Miriam Diaz-Aroca

Reaparece en un plató

Miriam Díaz-Aroca cuenta cómo se alejó de la televisión: 'Dejan de llamarte y cuando te toca, te toca'

'Esta bendita profesión es una montaña rusa', reconoce la presentadora y actriz

por Martín Gálvez Piqueras

Presentadora, actriz, bailarina, Chica Hermida, Chica Almodóvar, Chica Ibáñez Serrador y hasta Chica con Oscar y con Goya. Miriam Díaz-Aroca puede presumir de un currículum envidiable que muchos y muchas quisieran para sí. Estrella de la televisión de los 90, vive alejada de los focos y del protagonismo mediático desde hace tiempo. Este domingo por la noche, reaparecía a sus 59 años en un plató para ser entrevistada y hablar de su momento actual. ¿Cuándo y cómo fue ese punto de inflexión en el que pasó de tener un caché por las nubes a esperar en balde que sonara el teléfono? La comunicadora ha recordado sin tapujos ese momento en el que "dejan de llamarte y cuando te toca, te toca", explicaba en el Deluxe"Al principio te preguntas cómo es posible que pase esto si estas más formada que nunca y eres mejor que antes", ha relatado.

- La fundación de Miriam Díaz-Aroca contra la violencia de género

VER GALERÍA

Pero no ocurrió de la noche a la mañana: "Fue gota a gota y no de repente el instante en el que desapareces así como si nada", explicaba. ¿Y a qué lo achaca?, pues "a que esta bendita profesión es absolutamente caprichosa. No hay ningún criterio, no hay un "no valgo, no me quieren, no lo hago bien"... eso no existe. Es una montaña rusa en la que un día estás más arriba y otro día estás más abajo. Un día me di cuenta de que es así", ha expresado. Aquella travesía en el desierto que hizo "en silencio y en la intimidad" comenzó hace unos 5 años, calcula Miriam, quien pese a todo ha querido ver el lado positivo de cada una de sus experiencias. "Antes era una chica pendiente siempre de un reconocimiento exterior, reclamando cariño... pero todo eso no aporta, es ficticio y se acaba muy prontito", cuenta la presentadora. De hecho, considera que "fue un verdadero regalo que no me llamaran tanto porque con el tiempo empecé a construir la mujer que soy".

¿Reconoces al guapo acompañante de Miriam Díaz-Aroca?

VER GALERÍA

Según ha explicado la actriz, "aprendí a escucharme y empecé a tener mucha hambre de mí. Por su puesto que haces todo lo posible por volver a estar ahí, pero no me daba pena. Soy más de rabia y me da por reír o llorar. Nunca he caído en el victimismo ni el quejismo, no soy así y me gusta remontar", proseguía. "Me siento honrada y he tenido la suerte de estar con los más grandes. He disfrutado y he crecido muchisimo trabajando con ellos y con sus equipos". Sobre si se siente algo desencantada, asegura firmemente que "nunca, porque llevo esto en vena y en mi ADN. Estoy contagiada para toda la vida. Cuando me pongo delante una cámara o me subo a un escenario me multiplico y me salen las alas de colores". Además, si las cosas no salen, "soy proactiva e intento abrir otras puertas y salidas. Por eso empecé a escribir, a producir y a rodearme de gente que se entusiasmara conmigo", afirma. Y mientras llegan nuevos proyectos, como la serie Toy Boy (Atresmedia) de la que forma parte, "confío en mí y cuido mis hijos, de mi familia, de mis perros, de mis gatos y todas las responsabilidades del día a día", relata.

Miriam Díaz-Aroca da a luz a su segunda hija, María

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie