lagrimas-papel

Rocío Carrasco explica cómo cambió la relación con su hija en el 'traumático' proceso por la custodia

En el sexto episodio de su serie documental ha recordado cómo era su vida con los dos niños que tuvo con Antonio David

por hola.com

Rocío Carrasco ha explicado en el sexto episodio de su serie documental con Telecinco, Contar la verdad para seguir viva, cómo afrontó el proceso de la custodia de sus hijos. El divorcio entre ella y Antonio David se complicó desde el principio y los asuntos relacionados con los dos niños fueron uno de los temas principales a resolver, así como la pensión que le correspondería a cada una de las partes. Declaraciones como la de su exmarido en una revista diciendo que le "enfermaba" ver a Fidel Albiac con sus hijos, afearon la batalla legal aún más: "Fidel con mis hijos era y ha sido una persona que se ha preocupado, que se ha ocupado y que se ha desvivido como si fueran suyos. Y que siempre ha inculcado a esos niños que respetaran y que quisieran a su padre", ha asegurado la hija de Rocío Jurado.

- Así es la urbanización en la que viven Rocío Carrasco y Fidel Albiac

VER GALERÍA

No solo eso, sino que según su relato, los niños también tenían muy buena relación con Fidel. Tras su separación en 1999, un juez otorgó a Rocío Carrasco la custodia de Rocío y David, que tenían tres años y apenas unos meses respectivamente. Ella aseguraba entonces a ¡HOLA! que esa noticia había sido la alegría de su vida, pero lo que no sabía aún es que la batalla legal que vendría después no sería nada fácil y se alargaría muchos años. Antonio David recurre la sentencia y se somete a los padres e hijos a un examen psicosocial: "Yo no me opongo pero me pareció bastante traumático, fuerte y dantesco", ha comentado la hija de la cantante. "Mi hija estaba asustada y me preguntaba qué era lo que pasaba", ha revelado, comentando cómo camufló la situación para que la niña no se sintiera superada por la situación cuando tuvieron que acudir a los juzgados pese a ver policías y presos, o ser interrogada por una psicóloga.

El día que Rocío Carrasco decidió no volver a pronunciar el nombre de Antonio David: ‘He borrado de mi vida todo de él’

VER GALERÍA

Rocío Carrasco ha sacado el informe de ese análisis, en el que se dice que la relación entre madre e hija es buena y que existe entre ellas una dinámica sana. Sin embargo, ya entonces, en 2002, hace notar ante la profesional su preocupación por cómo los niños van a vivir todo el proceso judicial y hasta qué punto el padre y exmarido puede influir sobre ellos: "Le preocupa que el día de mañana sufrirá porque el día de mañana le dirán lo que su padre o su madre dijeron", se puede leer en estos documentos. "Es un SOS de 'oigan, tengo miedo de que esto ocurra'. Y va a ocurrir", asegura.

- Rocío Flores reaparece tras la demoledora entrevista de su madre

VER GALERÍA

En el análisis psicológico no solo se habla sobre los niños, también sobre Antonio David. "Lo calca", dice Rocío. En el informe, el ex guardia civil acusa a su exmujer de no pasar suficiente tiempo con sus hijos o de tener hábitos de vida diferentes a los que él defiende. "En eso es en lo que él ha criado a esos dos niños, pese a que ellos han tenido la vivencia de todo lo contrario", ha asegurado la hija de Rocío Jurado, que ha insistido en que el padre de sus hijos les puso poco a poco en su contra pese a no haber vivido esos primeros años. "No sabe lo que es una noche con fiebre, no sabe lo que son los cólicos de lactante. Eso en esa época no lo sabía porque no lo había vivido", ha añadido. Sin embargo, ha contado cómo su hija mayor le dijo que pensaba que ella y Fidel se iban por la noche mientras dormía, y lo pensaba porque era lo que le había dicho su padre. "Me parecía una crueldad supina el poder hacer eso con dos niños pequeños, el decirles que su madre se va cuando ellos se duermen y ellos se quedan solos", ha recordado emocionada. "Ahí es cuando empiezo a notar que las cosas cambian". 

Primeras palabras de Antonio David: 'No estoy escondido, la semana pasada estuve con mis hijos porque me necesitaban y yo a ellos'

VER GALERÍA

La hija de Pedro Carrasco ha dicho que cuando tenían los encuentros para recoger o devolver a los niños en la puerta de la casa, su exmarido, con el que por entonces los menores pasaban los fines de semana alternos, la atacaba verbalmente: "Hacía que los niños se despidieran de su padre y los metía para dentro y él me increpaba e insultaba, aprovechaba esas tomas de contacto para insultarme y para decirme 'te los voy a quitar, te van a odiar'". 

Además, Rocío Carrasco asegura que debido a estas situaciones decidió que fuera una persona de su confianza quien recogiera a los niños en la puerta de su hogar. A este respecto, la hija de Rocío Jurado cuenta que una de la veces que sus hijos volvieron de pasar un fin de semana con su padre, al tocar el brazo de su niño para abrazarlo, el pequeño hizo un gesto de dolor y se quedó traspuesto. Debido a eso le pregunta a su hija si ha pasado algo y Rocío le cuenta que su hermano se cayó de una litera dos días antes pero que su padre no lo ha llevado al médico. Tras eso decide trasladarlo a un hospital donde, ha afirmado enseñando un parte médico, le informan que el menor tiene el brazo roto. Rocío continúa explicando que, de manera inmediata, se dirige al juzgado de guardia a poner una denuncia por negligencia en los deberes de custodia que, posteriormente retiró. "No quería hacer nada que fuera en contra de los niños. Por eso es por lo que yo no hago muchas cosas en mi vida, por la cara de esos dos niños", ha contado entre lágrimas. 

 

Loading the player...

Abrimos el álbum personal de Rocío Flores con imágenes inéditas y muy significativas en su vida

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie