Jorge Javier Vázquez quería alejarse de la televisión pero despedirse de Mila Ximénez lo cambió todo

Jorge Javier Vázquez confiesa que quería alejarse de la televisión pero despedirse de Mila Ximénez lo cambió todo

El presentador de 'Sálvame' ha recordado cómo fue la última vez que vio a su gran amiga

por Belén Nava M.

Escasas horas después de conocerse el fallecimiento de Mila Ximénez, algunos de sus compañeros la recordaban entre lágrimas y sonrisas desde el plató en el que tantos momentos han vivido juntos desde que hace más de una década comenzaron a trabajar juntos. La emisión de Sálvame, sin embargo, duró menos de lo habitual por la emisión del partido de la Selección Española contra Eslovaquia enmarcado en la Eurocopa. Es por eso que al retomar la tarde de este jueves su horario normal, los homenajes a la periodista sevillana no han dejado de sucederse. Todo el equipo la tendrá siempre presente y así ha vuelto a quedar demostrado una vez más con los mensajes y vivencias que han compartido tanto los colaboradores como el presentador, Jorge Javier Vázquez, quien ha contado qué ha supuesto para él poder despedirse personalmente de su amiga y cómo esos instantes marcaron el inicio de una nueva etapa.

VER GALERÍA

-Alba Santana recuerda a su madre en su despedida: 'No habrá otra igual, para lo bueno y para lo malo'

-La vida de Mila Ximénez en imágenes

Tras unos primeros minutos muy emotivos en los que Merche ha interpretado en directo la canción Si te marchas, la preferida de Mila, Kiko Hernández ha dado las gracias públicamente a Jorge Javier Vázquez por lo mucho que ha animado a todos los compañeros en estas últimas horas tan difíciles cuando realmente él es una de las personas más afectadas puesto que la colaboradora le consideraba parte de su familia. En ese momento, el presentador ha explicado que la entereza que muestra se debe a que "el duelo lo llevo haciendo hace meses" puesto que siguió muy de cerca la evolución de la enfermedad de su amiga. Además, dice que cuando el martes de la semana pasada se despidió de ella, aquel momento marcó un punto de inflexión en su vida y comenzó un nuevo capítulo puesto que entonces se dio cuenta "de lo mal que había estado, ese día fue un punto y aparte". Estuvo solo diez minutos en casa de su amiga porque estaba cansada, se metió en la cama en la que descansaba y Mila le dijo que lo quería. "Me hubiese quedado abrazado a ella toda la tarde", ha dicho.

Jorge Javier, que empezó a trabajar con Mila hace más de dos décadas en el programa Aquí hay tomate, ha reconocido que ha atravesado una etapa en la que le faltaban fuerzas para seguir trabajando y poniéndose frente a los espectadores: "Cuando estás en esta profesión, una de las salidas es que quieres dejarlo por lo que sea, nos pasa a todos, y yo tengo que decir que en esta ocasión ha sido la vez que más cerca he estado de dejarlo, me ha faltado muy poco. Empecé a hacerme la idea de que en julio desaparecía una temporada larga porque no veía salida y me veía incapaz, había perdido la ilusión, no tenía ganas de nada ni ilusión de nada".

VER GALERÍA

El hecho de ver a Mila por última vez lo ha cambiado todo y Jorge Javier está ahora lleno de energía e ilusión para seguir pisando ese plató en el que tantas tardes ha coincidido con su amiga. "Ver a Mila me ha reconciliado con la vida y me ha vuelto a dar ganas de vivir. Fíjate que curioso que me ha empujado a seguir. Ahora tengo ganas de vivir, que hace tiempo que no tenía. No sé qué pasó en esa despedida pero me dio paz, un empujón tremendo", ha explicado el maestro de ceremonias de Sálvame y de Supervivientes, concurso en el que también participó la colaboradora, cuyo mayor logro era la estabilidad y la felicidad que había logrado su única hija, Alba Santana.

Una despedida íntima y llena de cariño

Mientras que el último adiós a Mila Ximénez se ha hecho en la más estricta intimidad por expreso deseo de sus seres queridos, la tarde del jueves tanto Alba Santana como los hermanos de la periodista recibieron el reconfortante abrazo de esa segunda familia que la colaboradora televisiva formó durante sus años de trabajo en televisión. Belén Esteban, las Campos al completo, Chelo García-Cortés, María Patiño, Kiko Hernández o Paz Padilla, entre otros, se acercaron al madrileño tanatorio de la M-30, a cuyas puertas hablaron para los medios y coincidieron en que se ha ido una persona única con una sonrisa que nunca dejará de iluminarlos. Además de los que compartían plató con ella día a día, también otros compañeros de trabajo y amigos como Eugenia Martínez de Irujo, Sonsoles Ónega, Ana Rosa Quintana o Alba Carrillo estuvieron presentes.

Loading the player...

 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie