familia-obama-IG

Sentido mensaje de Barack

Profunda tristeza en la familia Obama por la pérdida de 'un verdadero amigo y fiel compañero'

Muere a los 12 años su querido perro Bo a causa de un cáncer, ha contado Michelle

por Martín Gálvez Piqueras

Pesar en los Obama tras la pérdida este fin de semana del que era, sin duda, un miembro más de la familia. Barack y Michelle han comunicado con profunda tristeza la muerte a los 12 años de su adorable perro Bo, al que han querido recordar en sendos y emocionados mensajes acompañados de un entrañable álbum de imágenes con algunos de los momentos que pasaron junto a él. "Un verdadero amigo y fiel compañero", ha escrito el expresidente de EE.UU. para definir al can, de raza Aguas portugués. "Durante más de una década, fue una presencia constante y gentil en nuestras vidas, feliz de vernos todos los días, fueran buenos, malos o regulares", prosigue. "Toleró todo el alboroto que conllevaba estar en la Casa Blanca y tenía un gran ladrido, pero no mordía", ha expresado. "Le encantaba saltar a la piscina en verano, se mostraba imperturbable con los niños, comía de las sobras alrededor de la mesa y tenía un pelaje fantástico", retrata.

Michelle Obama se pronuncia sobre la explosiva entrevista de los duques de Sussex

VER GALERÍA

"Era exactamente lo que necesitábamos y más de lo que esperábamos. Lo vamos a extrañar mucho", ha concluido. Por su parte, la exprimera dama ha revelado que "nos despedimos de Bo después de una batalla contra el cáncer". Recuerda con nostalgia que el animal llegó al hogar tras "la campaña presidencial de 2008", cuando "les prometimos a nuestras hijas, Malia y Sasha, que tendríamos un cachorro después de las elecciones. En aquel momento, tras la toma de posesión, no teníamos idea de lo mucho que significaría para todos nosotros". Cuenta Michelle que "siempre fue reconfortante" porque "estaba allí cuando las niñas volvían a casa de la escuela, o cuando Barack y yo necesitábamos un descanso, entrando en una de nuestras oficinas como si fuera el dueño del lugar, sujetando una pelota firmemente entre los dientes", relata.

Michelle Obama admite que sufre depresión, y la cuarentena no ayuda

VER GALERÍA

También narra que "estuvo allí cuando volamos en el Air Force One (el avión oficial del presidente norteamericano), cuando decenas de miles acudieron en masa al jardín (de su residencia) para recoger huevos de Pascua o cuando el Papa vino a visitarnos. Y cuando nuestras vidas se tranquilizaron, él también nos ayudó a llevar a las chicas a la universidad y a adaptarnos a estar sin ellas". Añade que "el año pasado, con todos juntos durante la pandemia, nadie estuvo más feliz que Bo al ver a su gente otra vez bajo el mismo techo". Por último, destaca que "estamos agradecidos de que haya disfrutado de una vida tan alegre y llena de cariño", por lo que pide a todo aquel que tenga mascota que "por favor les dé todo el amor" que se merecen. En este sentido, los Obama siguen contando con su otra perrita, Sunny, de 8 años. Mientras, entre las condolencias por la pérdida de Bo, los Obama han recibido el aliento de Jill Biden, esposa del actual presidente de Estados Unidos. "Nos dio sonrisas a todos", le ha transmitido. 

Malia y Sasha hablan por primera vez del trabajo de su madre, Michelle Obama

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie