Bill Clinton

Comunicado del centro médico donde le han tratado

Bill Clinton recibe el alta hospitalaria tras cinco días ingresado por una infección

El expresidente norteamericano, que esta semana era arropado por su mujer Hillary, se ha recuperado satisfactoriamente

por Martín Gálvez Piqueras

Bill Clinton ha recibido este domingo el alta hospitalaria después de permanecer cinco días ingresado por un problema en el tracto urinario que derivó en una infección de sangre conocida como sepsis. En un comunicado emitido por el centro médico Irvine de la Universidad de California, informan que el expresidente de Estados Unidos se ha recuperado satisfactoriamente una vez "se han normalizado" tanto la fiebre que padecía como el "análisis de glóbulos blancos". De esta forma, según añade la nota que ha compartido públicamente su portavoz, Ángel Ureña, el político demócrata "podrá volver a su casa de Nueva York para terminar con su tratamiento de antibióticos". Por último, los doctores expresan el "honor" que ha sido para ellos cuidar a Bill Clinton, asegurando que "continuarán supervisando sus progresos".

Chelsea Clinton abandona el hospital tras dar a luz a su tercer hijo

VER GALERÍA

Son palabras del Dr. Alpesh N. Amin, presidente y director ejecutivo de Medicina Hospitalaria del UC Irvine Health, quien ha estado en todo momento al mando del equipo de profesionales que estaban pendientes de exmandatario de 75 años. En este sentido, señalan que Clinton ha permanecido en la unidad de cuidados intensivos por motivos de "seguridad y privacidad". El pasado jueves por la noche, Hillary Clinton visitó a su marido mientras estaba ingresado, unas imágenes que eran captadas por los fotógrafos a su salida del hospital. Durante su estancia en el centro al que llegaba el pasado martes, Bill ha experimentado "excelentes avances" tras recibir antibióticos por vía intravenosa, por lo que todo quedó felizmente en un susto. El que fuera inquilino de la Casa Blanca de 1993 a 2001 ha gozado estos días de un buen estado de ánimo y su deseo era "regresar a su hogar lo más pronto que fuera posible".

VER GALERÍA

Ha pasado las horas "acompañado de su familia, poniéndose al día de las vidas de sus amigos y viendo fútbol americano universitario" por televisión, explicaba el portavoz. La hospitalización de Clinton encendió las alarmas sobre su estado de salud, ya que había sufrido varios problemas cardíacos en el pasado. En 2004, se sometió a un bypass cuádruple y en 2010 a otra cirugía cardiovascular, pero los médicos explicaron a la CNN que su situación actual no tenía nada que ver con problemas de corazón. Bill Clinton reside en Nueva York, pero el martes viajó a California para participar en un evento privado con su esposa. Una vez allí, comenzó a sentir náuseas y mareos, por lo que acudió al hospital y fue ingresado ese mismo día. El actual presidente estadounidense, Joe Biden, telefoneaba este viernes a Clinton para desearle una "rápida recuperación", según informó la Casa Blanca.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie