El conde de Osorno y la heredera se casan este sábado en la residencia madrileña del duque de Alba

Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini, todo listo para la boda más aristocrática del año: ceremonia en los jardines del Palacio de Liria, lista de invitados reducida y banquete y vals al aire libre

Se darán el ‘sí, quiero’ en el jardín de estilo francés realizado a comienzos del siglo XX por el jardinero Forestier, que también diseñó el Campo de Marte de París y el parque de María Luisa de Sevilla

Belén Corsini y Carlos Fitz-James Stuart

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Tres años después de la boda de los duques de Huéscar, el palacio de Liria, la residencia madrileña del duque de Alba, vuelve a vestirse de fiesta. O, mejor dicho, sus fabulosos jardines. El sábado 22 de mayo, Carlos Fitz-James Stuart y de Solís, hijo pequeño de Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo y de Matilde de Solís y Martínez Campos, se casará con Belén Corsini de Lacalle, hija de Juan Carlos Corsini Muñoz de Rivera y de Mónica de Lacalle Rubio. Sin duda, el enlace del conde de Osorno, de veintinueve años, y la heredera, de treinta y dos, será uno de los más aristocráticos del año.

Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini©Sevilla Press
Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini©Ricardo Labougle
Se darán el ‘sí, quiero’ en el jardín de estilo francés realizado a comienzos del siglo XX por el jardinero Forestier, que también diseñó el Campo de Marte de París y el parque de María Luisa de Sevilla.
Se darán el ‘sí, quiero’ en el jardín de estilo francés realizado a comienzos del siglo XX por el jardinero Forestier, que también diseñó el Campo de Marte de París y el parque de María Luisa de Sevilla

La boda es el broche de oro a tres años de discreto y sólido noviazgo. Carlos, el hijo pequeño del duque de Alba, hizo oficial su relación con Belén en abril de 2019. Entonces, acudieron juntos al enlace de los marqueses de Pickman, en Sevilla, y se alojaron en ‘Las Dueñas’, la casa-palacio del duque de Alba en la capital hispalense. En septiembre de 2020, el conde de Osorno le pidió matrimonio a su novia. Debido a la pandemia, han tenido que esperar hasta ahora para poder darse el “sí, quiero”.

Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini©Casa de Alba
Los duques de Huéscar el día de su boda, junto a Carlos Alba, Matilde Solís y la Reina Sofía.

Capilla al aire libre

Aunque Liria cuenta con su propia capilla, decorada con una serie de valiosas pinturas del artista catalán José María Sert, los novios han decidido casarse al aire libre. La ceremonia religiosa se celebrará en los jardines de estilo francés realizados a comienzos del siglo XX por el famoso jardinero Forestier, el mismo que participó en el diseño del Campo de Marte de París y el parque de María Luisa de Sevilla.

Carlos Fitz James Stuart y el duque de Alba©Casa de Alba
El duque de Alba y su hijo, el conde de Osorno, el día de la boda de los duques de Huéscar, en el palacio de Liria, el 6 de octubre de 2018.

Los invitados que asistan a la boda de los condes de Osorno podrán disfrutar del bello espectáculo que ofrece el versallesco jardín de Liria en primavera: el estanque y su grupo escultórico del siglo XVIII, las estatuas de animales fantásticos dispersas por el terreno, los laberínticos parterres delineados por setos y las vistas a la fachada trasera del palacio, una joya arquitectónica del neoclasicismo creada por el arquitecto Ventura Rodríguez.

Carlos, el hijo pequeño del duque de Alba, hizo oficial su noviazgo con Belén en abril de 2019, y en septiembre de 2020 le pidió matrimonio

Jacobo Fitz-James Stuart, nieto de la inolvidable Cayetana de Alba, y Asela Pérez Becerril fueron los primeros miembros de la Casa de Alba que se casaron en los jardines de Liria, el 14 de mayo de 2011. Fernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo lo hicieron el 6 de octubre de 2018. Entonces,  los duques de Huéscar reunieron a más de trescientos invitados, entre los que figuraban destacados nombres de la realeza, la aristocracia y la sociedad. La Reina doña Sofía ofició de testigo de excepción.

Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini©Gtresonline
Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, que oficiará la ceremonia religiosa.

