Se ha operado dos veces en menos de un año

Fernando Verdasco hace balance de su año más difícil: 'Ahora tengo una familia, nuevas responsabilidades'

El tenista está intentando recuperar su lugar en el ranking mundial de tenis con el apoyo de su mujer, Ana Boyer, y sus hijos

Por Marina Ortiz Cortés

A medida que pasan los años, la carrera de un deportista se va volviendo cada vez más exigente. Fernando Verdasco lo sabe, pero no está dispuesto a renunciar a la carrera de la que aún puede disfrutar, con la siempre presente compañía de Ana Boyer y su familia, que le acompañan por todo el mundo de torneo en torneo. Por suerte, el último destino al que se han desplazado ha estado más cerca de casa de lo habitual, porque han estado en el Tenerife Challenger, que se celebra en la Abama Tennis Academy hasta el próximo domingo 17 de noviembre. Allí se ha encontrado con Feliciano López, con quien coincide en muchas ocasiones, y han aprovechado para celebrar una cita doble con Ana Boyer y Sandra Gago, a juzgar por los platos que han disfrutado y compartido con sus seguidores. 

El divertido plan que más le gusta Miguel, hijo de Ana Boyer

VER GALERÍA

A su llegada a Tenerife, Fernando ha respondido a las preguntas de los periodistas, que después de un entrenamiento con David Marrero. "Estoy intentando recuperar la forma tras un periodo complicado", ha comentado, haciendo referencia a las dos operaciones a las que se ha sometido en menos de un año, y la influencia que el parón de la pandemia ha tenido en todos los deportistas. "El tenis sigue siendo mi vida. Ahora tengo una familia, nuevas responsabilidades, pero aceptando los cambios dentro y fuera de la pista nunca dejaré de luchar", ha asegurado el deportista, que actualmente se encuentra en el puesto 165 del ranking de la ATP. 

Ana Boyer, orgullosa por el nuevo rumbo profesional de Fernando Verdasco

Fernando Verdasco asegura haber cumplido muchos de los sueños que tenía de niño, como "jugar los Slams y la Copa Davis", y ahora ha empezado una nueva etapa de su carrera en la que además de trabajar en las pistas también tiene oportunidades fuera, al convertirse en el nuevo director de las Finales de la Copa Davis. Además de su faceta como padre junto a Ana Boyer, con sus hijos Miguel y Mateo, que tiene la suerte de que están siempre con él, y que se adaptan a su rutina. De hecho, su mujer también se mantiene activa y practica deporte sin importar la estación, tal y como ella misma revelaba recientemente a sus seguidores: "Cada día intento sacar un hueco para cuidarme, ya sea haciendo algo de ejercicio, practicando yoga o, como mínimo, dedicándome unos minutos de relajación", unos momentos para ella que le "ayudan a llevar una vida saludable y a prevenir enfermedades".

VER GALERÍA

- Exclusiva: Isabel Preysler, a corazón abierto

La familia no solo viaja, porque hace solo unos días estuvieron pasando el puente de Todos los Santos en casa de Isabel Preysler en Madrid, donde el pequeño Miguel demostró sus habilidades como limpiacoches. En un excepcional reportaje de ¡HOLA! con motivo de su 70 cumpleaños, la abuela de los dos hijos de Ana y Fernando decía que los niños llenan cada rincón de la casa de alegría y es un regalo poder pasar tanto tiempo con ellos. "Mateo es una preciosidad de niño y muy bueno. Miguel es también muy bueno de sentimientos, pero ha llegado antes de tiempo a los terrible two y no para ni un minuto quieto. No tiene celos de su hermano porque, como todavía es muy pequeño y él tiene toda la atención, pues, de momento, está encantado con el bebé. A él le gusta mucho su hermano. Le quiere dar el biberón, le da besos…", explicaba orgullosa.

Loading the player...

Ana Boyer y Verdasco disfrutan de sus vacaciones en la playa mientras el pequeño Miguel busca cangrejos