Raffaella Carrà

Ha fallecido a los 78 años

Confusiones con el idioma y una espontaneidad arrolladora, así se ganó Raffaella Carrà el corazón de todos

La artista italiana siempre será recordada en nuestro país donde presentó varios programas de televisión

por Adrián López

Que Raffaella Carrà era una de las artistas más carismáticas del mundo es algo que no se puede discutir. Sus canciones, conocidas y bailadas en infinitos rincones de todo el planeta, la convirtieron en todo un hito musical. Cantante, actriz y presentadora, ha sido todo un icono durante varias generaciones y ha dejado un legado que siempre formará parte de la banda sonora de todos los españoles. Pero no solo sus temas, coreografías e impresionantes estilismos para la época eran lo que enamoraban a todos los espectadores de nuestro país, su espontaneidad, gran personalidad y algunas divertidas confusiones con el idioma cuando presentaba fueron lo que verdaderamente conseguía dejar a todos boquiabiertos y encantados con ella. Aunque su primera vez en la pequeña pantalla española fue en 1975 cuando apareció en ¡Señoras y señores!, su gran éxito de audiencia sería La hora de Raffaella Carrá en TVE, donde llamaba a un número al azar y, si la persona decía nada más descolgar "hola, Raffaella", ganaba un premio en metálico. Un programa que nos dejaba numerosos momentos desternillantes de la italiana. 

VER GALERÍA

Raffaella Carrà: el legado de moda de una diva que se adelantó a su tiempo

En este formato de Televisión Española, líder de audiencia en los inicios de los 90 y donde Maradona fue hipnotizado o Mel Gibson tenía que ordeñar una vaca, la presentadora protagonizaba alguna confusiones y situaciones dispares que, unidas a la dificultad de algunas palabras de nuestro idioma, provocaban algunos hilarantes momentos. En una de esas llamadas que hacía Carrá, cuando la persona descolgaba el teléfono no era la respuesta que ella esperaba. "Buenas noches, ¿cómo estás? Le llamo de la misma ciudad donde vive usted. Mire qué casualidad", decía ella, a lo que desde el otro lado un hombre contestaba: "Bueno, que no tengo ganas de tonterías porque estoy trabajando". Unas palabras que dejaban atónita a la artista. En otra ocasión, el nombre de la mujer con la que hablaba, 'Fuensanta', causaba una gran confusión. "¿Cómo te llamas?", preguntaba la cantante, a lo que ella solo entendía 'santa'. Cuando la señora volvía a repetirlo para aclararlo, Raffaella decía entre risas: "Ah, fue santa. Bueno, ahora menos".

VER GALERÍA

Del paso por Hollywood a la polémica por su ombligo: Raffaella Carrà, icono de la música y la televisión

Durante el programa, Raffaella también le preguntaba el nombre a alguien que supuestamente respondía pero tras unos segundos se daba cuenta de la equivocación: "Ah, que era el contestador automático. Si es que todo me pasa a mí", relataba. En otra conexión, cuando la presentadora esperaba la respuesta "hola, Rafaella", la mujer se quedaba en silencio durante un momento para decir "estos nos han engañado", a lo que la artista decía a cámara: "Ahora yo qué hago. No puedo decir nada, pero hable usted Martínez Martínez". Finalmente, la espectadora respondía perfectamente y conseguía 500.000 de las antiguas pesetas. Además de presentar A las 8 con Rafaella, En casa con Rafaella, las Campanadas en 1998 junto a Ramón García y numerosas actuaciones y entrevistas en distintos programas, durante su visita a El Hormiguero, quiso vengarse de alguien que le había colgado en directo para decirle lo que había perdido: "Quiero escuchar su reacción cuando le diga que no ha ganado un coche. Se lo digo y luego colgad". Indudablemente, siempre se quedará en el recuerdo de todos los españoles.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie