jordi-sanchez-portada

Jordi Sánchez narra sus peores momentos en el hospital: 'Creí que mi hijo había muerto'

El actor de 'La que se avecina' ha estado 24 días en la UCI a causa del coronavirus, del que cree que se contagió trabajando

por Belén Nava M.

A mediados de marzo Jordi Sánchez abandonaba el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz tras prácticamente un mes ingresado en el centro madrileño a causa de una neumonía derivada del coronavirus. En ese momento agradeció el trato recibido por los sanitarios y señaló lo emocionante que había sido recibir tantas muestras de cariño, pero ahora que han pasado unos días ha hablado abiertamente sobre cómo fueron los momentos más duros de la enfermedad y las secuelas que le ha dejado. Durante una entrevista concedida al programa El Suplement, emitido por Catalunya Radio, ha contado que estuvo en coma inducido durante 24 días y que cuando le despertaron había perdido todas las fuerzas. "No podía ni caminar ni hacer nada, ni siquiera escribir. A los dos días ya escribía y a los cuatro ya caminaba", relata.

VER GALERÍA

El intérprete, que se mete desde hace más de una década en la piel de Antonio Recio en La que se avecina, dice que esos semas semanas que pasó en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) vivió como en un mundo paralelo. "Estás tan drogado que todo lo que sueñas te parece real. Es terrible. Pierdes la noción del tiempo y alucinas. Las alucinaciones son más fuertes que los sueños", reconoce el actor catalán de 56 años. Una de las peores cosas que pasaron por su cabeza fue creer que había perdido a su hijo. "Creí que mi hijo había muerto. Incluso llegué a hacer los papeles para enterrarlo", cuenta. De hecho, cuando se despertó dice que tardó tres días en preguntar si eso era verdad y que cuando le dijeron que no se puso a llorar.

Al plantearse en qué lugar pudo contagiarse, Jordi, que es también dramaturgo, guionista y doblador además de actor, echa la vista atrás y lo sitúa en el trabajo. El ganador de un Max y un Premio de la Crítica de Barcelona piensa que el origen fue el rodaje de su última película puesto que cree que en el equipo hubo también otros positivos aparte del suyo. Recalca que en todo momento siguen los protocolos, se someten a pruebas y los miran con lupa, pero el riesgo existe puesto que cuando el piloto se enciende tienen que trabajar sin mascarilla. "Cuando te la quitan no sabes si la persona que tienes delante está contagiada o no", puntualiza.

VER GALERÍA

asasas

A la vez que se recupera de este bache de salud, Jordi retoma poco a poco sus compromisos y se va reencontrado con esas personas de su entorno que tantas energías le han mandado para plantar cara al coronavirus. De hecho esta misma semana salía a comer en un mágico enclave junto al mar con David Guapo y José Ruiz Sánchez y poco antes protagonizaba un "reencuentro extraordinario" con Nathalie Seseña, su compañera en La que se avecina. Precisamente todo el reparto de la serie, que son una gran familia se ha volcado en él y en Paz Padilla (se contagiaba recientemente y estuvo ingresada) en estos complicados momentos. 

VER GALERÍA

Profesionalmente acaba de publicar su primer libro Nadie es normal, una comedia narrativa de la que Jordi, que es Diplomado en enfermería por la Universidad Autónoma de Barcelona, habló en el citado programa de radio. Ahora también puede ver Asesinos todos, la obra que ha escrito con Pep Antón Gómez y que se estrenó en el Teatro Reina Victoria de Madrid justo cuando él ingresó en el hospital. Entre los próximos títulos en los que le veremos se encuentra también Señor, dame paciencia, serie de Antena 3 en la que comparte reparto con Norma Ruiz, Félix Gómez, Adam Jezierski, Carol Rovira, Rossy de Palma y Carlos Librado, entre otros.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie