‘Me inspiro en algunas cosas de Alejandro, y creo que él también se puede inspirar en mi mundo’

Rachel Valdés nos enseña su nuevo estudio y nos habla de su vida junto a Alejandro Sanz

La artista cubana nos abre las puertas de su taller madrileño y hace balance de los dos años que lleva viviendo en España

Rachel Valdés HOLA

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

El nuevo estudio de  Rachel Valdés está ‘escondido’ en un polígono industrial en Alcorcón, a las afueras de Madrid, rodeado de hangares de logística y materiales de construcción. A simple vista, nadie puede imaginar que dentro de uno de esos almacenes funciona el taller de una de las artistas cubanas de mayor protección internacional. Las apariencias engañan e ignorarlas tiene su recompensa. Al traspasar la puerta, el visitante accede al mundo privado de  la mujer que ha conquistado a Alejandro Sanz. Allí, la pintora crea sus lienzos de proporciones monumentales y sus acuarelas. Sus obras experimentan con los colores y las formas de la tierra y transportan al espectador a universos abstractos que guardan cierto parecido con la naturaleza.

Rachel Valdés HOLA©JI Viseras
Rachel Valdés HOLA©JI Viseras
Raquel Valdés nos ha enseñado su nuevo estudio.

“Nunca sé cómo van a quedar terminadas mis obras. El resultado siempre es una incógnita, pero disfruto del proceso”, nos explica Rachel mientras nos enseña su estudio. Algo similar le ocurre fuera del taller. Hace dos años, comenzó a salir con Sanz y su vida dio un giro radical. “Todavía no he tenido el tiempo para analizar si mi vida ha cambiado mucho o no. He vivido intensamente estos dos últimos años y me han pasado tantas cosas que todavía no he tenido tiempo para sentarme a pensar”, admite. “No he digerido bien todo lo que me ha pasado. Pero no lo he hecho en mi vida. Nunca pienso en dónde he estado o lo que he hecho, siempre miro hacia adelante”.

-Rachel, ¿cómo encontraste este sitio?

-Para mí fue una oportunidad. Estaba buscando un sitio para pintar en Pozuelo y de repente encontré este polígono. Para la obra de gran formato necesito techos altos y para la pintura la luz natural es muy importante. Así que este lugar es perfecto porque reúne ambas condiciones.

“Vengo todos los días a pintar al estudio desde las once de la mañana hasta las siete de la tarde.Como pinto de día y necesito luz natural, aprovecho al máximo el día”

-Háblanos de las obras que vemos aquí.

-Hay un poco de todo: obras que he estado trabajando en los últimos años, algunas las traje de mi estudio en La Habana, y otras han sido realizadas durante la pandemia y después del confinamiento. Me encerré un montón de meses para sacar adelante las ideas que tenía en mi cabeza. Hay varias series a la vez, de diferentes períodos. La más importante es la serie Tierra, en la que hago hincapié en los estados de cambio que sufre la Naturaleza. Recreo diferentes planos terrestres y formaciones que me llaman la atención. Me gusta jugar con la ‘accidentalidad’ de los paisajes y reproducirla sobre el lienzo, crear ambientes abstractos que recrean un lugar. A veces me baso en la morfología y los colores de un paisaje, en la atmósfera, y recreo de manera expresionista ese lugar. Incluso trabajo con pigmentos naturales y tierra real sobre el lienzo, creando texturas y formas, cráteres, ríos…

Rachel Valdés HOLA©JI Viseras
“Me gusta jugar con la ‘accidentalidad’ de los paisajes y reproducirla sobre el lienzo, crear ambientes abstractos que recrean un lugar”.

-¿Vienes todos los días al estudio?

-Sí, vengo todos los días a pintar, desde las once de la mañana hasta las siete de la tarde. Como pinto de día y necesito luz natural, aprovecho al máximo el día en el estudio. Solo trabajo, no hago otra cosa en el día. Vengo al menos cinco veces a la semana.

-¿Escuchas música mientras trabajas?

-Depende del día. Como todas las piezas son tan emocionales, según mi estado de ánimo pongo una música u otra. Casi siempre escucho música cubana, rumba, que me recuerda a mis raíces, al lugar de donde vengo. Eso me da mucha fuerza para lanzarme a realizar una obra. Siempre empiezo una obra con un dibujo, una idea que plasmo en un boceto. En esa etapa, suelo estar en silencio. Luego me enfrento al lienzo de gran formato y entonces pongo música, porque se necesita mucha energía mental y física para ejecutar obras tan grandes y tan expresivas.

“Casi siempre escucho música cubana, rumba, que me recuerda a mis raíces, al lugar de donde vengo”

-¿Has podido volver a Cuba desde que empezó la pandemia?

-No he podido regresar a Cuba todavía.  Tengo muchísimas ganas de volver a mi país y reencontrarme con la familia. Además, tengo mi estudio allí. Tengo unas ganas enormes de regresar porque para mí Cuba siempre ha sido una fuente de inspiración.

-¿Cómo te afectó la pandemia?

-La pandemia me ha ayudado a vivir más el presente. Nos ha puesto los pies sobre la tierra y nos ha obligado a preocuparnos de las cosas importantes. Me ha aportado la idea de vivir más en paz, en el presente y de no desesperar. Además, fue un período en el que pude dedicarme plenamente a mi trabajo, sin preocuparme de otras cosas.

Rachel Valdés HOLA©JI Viseras
Rachel Valdés HOLA©JI Viseras
Rachel Valdés, posando con algunas de sus obras.

-¿Qué planes tienes para el verano?

-Este verano voy a estar trabajando porque tengo que preparar una exposición con una galería de Miami, que se va a inaugurar durante Art Basel, en diciembre. No voy a tener vacaciones.

-Hace dos años cambió tu vida. ¿Qué balance haces?

-Todavía no he digerido bien todo. Pero no lo he hecho en mi vida. Nunca pienso en dónde he estado o lo que he hecho, siempre miro hacia adelante. El cambio más grande ha sido irme de mi país, Cuba, y comenzar a vivir en otro país, España, y adentrarme en una sociedad que para mí es muy interesante.

“Yo, como artista, me inspiro en algunas cosas de Alejandro, y creo que él, como músico, también se puede inspirar en mi mundo”

-¿Te has adaptado bien a España?

-Yo creo que sí. La pandemia no ha sido el mejor momento. Debo reconocer que no he venido a España en el mejor momento, pero creo que las cosas pasan por algo y estoy muy agradecida de haber estado aquí y de haber pasado la pandemia en este país. Y también estoy agradecida de ver este renacer en el mundo de la cultura. Ya se puede ir al teatro, a una exposición… Estoy sumamente emocionada y expectante de formar parte de esta comunidad.

-Como artista, ¿eres más creativa cuando estás sola o cuando estás enamorada?

-El arte, como cualquier profesión, requiere mucha concentración. Pero el estado de ánimo influye. Si estás feliz y motivada, eso es bueno para tu trabajo. Lo importante es tener las ideas claras y, si te pasan cosas buenas emocionalmente, eso también es bueno para la trabajo.

Rachel Valdés HOLA©JI Viseras
“El arte, como cualquier profesión, requiere mucha concentración”, nos confiesa.

-Entonces el amor no es una distracción.

-El amor no es una distracción, para nada.

-Alejandro y tú sois artistas. ¿Hay choque de egos o hay intercambio creativo?

-No hay choque de egos. Yo creo que el intercambio creativo es lo más sano, es lo mejor. Son medios diferentes. La música es un mundo, y las artes plásticas son otro mundo. Y es buena la retroalimentación. Yo, como artista, me inspiro en algunas cosas de Alejandro, y creo que él, como músico, también se puede inspirar en mi mundo. Pero intentamos no mezclar mucho las cosas. Cada uno tiene que tener su mundo muy definido.