icónica reina francesa. Ya en 2018 se vendieron, entre algunas pertenencias, un colgante de perla natural de gran tamaño llamada ‘la perla de María Antonieta’. Aunque inicialmente estaba valorada entre 860.000 y 1.700.000 euros, finalmente fue subastada por la friolera de 32 millones de euros. La multimillonaria austríaca Heidi Goëss-Horten, la cuarta fortuna del país alpino y viuda del empresario alemán Helmut Horten, propietario de la famosa cadena de almacenes Horten AG, se hizo con ella. Una cantidad que ahora se suma a los más de siete millones conseguidos en la histórica subasta de las joyas de María Antonieta que hasta hace unas semanas eran custodiadas en nuestro país.


Más sobre