Carme Chaparro e Isabel Jiménez

Carme Chaparro e Isabel Jiménez conversan sobre los retos de la lactancia materna

Las periodistas intercambian las diferentes experiencias que han vivido con sus hijos

por Adrián López

Carme Chaparro e Isabel Jiménez han charlado sobre las dificultades a las que se enfrentan las madres en la lactancia materna en nuestro país y han ofrecido además su punto de vista sobre el tema. Por "antiguedad materna", la presentadora de Mujeres al poder explicaba que siempre había querido dar el pecho a sus dos niñas: "Lo tenía claro, pero tampoco sabía cómo iba a ser. Tuve un momento clarificador durante en el parto cuando me pusieron a Laia encima de mí con el cordón umbilical. Ahí, ella como que reptó hacia la teta sabiendo que ahí estaba su fuente de alimento. Después te encuentras con muchos inconvenientes como que la niña no se enganchaba, que yo era novata... Pero como a las tres semanas yo tuve una fiebre muy alta y claro pensamos que igual eran virus de los que ella se podía contagiar", comenzaba explicando con motivo del estreno en Mitele del documental Tetas y tetinas.  

VER GALERÍA

Carme Chaparro nos cuenta cómo es su vida con audífono a los 48 años

"Llamamos a un médico y me dijo que por precaución la niña se fuera a otra habitación. No supo ver que era una mastitis (inflamación en el tejido mamario que a veces implica una infección), pero claro fiebre, yo primeriza y lactando... A las 4 de la mañana tenía un terrible dolor que si no te dicen cómo solucionarlo puedes tener un problema muy grave en la mama. Así que hay determinadas partes del estamento médico que no están preparadas para detectar o ayudar en problemas tan básicos", comentaba Carme en un encuentro en las redes sociales de Divinity.

En el caso de Isabel, mamá de Hugo y Dani, explicaba que su experiencia había sido diferente: "Depende de con qué profesional o matrona te toque. Con el más mayor me encontré de todo, desde la que quería darle un refuerzo con el biberón hasta la que te cogía el pecho de aquella manera... Además yo era la primera vez que ingresaba en un hospital. De hecho, cuando me trajeron los empapadores hasta les dije que se habían equivocado, que no eran para mí. Con esa inexperiencia pues te dejas hacer y al ver que cada una te dice una cosa pues te sientes poco escuchada, como con falta de humanidad", decía la presentadora de Informativos Telecinco.

VER GALERÍA

Isabel Jiménez celebra en familia su cumpleaños

"Con Dani fue diferente porque sí me sentí escuchada e iban al ritmo que yo y el bebé necesitábamos. Eso fue muy importante. En Tetas y tetinas se transmite la necesidad de que cuando atienden un parto, que cada vez están más humanizados, la parte de la lactancia sea igual", continuaba Jiménez. Además, Carme expresaba su malestar con la gente que toma decisiones sobre cómo ellas tienen que llevar el embarazo o la crianza de sus hijos. "Lo que es duro y me enfada es que se nos juzgue por si damos o no el pecho, si estamos gordas o no, si nos recuperamos o no... Y no que lo haga solo la parte masculina sino mujeres también. Dar el pecho tiene momentos maravillosos pero es muy duro porque cuando lo das a demanda estás con el bebé enganchado todo el día. Cuando empecé a trabajar me iba al baño a sacarme la leche para cuando acababa la jornada llevarla a casa. Yo no sé si volvería a hacerlo", confesaba la presentadora. 

En la misma idea, Isabel consideraba fundamental el respeto a las decisiones de la madre. "Se trata de respetar absolutamente y acompañar las decisiones que tomemos porque cada uno sabe las circunstancias de cada uno y las decisiones pueden ser tomadas por mil cosas. No se puede juzgar, encasillar o presionar por no dar el pecho", explicaba, recordando la gran presión a la que se vio sometida cuando tras el nacimiento de su primer hijo, decidió compartir su baja maternal con el padre. "Cedí una parte y tuvimos los mismos días. Se montó un cristo porque yo tenía que dar ejemplo, porque las bajas tenían que ser más largas... Cada uno que decida lo que quiera. Yo quise eso porque yo no soy persona si no tengo esa parte mía de mi trabajo, de realizarme y salir del rol de mamá. Y para eso tiene un padre. Si yo soy más feliz, mi tiempo va a ser de calidad absoluta", concluía.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie