Juegos salvajes y divertidas cosquillas en la selva

Mundo singular

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Juegos salvajes... con feroces regañinas

A los cachorros siempre les gusta estar jugando, y en el caso de los leones, estos juegos les sirven para ir desarrollando su instinto para la caza. Sin embargo, muchas veces superan los límites, como en el caso de este atrevido leoncito, que no supo medir su fuerza. Fue a darle un susto por la espalda a su padre, que no se tomó muy bien el mordisco de su hijo, al que tuvo que sacar los dientes para dejarle claro quién manda en la selva.

Mundo singular©CordonPress
Mundo Singular©Cordon Press

Divertidas cosquillas de elefante entre hermanos

Más tranquilos son los juegos de las crías de elefante: ellos no se muerden, les gusta correr y también hacerse cosquillas con la trompa, como se puede apreciar en las imágenes que acompañan a estas líneas, tomadas en Sudáfrica, donde el hermano mayor de la manada se divierte haciendo reír al más pequeño. Los elefantes tienen un concepto muy humano de familia y, aunque estén sin verse durante años, nunca olvidan sus lazos de sangre.

Mundo singular©Via Tomás de la Cal
Mundo singular©Vía Tomás de la Cal

Más sobre