Clara Lago confidencial: todo lo que no sabemos de la actriz… y nos ha contado ella misma

Clara Lago

En su entrevista con ¡HOLA! Clara Lago nos desvela numerosos aspectos de su vida, de sus gustos, de su pasión por el deporte, de cómo era de niña o como su primer papel fue el de La Ratita presumida en una obra de teatro que dirigió su madre, Cuentacuentos de profesión, en el pueblo donde veraneaban siempre. Hablamos de su admiración por Penélope Cruz, de su pasión por el spinning y por Friends, de sus hermanos mayores, aunque haya sido ella la que ha ejercido como tal, por su sentido de la responsabilidad, de su talento haciendo las ensaladas más ricas del mundo, de su querida Secta de la llave, del divertido concepto ‘inventado’ de TVT para superar los malos momentos, o de aquellos años en los que se subía al trapecio durante los campamentos de verano en Estados Unidos. Descubrimos así el lado más desconocido de una de las actrices más queridas, que empezó con diez años y a los doce recibió una nominación al Goya como mejor actriz revelación por El viaje de Carol.

Clara Lago©RAFA GALLAR

-Tu madre es cuenta cuentos ¿eso te ha dado a ti las armas para ser cuentista?

-Ríe- Pues yo la verdad que contaba cuentos con ella de pequeña y luego, es curioso, cuando empecé a ser actriz me empezó a dar vergüenza y dejé de hacerlo. Pero sí, de hecho alguna vez lo he dicho en alguna entrevista, mi primer personaje fue la Ratita Presumida en una obra de teatro que dirigió mi madre en el pueblo donde siempre hemos veraneado. Tenía yo como cuatro o cinco años, era un mico. Yo ponía ya vocecitas y todo. ¡Mi regalo de los veinte fue ese DVD con esa grabación de la obra de teatro!

-¿Tus hermanos mayores ejercen de eso, “hermanos mayores”, o son tus mayores admiradores?

-Me admiran y me apoyan mucho los dos, pero la verdad que los roles de hermano mayor no. Incluso con el que me saca quince años siempre hemos tenido una relación de igual a igual desde que empecé a tener cierta edad, evidentemente. Te diría que he tenido yo el rol de hermana mayor con ellos, porque era la típica niña superresponsable. Para mi faltar un día al cole era como ‘no, tengo que tener una justificación’ y mi hermano mediano, que me saca solo tres años, me decía ¿pero qué dices? Aprovecha -ríe-.

-El mayor tenía un estudio de Pilates ¿no?

-Si, lo sigue teniendo.

Clara Lago©GettyImages

-¿Cómo es Clara entre amigos?

-Me gusta cuidar, y sobre todo para mi las relaciones personales, los vínculos fuertes y reales, son muy importantes. Por ejemplo, estos cinco meses que he estado fuera he sido la reina de las video llamadas porque sí, me gusta nutrir las relaciones, soy muy del petit comité. Luego de repente con mi ‘Secta de la llave’ pues quedamos todas y eso un gallinero -ríe- porque somos muchas, pero quitando ese momento secta me gusta el petit comité, que puede ser de tres o cuatro, así se puede profundizar más, en grandes grupos se queda todo más en la superficie. Con una gran amiga, Rebeca Roldán, que he estado con ella en la serie, desarrollamos esta teoría: cualquier cosa en la vida se puede superar con un concepto que hemos denominado TVT que es terapia, vino y tiempo (ríe).

-¿Penélope Cruz sabe que eres su fan número uno?

-Es imposible que no le haya llegado porque lo llevo diciendo desde los diez años.

-Has estado en Los Ángeles en varias ocasiones dando a conocer tu trabajo, haciendo castings ¿te gustaría que te surgieran proyectos allí?

-Me encantaría trabajar allí pero no trasladarme porque me gusta mucho vivir en España. Alguno ya he hecho, pero así de repente como lo que he hecho en Argentina, en plan una serie que te vas un tiempo y vuelves, me encantaría, es uno de los sueños de mi vida.

-¿Tienes algún talento oculto que no conozcamos?

-Soy muy buena haciendo encaje de bolillos. Es decir, la típica logística, siempre digo a los equipos de dirección “por favor, metedme”. Yo quiero participar porque me encanta; la eficacia, la economía del tiempo… me gusta mucho y se me da bien. Y luego, he de decir que se me da muy bien hacer ensaladas. Nunca las pido en los restaurantes, me salen mejor en casa (ríe).

Clara Lago©RAFA GALLAR

-¿Y eres cocinillas o solamente te atreves con las ensaladas?

-No soy demasiado cocinillas. Cuando me pongo, no se me da mal, pero soy un poco vaga, sobre todo si es cocinar para mí sola... no. Y más ahora, yo creo que tiraré de mi propia empresa y pediré menú vegano semanal, sé que voy a comer bien y no tengo que cocinar -ríe-.

-Tienes fama de reírte mucho, eso dese luego.

-Sí, me río mucho -dice riendo-. Soy un público muy agradecido.

-¿También sabes reírte de ti misma?

-Si, me gusta reírme de mí misma. De pequeña me costaba mucho porque era muy exigente y si algo me frustraba o me salía mal, me entraban ganas de llorar, pero con los años he aprendido lo maravilloso y terapéutico que es poder reírte de ti. Es como darle una bofetadita al ego y decirle “tranqui, que tampoco pasa nada” -ríe-.

-¿Es verdad que tu antídoto para los momentos de bajón es Friends?

-Es verdad, tengo que reconocer que no solamente soy adicta al spinning con Lore sino que soy adicta a Friends -ríe-. Soy la mayor friki de Friends del planeta Tierra, sí, y lo utilizo para todo. Para los momentos de bajón, para fregar los platos, para hacer deporte en casa…quizá tengo un problema, no se -vuelve a reír- pero sí, es mi debilidad absoluta.

Clara Lago©GettyImages

-Si contáramos en kilómetros lo que has pedaleado haciendo spinning ¿Dónde llegarías?

-Uf, si contáramos en kilómetros lo que he pedaleado en spinning me doy cuatro vueltas al planeta Tierray otras pocas al Sol...no lo sé (ríe). Lo reconozco, realmente tengo una pequeña adicción, pero no es al spinning, es a Lorena. No lo hago con otra persona que no sea ella. Cuando la gente me decía que tenía que meditar porque me iba a venir bien yo lo intentaba y me frustraba porque no se me da fatal. Yo hago meditación activa haciendo spinnig así que en realidad es mucho más que eso.

-¿Sigues haciendo trapecio o lo abandonaste?

-Hice trapecio dos años en un campamento en EEUU cuando tenía trece y catorce y me encantaba pero no lo he vuelto a hacer. En realidad me subí a un trapecio porque lo vi y dije “a ver si me acuerdo de hacer algo” pero ahí se quedó. También me he ido haciendo cada vez más deportista y hay un punto que me fliparía poder hacer alguna cosa de estas, acrobacias, calistenia o movidas de estas locas o alguna película que tuviera que prepararme artes marciales…cosas de estas me encantaría.

-Como Uma Thurman en Kill Bill.

-Bueno, me fliparía.


Más sobre