Una fiesta sencilla, pero elegante

Han pasado tres años y las circunstancias no podrían ser más diferentes. La boda de Carlos y Belén se celebra en medio de una pandemia y una crisis sanitaria sin precedentes en España y el mundo. Por lo tanto, los novios han pensando en una fiesta íntima y sencilla pero elegante. La lista de invitados será reducida y solo estarán presentes los familiares y amigos cercanos de la pareja: sus padres, sus hermanos y los más íntimos. Probablemente, Rosario Fitz-James Stuart y Palazuelo, la hija de los duques de Huéscar, será la invitada más joven. La primera nieta del duque de Alba ya tiene ocho meses y, seguro, protagonizará los momentos más tiernos del día.

Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini©Getty Images
Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini©Hola/ Cordon Press
Arriba, la duquesa de Alba el día de su puesta de largo, en 1943, con la corona ducal. Abajo, a la derecha, doña Cayetana y Luis Martínez de Irujo, en su boda, en 1947. En esa ocasión, la novia llevó la diadema imperial, que perteneció a la emperatriz Eugenia de Francia. A la izquierda, Alfonso Martínez de Irujo y María Hohenlohe, en su boda, en 1977. La novia llevó la tiara Rusa

Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, el confesor de la familia Alba, será el encargado de oficiar la ceremonia religiosa. El prelado sevillano casó a la duquesa Cayetana con Alfonso Diez, en 2011, y a los duques de Huéscar, en 2018. Sánchez-Dalp fue el asesor espiritual de doña Cayetana en los momentos más delicados de su vida. Su tía materna, Pepita Sánchez-Dalp, la fallecida marquesa del Saltillo, era una de las amigas más íntimas de la aristócrata.

Uno de los secretos mejor guardados es el vestido de la novia y si llevará alguna de las fabulosas tiaras o diademas de la Casa de Alba

A veces, la prensa se refiere al sacerdote como “el cura de los famosos”, ya que ha casado a numerosas celebridades: Miguel Báez y Carolina Herrera, Tita Astolfi y Gigi Sarasola, Eva González y Cayetano Rivera... y, por supuesto, a muchos miembros de la familia Alba. En 2005, casó a Cayetano Martínez de Irujo y Genoveva Casanova; en 2008, a Javier Martínez de Irujo, marqués de Almenara, e Inés Domecq; en 2016, a Luis Martínez de Irujo, duque de Aliaga, y Adriana Marín, y, en 2018, a Fernando Fitz-James y Sofía Palazuelo.

Boda de Eugenia Martínez de Irujo©Hola/ Gtresonline
Eugenia Martínez de Irujo y Francisco Rivera, el día de su boda, en 1998. La duquesa de Montoro llevó la diadema imperial de su madre, que ahora es de su propiedad.

La madrina del novio será su madre, Matilde de Solís, que llevará un vestido de Lorenzo Caprile, su modisto de cabecera. Mientras que la novia caminará hacia el altar del brazo de su padre, el empresario Juan Carlos Corsini. El banquete y el baile posterior también se celebrará al aire libre, en los jardines del palacio. Los duques de Huéscar abrieron el baile con el tradicional vals Bombones de Viena, de Johann Strauss. Probablemente, los condes de Osorno también opten por una pieza clásica para inaugurar el baile.

Cayetana de Alba y su hija, Eugenia Martínez de Irujo, lucieron en sus bodas la diadema imperial de perlas y diamantes, que perteneció a la emperatriz Eugenia de Francia
Boda del duque de Alba©Gtresonline/Hola
La boda de Carlos Fitz-James y Matilde Solís, padres de Carlos, en 1988.

El vestido y las joyas

Uno de los secretos mejor guardados de la boda es el vestido de la novia. Según ha trascendido,  Belén ha escogido el taller de Navascués, dirigido por Cristina Martínez-Pardo Cobián. Tampoco se sabe si llevará alguna de las fabulosas tiaras de la Casa de Alba: la diadema imperial, que perteneció a la emperatriz Eugenia de Francia y que lució Cayetana de Alba en su boda con Luis Martínez de Irujo, en 1947, y que también llevó Eugenia Martínez de Irujo en su boda con Francisco Rivera, en 1998; la corona ducal, que llevó doña Cayetana en su puesta de largo, en 1943, o la espectacular pulsera de diamantes que Luis Martínez de Irujo regaló a doña Cayetana por su boda y que Genoveva Casanova llevó como tiara en su enlace con Cayetano Martínez de Irujo, en 2005.

Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini©Custom
En la imagen, Belén Corsini y Carlos Fitz-James.

Hace tres años, Sofía Palazuelo prefirió no llevar ninguna de estas joyas y optó por un original tocado de plumas naturales blancas, un diseño de Teresa Briz. La duquesa de Huéscar lo colocó rodeando el moño que eligió como peinado y que complementaba a la perfección con su look. Quizá, Belén también se decante por una opción moderna y juvenil.

Esta semana, el duque de Alba visitó las obras de las casas de sus dos hijos, a muy pocos metros del palacio de Liria
Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini©Madphoto Press
Duques de Huéscar y duque de Alba©MAD PHOTO PRESS
Esta semana, los duques de Huéscar y los condes de Osorno visitaron sus nuevas casas en compañía del duque de Alba.

Respecto al novio, es probable que siga la tradición familiar y luzca el traje de gala de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, ya que el conde también es miembro de la organización nobiliaria, fundada en 1670. Su padre y su hermano lo llevaron en sus respectivas bodas. Cayetano Martínez de Irujo lo lució como padrino en la boda de su hermana Eugenia, y también en su boda con Genoveva Casanova. La Real Maestranza de Caballería de Sevilla es una de las instituciones más antiguas y con más prestigio de la capital hispalense.

Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini©MAD PHOTO PRESS
Ambas parejas serán vecinas y compartirán finca a pocos metros del palacio de Liria, en pleno centro de Madrid. Antiguamente, el solar donde se levanta el edificio en el que vivirán Fernando y Sofía y Carlos y Belén formaba parte de los dominios de Liria.

Luna de miel y nuevo hogar

Los novios han elaborado una original lista de regalos de boda. Desde los típicos objetos para su nuevo hogar, como vajillas, cuberterías o una lámpara de bambú, hasta experiencias de aventura, como lecciones de vuelo o un curso de pilotaje de automóviles de alta gama. Los invitados también pueden hacer aportaciones para estancias en hoteles de lujo ubicados en Isla Mauricio, Tanzania y Tailandia, que bien podrían ser los destinos que barajan Carlos y Belén para su luna de miel.

Tras la boda, los condes de Osorno y los duques de Huéscar serán vecinos. Con Belén y Sofía, las calles de la zona madrileña de Conde Duque se han convertido en un desfile de elegancia

Cayetana de Alba y Alfonso Diez se fueron de luna de miel al Sudeste Asiático en 2013. La duquesa pasó unos inolvidables días con su tercer marido en Tailandia. La pareja disfrutó de más de veinte días en el país budista y se empapó de la cultura tailandesa en Bangkok: paseos por la ciudad, recorridos en barco, masajes...

Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini©Madphoto Press
Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini©Madphoto Press
A su regreso del viaje de novios, Carlos y Belén se instalarán en su nuevo hogar —sobre estas líneas y a la izquierda, en su reciente visita—, un piso restaurado en un edificio histórico con vistas al palacio de Liria. En su lista de regalos de boda han incluido los típicos objetos para el hogar de unos recién casados: desde vajillas y cuberterías hasta una lámpara de bambú.

A su regreso del viaje de novios, Carlos y Belén  se instalarán en su nuevo hogar, un piso recientemente restaurado en un edificio histórico a pocos metros del palacio de Liria. Los condes de Osorno tendrán como vecinos a los duques de Huéscar, que acaban de instalarse en un ático en la misma finca. Con Sofía y Belén como vecinas, las calles de la zona madrileña de Conde Duque prometen convertirse en un desfile de elegancia. Esta semana, ambas parejas visitaron sus casas en compañía del duque de Alba.

Carlos y Belén han incluido en su lista de regalos de boda estancias en hoteles de lujo en Isla Mauricio, Tanzania y Tailandia

Antiguamente, el solar donde se levanta el edificio en el que vivirán los duques de Huéscar y los condes de Osorno formaba parte de los dominios del palacio de Liria. De hecho, algunas fincas del barrio se segregaron del terreno del histórico hogar de los Alba. El sábado, Liria, testigo silencioso de los momentos más importantes de la familia Fitz-James Stuart desde 1770, será el escenario de una de las bodas del año.