El futbolista más rico del mundo no es ni Messi ni Cristiano

Sobrino del sultán de Brunéi, tiene una fortuna estimada en más de 20.000 millones de dólares y se ha llegado a gastar 35 millones de euros en una semana

Brunei Faiq Bolkiah

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Si le preguntaran cuál es el futbolista más rico del mundo, ¿cuál sería su respuesta? ¿Messi? ¿Cristiano Ronaldo? ¿Neymar? La fortuna de la estrella del Paris Saint Germain está estimada en más de 185 millones de dólares (unos 150 millones de euros); la del argentino del F.C. Barcelona, en 400 millones (algo más de 300 millones de euros); y la de Cristiano, actualmente en las filas de la Juventus de Turín, asciende a los 450 millones (cerca de 400 millones de euros). Pero ninguno de ellos es, ni de lejos, el poseedor de la mayor fortuna en el mundo del fútbol. En realidad, el jugador más pudiente es Faiq Bolkiah, un deportista semidesconocido que ni siquiera ha militado en las filas de alguno de los clubs más poderosos del mundo.

Brunei Faiq Bolkiah©RRSS
Faiq Bolkiah, hijo del príncipe Jefri, nació en Los Ángeles (Estados Unidos) el nueve de mayo de 1998

Bolkiah tiene 22 años y es sobrino del sultán de Brunéi, Muda Hassanal Bolkiah, el cual posee una fortuna que, al parecer, heredará el jugador y que asciende a los 20.000 millones de dólares (casi 17.000 millones de euros). La fortuna de su familia comenzó a fraguarse en 1929, con el auge de la producción de petróleo, y se disparó cuando descubrió, a mediados de 1960, grandes reservas de gas, uno de los pilares económicos del sultanato, que es regido a modo de monarquía absolutista.

Brunei Faiq Bolkiah©CordonPress
Sobre estas líneas, el Sultán de Brunei en su setenta y tres cumpleaños, celebrado el 16 de julio del pasado año

Alguien se preguntará: ¿De qué sirve tener tanto dinero? Principalmente para hacer lo que te de la gana. El historial de despilfarro y ostentación de Faiq Bolkiah ha sido ampliamente documentado en los tabloides británicos. The Mirror, sin ir más lejos, llevó a sus páginas cómo llegó a gastarse 35 millones de euros en tan sólo un mes en coches de lujo, relojes y bisutería. Pero sólo hay que echar un ojo a su cuenta de Instagram para darse cuenta que la frugalidad no es una de sus virtudes: tiene un tigre de mascota, con el que se le ha visto jugar al balón, y entre sus aficiones se cuentan la hípica, el gimnasio y despilfarrar en coches, relojes y accesorios de oro blanco. Desfases que vive como lo más natural y es que, después de todo, su familia posee el palacio más grande del mundo, valorado en unos 300 millones de euros y que cuenta con 1.888 habitaciones y 257 baños.

Brunei Faiq Bolkiah©GettyImages
Su familia posee el palacio más grande del mundo. Cuenta con 1.888 habitaciones y 257 baños y está valorado en unos 300 millones de euros

El padre de Fariq, el príncipe Jefri, goza también de otro gran fortuna, obtenida a través de sus holdings, y posee una impresionante colección de arte, la firma joyera británica Asprey, el Hotel Palace de Nueva York, el Hotel Bel-Air de Los Angeles y el Plaza Athénée en Paris. En su 50 cumpleaños, el padre de Faiq contrató al Rey del Pop, Michael Jackson, que cobró la astronómica suma de 14 millones de euros. Tampoco es moco de pavo el parque automovilístico de la familia, que suma alrededor de los cinco mil vehículos: 600 Rolls-Royces, 574 Mercedes-Benz, 452 Ferrari, 382 Bentleys, 209 BMW, 179 Jaguar, 134 Koenigseggs, 21 Lamborghinis… Coches a los que, suponemos, nunca les falta gasolina.

Pese a contar con la vida resuelta, Faiq comenzó su andadura como futbolista en la academia del A.F.C Newbury, en Inglaterra, desde donde dio el salto a la cantera del Southampton y, posteriormente, al Arsenal, que le ofreció un contrato en 2013. Después pasó una temporada en el Chelsea y, finalmente, tras permanecer tres años en el Leicester City, recaló en el Marítimo de Funchal, equipo de la Primera División portuguesa (Liga NOS) .

Brunei Faiq Bolkiah©RRSS
Faiq Bolkiah con la Reina Isabel II de Inglaterra

A pesar de haber nacido en Los Ángeles (Estados Unidos) donde vino al mundo el 9 de mayo de 1998, ha optado también por jugar en la selección de Brunéi, a la que ha representado en nueve ocasiones. “He jugado al fútbol desde que tengo memoria y, desde muy joven, siempre he disfrutado de salir al campo y tener la pelota a mis pies. Mis padres siempre me han apoyado mi sueño de ser futbolista”, declaraba, en The Mirror.

En el fútbol portugués está en el punto de mira de todos, aunque él lo que quiere es destacar por su fútbol. Está claro que sólo busca cumplir su sueño de ser futbolista profesional. Un deporte que practica no por su retribución económica, la cual salta a la vista que no le hace falta, si no por pasión.


Más sobre