La mejor noticia para María García de Jaime y Tomás Páramo

El matrimonio de ‘influencers’ nos cuenta cómo evoluciona su hija Catalina de sus episodios de ‘espasmos del llanto’ por los que han estado muy agobiados desde que nació

Hola 4004 María García de Jaime y Tomás Páramo

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Después de dos meses muy preocupados por su hija,  María García de Jaime y Tomás Páramo  ya respiran más tranquilos, después de las últimas noticias médicas de Catalina. Poco después de su bautizo, que tuvo lugar el sábado 5 de junio, el matrimonio de influencers nos contaba con inmensa alegría que los médicos habían encontrado un porqué a los “ espasmos del llanto” que sufría desde que nació. Por estos episodios, en los que le bajaba la saturación de oxígeno al no conseguir arrancar a llorar, la niña, que nació el 7 de abril, pasó cinco días ingresada en la Unidad Cuidados Intensivos Neonatales nada más nacer. Después de que todas las pruebas médicas que le hicieron en el hospital salieran perfectamente, recibía el alta, pero al regresar a casa, esos episodios seguían repitiéndose. “Llegamos incluso a veces a tener quince episodios al día, quedándose mucho tiempo privada”, nos decían.

Ahora, después de realizarle más pruebas, en las que han descartado que Catalina padezca epilepsia, su pediatra, al que definen como “un regalo de Dios”, ha visto que tiene mucho reflujo y ha comenzado un tratamiento con el que está mejorando mucho. Por fin empiezan a ver la luz al final del túnel, después de muchas semanas de preocupación e incertidumbre y dan las gracias por todas las muertas de cariño recibidas a través de las redes sociales.

Hola 4004 María García de Jaime y Tomás Páramo©Valero Rioja
El matrimonio con su segunda hija, Catalina, que nació el 7 de abril.

- Habéis recibido hace pocos días muy buenas noticias de los médicos sobre Catalina. ¿Qué os han dicho?

T: Hemos pasado un mes y medio horrible, porque después de los cinco días que pasó ingresada nada más nacer y lo que eso conlleva, llegamos a casa pensando que ya estábamos todos juntos en nuestro oasis, pero en vez de ir a menos, los espasmos del llanto fueron a más y llegamos incluso a veces a tener quince episodios al día, quedándose mucho tiempo privada, entonces estábamos muy intranquilos. La situación nos ha sobrepasado por completo, es algo que te agobia muchísimo, cada vez que ocurre se te pasa todo por delante y, sobre todo, que nos estaba desgastando a María y a mí muchísimo psicológicamente. Entonces, nos hemos puesto en manos de un pediatra del hospital Niño Jesús, que yo creo que son regalos de Dios, porque fue un poco como nuestra salvación. Él nos llevó a un osteópata que le diagnosticó un reflujo muy fuerte, algo con lo que un bebé normal llora día y noche, pero esta niña como no arrancaba a llorar se quedaba privada. Con eso nos quedamos un poco más tranquilos, pero para curarnos en salud, nos mandó a un neurólogo para descartar que pudiese ser algo de epilepsia y hasta que nos dijeron que no era, estuvimos muy agobiados. Ahora la niña está como una pera, solo hay que verla, está creciendo por días, riquísima y súper espabilada. Así que ya nada, nos han dicho: “chicos, a disfrutar de vuestra hija”.

“La situación nos ha sobrepasado por completo, es algo que te agobia muchísimo, cada vez que ocurre se te pasa todo por delante y, sobre todo, que nos estaba desgastando”

- Menos mal que ha salido bien, es un alivio

M: Hay que aprender a vivir con esto. Es algo que asusta, sobre todo a la gente que nunca lo ha visto, pero nosotros ya estamos acostumbrados. Lo que tenemos que hacer cuando pasa es mantener la calma, estar tranquilos y transmitírselo a ella, que al final es lo más importante.

T: Nos han dejado claro que en un episodio ni se va a morir, ni estas ausencias de oxígeno le van a dejar secuelas, que era algo que nos preocupaba. Lo que sorprendía a los médicos es, aparte de la cantidad de veces y la brusquedad de los episodios, que esto suele darse en bebés entre los tres y seis meses y Catalina empezó a las horas del nacimiento, algo que nos traía de cabeza a todos.

Hola 4010 María García de Jaime con Tomás Páramo©javier Salas
María García de Jaime y Tomás Páramo en la inauguración del Pavilion of Design de Cartier.

- Pero os han dicho que esto irá desapareciendo, ¿no?

T: Sí, poco a poco. Ahora del reflujo está mucho mejor, cosa que hace que estos episodios no se repitan tanto. Le están dando un tratamiento de hierro y está respondiendo muy bien, así que estamos mucho más tranquilos y felices.

M: Es un desgaste psicológico que no te puedes imaginar.

- Ahora con estas noticias y el verano a la vuelta de la esquina, ¿qué planes tenéis?

M: Nos apetece muchísimo hacer un viaje los cuatro y dentro de poco tenemos uno muy especial. Nos vamos a Menorca un fin de semana porque vamos a ir a ver un proyecto que tengo entre manos y van a venir conmigo, nos vamos toda la familia a disfrutar.

T: Luego en agosto iremos con mis padres a Marbella unos días y luego todos juntos a nuestro paraíso: Tarifa.