María Adánez nos presenta a su hijo, Claudio, y nos abre las puertas de su nueva casa

La actriz y su pareja, el neurólogo Ignacio Hernández Medrano, se convirtieron en padres en mayo

HOLA4029. María Adánez.

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Desde hace cinco meses, María Adánez interpreta el papel de su vida: el de madre. La actriz y el neurólogo Ignacio Hernández Medrano dieron la bienvenida a su primer hijo, Claudio, el pasado 18 de mayo. El pequeño ha revolucionado el mundo de esta pareja, que incluso decidió cambiarse de casa para recibir al nuevo miembro de la familia. “Espiritualmente, había que dejar lo viejo para darle la bienvenida a lo nuevo”, asegura la protagonista de La que se avecina, que, tras confiar en Banak Importa para la decoración, nos recibe junto a su bebé en su nuevo hogar, de estilo natural con toques eclécticos.

Portada HOLA 4029©Hola

—María, todo son cambios en tu vida: maternidad, nueva casa… ¿Cómo describes tu momento actual?

–Casa nueva, vida nueva. Quizá, nunca haya estado en un momento de cambio, aprendizaje y felicidad tan grande.

—¿Cómo está siendo la experiencia de ser madre?

—Agotadora, divertida, emocionante, llena de dudas, de miedos. Voy aprendiendo a medida que voy conociendo a mi hijo y él a mí. Por primera vez, siento el amor incondicional.

“La experiencia de ser madre está siendo agotadora, divertida, emocionante, llena de dudas, de miedos. Voy aprendiendo a medida que voy conociendo a mi hijo y él a mí”

—¿Era algo con lo que siempre habías soñado?

—Sí, siempre he querido ser madre.

—¿Y te lo imaginabas así?

—¡Qué va! Por mucho que te lo cuenten o lo leas en los libros, hay que vivirlo para saberlo. La vida da un giro radical y, después de un embarazo, cuerpo y mente ya no vuelven a ser los mismos. Automáticamente, después de dar a luz, ya no eres la misma persona.

HOLA4029. María Adánez.©Andrea Savini
A la izquierda, madre e hijo en el dormitorio de la actriz, cuya pared decora un cuadro de Javier de Juan, en blanco y negro, y donde están sus piezas favoritas de la casa: “Las mesitas y la cómoda de Banak Importa. La madera es un material que me apasiona y, en estos muebles, el color grisáceo resalta tanto su diseño depurado trabajado a mano, como la textura de la madera natural”.

—¿Qué pensaste cuándo tuviste a Claudio en brazos por primera vez?

—Pensé que era muy pequeño y que qué faena sacarle de la tripita de su madre.

—¿Qué está siendo, de momento, lo más bonito?

—Ver crecer a mi hijo y los gestos, movimientos y risas que nos va regalando.

—¿Y qué es lo que peor llevas?

—¡Dormir menos!

—¿Esperar a ser madre hasta los cuarenta y cinco ha sido por elección o porque no habías encontrado a la persona adecuada hasta ahora?

—A lo largo de mi vida, he aprendido que uno puede tener planes, pero la vida tiene los suyos propios para ti.

“Por primera vez siento el amor incondicional”, nos comenta María, que ha cumplido su sueño de ser madre, con cuarenta y cinco años

—¿Ya empiezas a imaginar cómo será Claudio cuando crezca?

—Sí, es inevitable. Aunque la maternidad te lleva al día a día y a no poner la mente en el futuro. No quiero que crezca y quiero que los días pasen lentos…

—¿Te gustaría que fuera médico, como su padre?

—Quiero que sea libre, que elija lo que desee o le haga feliz y no se vea condicionado por la realidad de sus padres.

—Recientemente, compartiste con tus seguidores la noticia de que tu pareja, Nacho, ha sido elegido por Forbesuno de los cien españoles más creativos. Qué orgullo, ¿no?

—¡Mucho! ¡Nacho es un luchador optimista e incansable!

HOLA4029. María Adánez.©Andrea Savini
HOLA4029. María Adánez.©Andrea Savini
Arriba, María con su hijo, Claudio, de cinco meses. Sobre estas líneas, el dormitorio de Claudio, con muebles acabados en blanco y textiles en color teja.

—¿Como padre también te sientes orgullosa de él?

—No hay nadie mejor dándole el biberón a mi hijo y quitándole los gases. Me siento muy orgullosa de él. Es un gran padre.

—Siendo de mundos tan diferentes, ¿cómo os conocisteis?

—Gracias a Julia Higueras, directora de la revista Anoche tuve un sueño. Premiaban a mi chico al mejor proyecto de ciencia ese año y yo le entregué el galardón.

—¿Qué os impulsó a mudaros de casa?

—La llegada de Claudio fue decisiva para darle un nuevo hogar. Espiritualmente, había que dejar lo viejo para darle la bienvenida a lo nuevo.

“Por mucho que te lo cuenten o lo leas en los libros, hay que vivirlo para saberlo. La vida da un giro radical y, después de un embarazo, cuerpo y mente ya no vuelven a ser los mismos. Automáticamente, después de dar a luz ya no eres la misma persona”

—¿Esta casa es un sueño cumplido?

—Es una maravilla, llena de luz y confort. Es una casa isla. Me cautivó su luz, su patio exterior y su comodidad.

—¿Te has encargado tú de la decoración o has contado con la ayuda de algún equipo profesional?

—El equipo de decoradoras e interioristas de Banak Importa llevó a cabo el proyecto de decoración integral. Nos lo pusieron muy fácil. Antes de decidirnos, pudimos ver cómo quedaría nuestro hogar totalmente decorado en realidad 3D. ¡Una pasada! Han logrado integrar nuestros recuerdos y nuestras piezas de autor, como cuadros y esculturas, con el resto de la decoración, dándole siempre la ubicación perfecta. Estamos muy felices, el resultado es un hogar funcional y acogedor. Con su ayuda, hemos materializado el hogar de nuestros sueños, ¡el espacio idóneo donde ver crecer a Claudio y a nuestros gatos!

HOLA4029. María Adánez.©Andrea Savini
El salón de la casa de María está dividido en dos zonas, una presidida por dos estanterías verticales ‘Vianca’, “con todos nuestros libros”, dice la actriz, que, al igual que Ignacio, su pareja, es una apasionada de la lectura. “Junto a las dos butacas forman un espacio con vistas al jardín donde me encanta disfrutar siempre que puedo de un buen libro”.

—¿Qué estilo habéis querido darle?

—Hemos apostado por un estilo natural, donde las texturas y colores de los diferentes tipos de maderas son las auténticas protagonistas. Los textiles, los toques metálicos y las notas de color a través de la decoración añaden el toque ecléctico y de tendencia a cada espacio.

—¿Cuál es el rincón que más te gusta?

–Mmm… Difícil pregunta. ¡Me gustan todos! Mi dormitorio, en blancos y grises, me transmite la paz y tranquilidad que necesito para empezar cada día con las pilas cargadas. El dormitorio de Claudio es también ideal, pero si tengo que quedarme solo con uno, el salón me tiene completamente enamorada. Está dividido en dos partes: la zona de lectura y la zona de descanso propia del salón, con el sofá beis con tachuelas y las butacas alrededor de la mesa de centro, que han dado como resultado un rincón de lo más confortable y lleno de encanto, donde a Nacho y a mí nos encanta relajarnos y compartir nuestro tiempo en familia o con amigos.

—¿Cuál es tu pieza favorita de la casa?

—Las mesitas y la cómoda de Banak Importa que visten mi dormitorio. La madera es un material que me apasiona y, en los muebles de la colección Milner, el color grisáceo resalta tanto su diseño depurado trabajado a mano como la textura de la madera natural. De hecho, me decidí por ellas nada más verlas. ¡Son un auténtico lujo!

—Con un bebé tan pequeño, ¿cómo te planteas la vuelta al trabajo?

—Con tranquilidad. Mi mayor prioridad ahora mismo es estar con mi hijo todo lo que pueda, aunque reconozco que echo muchísimo de menos el escenario.

—¿Estás inmersa ya en algún proyecto?

—El teatro me espera con una gran función que tengo muchas ganas de hacer y que gustará mucho al público.

HOLA4029. María Adánez.©Andrea Savini
Junto a estas líneas, la intérprete, en la zona de descanso del salón, decorado también por Banak Importa, ante el sofá beis con tachuelas y un cuadro de aviones, de Javier de Juan.

TEXTO: SILVIA CASTILLO

FOTOGRAFÍA: ANDREA SAVINI

ESTILISMO: PILAR FERNÁNDEZ

MUEBLE Y DECORACIÓN: BANAK IMPORTA

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: MIGUEL ÁLVAREZ

LOOK 1: MARÍA: VESTIDO DE RASO: AMERICAN VINTAGE/CHAL DE CASHMERE: FABIANA FILIPPI/ PENDIENTES: MESSIKA. CLAUDIO: CUBREPAÑAL: BOTÁNICA PETIT

LOOK 2: MARÍA: CHAQUETA: AMERICAN VINTAGE/AROS: THOMAS SABO. CLAUDIO: RANITA DE PUNTO Y BODY: GOCCO

LOOK 3: VESTIDO: LÚREX DE BASH PARA COOL THE SACK/AROS DE UNO DE 50

LOOK 4: VESTIDO DE FLORES: SCOTCH & SODA PARA COOL THE SACK/AROS DE UNO DE 50