portada-arantxa-sanchez-vicario

Entrevista en 'Palo y astilla'

Del drama familiar a la reconciliación, Arantxa Sánchez Vicario reflexiona sobre la etapa más difícil de su vida

La extenista continúa inmersa en el proceso de divorcio de Josep Santacana, padre de sus dos hiijos, de quien se separó en 2018

por Paloma Anaya

Arantxa Sánchez Vicario es la nueva invitada a Palo y astilla, el nuevo programa de Mamen Mendizábal que invita a las personalidades más queridas de nuestro país para que rindan tributo a sus padres. La extenista y una de las leyendas más laureadas del deporte español continúa inmersa en su proceso de divorcio con su exmarido Josep Santacana, con quien atraviesa una situación judicial bastante complicada en lo referente a la custodia y manutención de sus hijos, y del que se separó en 2018.  Por su marido se enfrentó a su familia, por él rompió con sus padres, Marisa y Emilio, sus hermanos y vivió un drama familiar del que solo queda arrepentimiento y dolor en sus palabras.

VER GALERÍA

-Marisa Vicario se reconcilia con su hija, Arantxa Sánchez Vicario

- Arantxa Sánchez Vicario regresa con más fuerza que nunca

Arantxa habló del drama de su vida, a través de las páginas de la revista ¡HOLA!, y pidió perdón públicamente, pero volvió a mostrarse arrepentida durante su entrevista con Mamen Mendizábal. "Muchas cosas se podían haber evitado. Ya pedí perdón en su día, cuando tuve que hacerlo, porque creo que se fue de las manos. Obviamente si no hubiese sido una persona pública, no hubiese pasado cómo ha pasado. Soy humana, pedir perdón cuesta, pero yo ya lo he hecho y mi familia ya lo sabe. Ahora, a mirar hacia delante. Lo que se hizo, el presente lo cambiará, yo intento seguir luchando", contó Arantxa en una entrevista en la que se muestra dispuesta a a recuperar el tiempo perdido tras los complicados momentos que vivió durante los años que estuvo casada y publicó un demoledor libro en el que acusaba a sus padres de haberla arruinado. "El libro que escribí es mi cruz. Nunca debí hacerlo, pero mi amor era tan fuerte y mi cabeza tan frágil, que me dejé aconsejar para plasmar su odio hacia mi familia a través de mí", confesaba entonces en ¡HOLA!.

Desde que se separó de Josep Santacana, en 2018,  Arantxa se encuentra muy pendiente de su madre, que enviudó en febrero de 2016. Marisa, por supuesto, la perdonó, y está apoyando a su hija en estos momentos tan delicados, ya que la extenista se ha enfrentado a tres procesos judiciales: la resolución de su divorcio con Josep Santancana, la custodia de sus dos hijos en común y la querella interpuesta por el Banco de Luxemburgo, quien le reclamaba  7,5 millones de euros. "Mi madre me apoya y está conmigo. Aun habiéndole dado mil patadas, ahí sigue. Me ha demostrado lo que es el amor por los hijos y su incondicional apoyo", confesó tras reconciliarse con su familia. 

-El abogado de Arantxa Sánchez Vicario cuenta cómo está la tenista

VER GALERÍA

Recordemos que Arantxa llegó a denunciar a su padre ante los tribunales y apenas pudó despedirse de él cuando falleció. "Acusé y fui injusta con mi padre. Me hubiese gustado pedirle disculpas, despedirme diciéndole lo mucho que lo quería, pero cuando fui a la clínica estaba tan malito que siempre tendré esa duda. Miro atrás y todo es como un mal sueño", reconoció en ¡HOLA!. Una vez más la extenista, triple ganadora de Roland Garros, repasa los grandes hitos de su carrera, como la histórica final de Roland Garros en 1989, pero tambíén la etapa más dificil de su vida, como fueros los años que duró su enfrentamiento familiar, que afortunadamente se ha solucionado y les ha llevado a ser de nuevo una familia unida.

-Exclusiva: Arantxa Sánchez Vicario, con gesto serio en Miami a la espera de resolver la custodia de sus hijos

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie