maria-teresa-gtres1

María Teresa Campos se despide emocionada de la casa donde está 'el esfuerzo de toda una vida'

La presentadora dice adiós a su fabulosa mansión en Las Rozas para irse a vivir a un ático en Aravaca cerca de su hija Terelu Campos

por Europa Press

María Teresa Campos ha dicho adiós al que fue su hogar durante los últimos quince años. La presentadora abandonaba la mansión de la urbanización Molino de la Hoz, en la localidad madrileña de Las Rozas, con sentimientos encontrados. Por un lado se despide de la casa en la que fue muy feliz por los buenos momentos vividos junto a sus hijas, Terelu y Carmen Borrego, y sus nietos Alejandra Rubio, Carmen y José María, pero por otro deja atrás los recuerdos de su relación con Edmundo Arrocet "En esta casa está el esfuerzo de toda mi vida. Yo como no he servido para los negocios, ni me han gustado, lo invertí en esta casa", señala con cierta pena y emoción, aunque con la ilusión de irse a vivir al lado de su hija Terelu Campos.

La mansión de María Teresa Campos en Molino de la Hoz, habitación por habitación

- Separada recientemente y madre de dos niñas de 5 y 3 años, así es Patricia Pardo, la sustituta de Ana Rosa

Loading the player...

VER GALERÍA

"Me voy a un piso normal que es lo lógico para este momento de mi vida. Me voy a un piso que está muy cerca de Terelu", señala la comunicadora que ha alquilado un ático-duplex de 250 metros y una terraza de 140 en una exclusiva urbanización de Aravaca muy próxima a la de su hija. La madre de Terelu asegura encontrarse bien de salud y ha querido mandar otro mensaje de ánimo a Ana Rosa Quintana: "Yo estoy bien, no me puedo quejar viendo todas las cosas que se ven. Estoy bien, tengo salud, tengo mis achaques lógicos, tengo artrosis en el cuello, pero por lo demás no me puedo quejar y desde aquí le mando hoy de nuevo un beso muy grande a Ana Rosa y decirle que todo va a pasar rápido". Al preguntarle cuál será su siguiente deseo, la comunicadora lo tiene claro y pide trabajo en televisión o en la radio: "Pues como yo soy una persona que he hecho televisión y radio toda la vida pues que a lo mejor se les ha olvidado... que lo recuerden", asegura.

Carmen Borrego, junto a su marido, José Carlos Bernal, ha estado supervisando la mudanza de María Teresa y ha destacado los buenos momentos que han vivido en la mansión de su madre: "Esta casa para nosotros ha sido la casa familiar. Yo he vivido aquí con mis hijos de pequeños y evidentemente da pena, pero bueno, la vida es avanzar y tampoco vamos a llorar por una casa. Es decir, estábamos deseando venderla y ya está vendida. Ahora no nos vamos a poner a llorar, pero el recuerdo siempre va a quedar".

VER GALERÍA

La hija de María Teresa Campos asegura que para la presentadora no va a ser fácil: "Yo conozco a mi madre y lo sé.  Yo creo mi madre lo va a pasar mal, espero que lo pase lo menos mal posible, pero estoy convencida que cuanto antes le montemos su casa y esté cómoda va a estar contenta, va a ir en función de eso. Lógicamente para mi madre dejar su casa, que es el esfuerzo de toda su vida, es algo difícil". La colaboradora de Sálvame  en pleno lío de cajas y mudanza de enseres le pidió a su madre que fuese de allí porque lógicamente "está nerviosa, puede coger frío, hay mucha gente y hay que seguir teniendo cuidado con el covid y yo creo que mi madre no debe estar aquí.  La periodista malagueña se trasladó a la casa de Terelu, donde pasará los próximos días mientras sus hijas ultiman la mudanza de sus muebles y objetos personales al ático en el que vivirá.

--Carmen Borrego estalla tras las críticas de Terelu Campos y Alejandra Rubio

En cuanto a lo feliz que se ha mostrado la matriarca de las Campos por irse a vivir cerca de Terelu, Carmen explica: "Está cerca de Terelu y de mí, porque al final vivimos todos por esta zona. En mi caso está a diez minutos, pero bueno, ella quería irse a casa de Terelu porque es una zona nueva. Majadahonda es una zona estupenda, pero hay casa más antiguas y ella quería una casa nueva, la quería cerca de Terelu y la ha conseguido. Ahora el problema es adaptar la casa y adaptar sus cosas ahí. Una vez que tenga la casa montada va a estar contenta porque una casa tan grande para una sola persona, es muy frío, y se te cae la casa encima. Entonces es el dolor de dejar su casa, pero yo creo que cuando lo tenga allí todo montado va a estar súper contenta y eso es lo que queremos mi hermana y yo sin lugar a dudas".

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie