Britney Spears

Un nuevo paso en el movimiento 'Free Britney'

Britney Spears presenta una petición para que su padre deje de ser su tutor legal permanentemente

Ha pedido que sea otra persona quien controle su vida personal pero su progenitor seguirá al cargo de sus finanzas

por Marina Ortiz Cortés

Hace más de una década que Britney Spears está legalmente incapacitada para tomar decisiones en lo que concierne a su vida personal y financiera. En 2008, la cantante fue puesta bajo una custodia legal del que estaba al cargo su padre y un abogado, pero en 2019 y tras varios problemas de salud, Jamie Spears daba paso a otra persona para tomar las decisiones en el día a día de su hija. Entonces dio comienzo un proceso legal en el que la intérprete de Toxic pidió que se produjera un cambio en su situación para sustituir a su progenitor, dando lugar también a un boom en el movimiento fan Free Britney, que pide que la artista pueda recuperar su independencia.

- La lucha de Britney Spears por su libertad llega al Congreso de Estados Unidos 

VER GALERÍA

Tal y como ha publicado TMZ, los abogados de Britney Spears han presentado la petición formal para que Jodi Montgomery, la persona que ha estado al cargo de sus decisiones personales desde 2019, sustituya de manera permanente a Jamie Spears, que sin embargo seguirá manejando sus asuntos económicos. Los documentos señalan también que la cantante pide que su padre deje la posición para siempre, mientras que fuentes cercanas al caso confirman que todo el mundo está de acuerdo con la decisión, incluido el progenitor de la cantante. La mujer que tomará el control de su vida privada es procuradora en una empresa que lleva junto a su marido afincada en el sur de California. La pareja se dedica a "guiar a empresarios, trabajar con sociedades limitades, resolver problemas contenciosos familiares, maximizar y proteger el valor de derechos de propiedad intelectual..." y muchas más cosas, tal y como se puede leer en su página web. 

Britney Spears, la princesa del pop que resurge de sus cenizas pidiendo libertad

Jodi Montgomery continuaría, por tanto, ejerciendo su poder para limitar las visitas que recibe Britney -siempre que no se le restrinja el acceso a asesoramiento legal-, manejar a los guardas de seguridad o cuidadores de la cantante, ejercer su poder legal para órdenes de alejamiento o comunicarse con el personal médico en lo que respecte a cualquier tratamiento médico. En cambio, los asuntos económicos y financieros los seguirá manejando Jamie Spears junto a los abogados de Bessemer Trust Company.

VER GALERÍA

Además, desde TMZ señalan una frase que está escrita en negrita y subrayada en el documento: "El solicitante se reserva expresamente el derecho a pedir el final de la tutoría legal". "Nada de esta petición debe considerarse como un impedimento de ese derecho", continúa el texto legal, que parece hacer referencia directa al conocido movimiento Free Britney al indicar que la cantante está capacitada a nivel burocrático para pedir el fin de este régimen en el que se encuentra desde hace 13 años. 

Además, esta frase continúa lo que ya se pudo leer en un comunicado que el abogado de Jamie Spears envió a People a principios de este mes, después de la publicación del documental del New York Times. "Cuando Britney quiera poner fin a su tutoría legal, puede pedirle a su abogado que prepare una petición para quitarla. Siempre ha tenido este derecho pero en trece años nunca lo ha ejercido. Britney sabe que su papi la quiere, y que estará ahí para ella cuando sea que la necesite y si alguna vez la necesita, tal y como siempre ha sido", afirmaba.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie