Así lo contó ¡HOLA!

La historia de una herencia que vuelve a enfrentar a Isabel Pantoja con la familia Rivera

Rescatamos testimonios muy reveladores de cómo se gestó la partición cerrada en octubre de 1987, tres años después de la muerte de Paquirri

Portadas de ¡HOLA! sobre la herencia de Paquirri y la Familia Rivera

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Treinta y seis años después de la muerte de Francisco Rivera, Paquirri, su herencia continúa enfrentando a Isabel Pantoja y la familia Rivera. Las primeras fricciones ya se produjeron a los tres meses del trágico desenlace del torero, como se publicó en estas mismas páginas, donde también recogieron testimonios que cobran una especial relevancia ahora, tras duras palabras pronunciadas por Kiko Rivera contra su madre en televisión, el pasado viernes 13.

Portadas de ¡HOLA! sobre la herencia de Paquirri y la Familia Rivera©Archivo ¡HOLA!
Portada de ¡HOLA! de abril de 1987

En abril de 1987, Carmina Ordóñez anunció en ¡HOLA! que había recurrido a la justicia para solicitar un juicio de testamentaría y la liquidación de la sociedad conyugal —de gananciales—, correspondientes a los seis años de matrimonio con el diestro. Entonces, la madre de Francisco y Cayetano Rivera manifestó sus discrepancias con Isabel Pantoja en relación con la herencia. “Si no se ha avanzado es porque hay personas que no están colaborando o que tal vez quieren que todo sea para ellas”, nos decía Carmina. “No busco, ni más ni menos, sino que se cumpla la voluntad de Francisco, que se respete su testamento”, nos aseguraba antes de compartir sus sospechas: que parte de la fortuna de Paquirri había desaparecido.

“Por ejemplo, el dinero de la temporada 1984, y eso habrá de ser investigado a través de empresarios, comprobando, posteriormente, quién cobró los talones, etc. También han desaparecido documentos”, nos afirmaba

En dicha entrevista, Carmina no solo se quejaba de que sus hijos habían dejado de recibir la pensión alimenticia desde junio de 1986 —15 meses atrás—, sino que ya nos hablaba de la venta de algunas pertenencias del difunto torero para hacer frente a pagos durante esos dos años y medio de desacuerdos entre los herederos: “Hubo que pagar cincuenta o setenta millones de pesetas y se debe otro tanto. Y hubo que vender ganado, cosechas, etc.”, nos reveló la primera mujer de Paquirri.

Portadas de ¡HOLA! sobre la herencia de Paquirri y la Familia Rivera©Archivo ¡HOLA!
Portada de ¡HOLA! de octubre de 1987

“Contra la espada y la pared”

Ya el 24 de septiembre de 1987, dos días antes de que venciera el plazo fijado, las tres partes acordaron el reparto de la herencia de Paquirri: Isabel Pantoja, Carmina Ordóñez y la familia del diestro —tanto su padre como sus tres hermanos— firmaron en la sede central del Banco Español de Crédito de Sevilla, ante el notario José Casado, además de la presencia también del contador-partidor Juan Moya y cuatro de los cinco albaceas nombrados por el torero.

Aunque la cantante no se cruzó, en ningún momento con Carmina ni con la familia Rivera, sí se produjeron “cuestiones y problemas de última hora”, que pudieron “ser superados felizmente”. Así lo dijo Ramón Calderón, defensor judicial de Pantoja y Kiko Rivera, a ¡HOLA!.

“He firmado contra la espada y la pared. No estoy contenta. Creo que hay un dinero de Francisco Rivera en América”, nos decía Carmina Ordoñez

No obstante, la madre de los Rivera Ordóñez no tardó en hacer público su descontento en estas mismas páginas: “He firmado contra la espada y la pared. Ni estoy contenta, ni todo acabó. Creo que hay un dinero de Francisco Rivera en América y, de ese dinero, nada ha llegado a mis hijos», insistía en octubre de 1987.

©Archivo ¡HOLA!
Carmina declaraba: “Los Rivera han querido colaborar desinteresadamente por defender a los tres hijos de Francisco por igual. Creo que, al final, les ha tocado la peor parte”.

Pese a todo, Carmina nos explicaba: “Si no firmo, nos íbamos a quedar poco a poco sin nada (...) Digamos que esta firma, ha sido del mal, el menor”. Además, también nos avisaba: “Los albaceas han vendido y han hecho muchas cosas mal. Pero tendrán que rendir cuentas. Es algo que y he puesto como condición para firmar la partición. Seguiré luchando hasta el final. […] Con lo que ha hecho, Isabel sabía muy bien que únicamente perjudicaba a los hijos mayores de Francisco y a la familia Rivera”.

“Los albaceas tendrán que rendir cuentas: es algo que yo he puesto como condición para firmar. Seguiré luchando hasta el final”, añadía

En el mismo número de ¡HOLA!, publicado en octubre de 1987, Ramón Calderón decía sobre Pantoja y su niño: “Se han quedado con la parte menos rentable de la herencia. Cantora no es la finca más rentable de las que Francisco Rivera tenía, pero la ilusión de Isabel era conservar la casa”.

“Isabel y su hijo se han quedado con la parte menos rentable de la herencia. ‘Cantora’ no es la finca más rentable”, sostenía Ramón Calderón

Por otra parte, el abogado resaltaba la “disposición” de la artista y no solo en términos económicos: “Me consta y soy testigo de que Isabel ha luchado desde la muerte de Paco por conseguir que los hermanos —Francisco, Cayetano y Kiko— se vean, se traten y sean conscientes de que descienden del mismo padre. Pero no ha encontrado el apoyo ni consentimiento necesarios. Solo que espero que los hijos de Francisco no tengan que recriminar en el futuro ciertas actitudes que han permitido que la herencia se haya partido al cabo de los tres años y, enormemente deteriorado, cuando la partición realizada ha sido la misma que fue propuesta por Isabel a los tres meses de fallecer su marido”.

El reparto de la herencia, según lo acordado

La parte de Isabel Pantoja y Kiko

  • Finca Cantora’ de 400 hectáreas, en Medina Sidonia (Cádiz), gracias a que la cantante cambió el usufructo de la mitad de la herencia por un capital de acciones de la finca.
  • Dos automóviles y dos tractores, más dos barcas, que fueron vendidas antes de la partición.
  • Objetos personales: joyas, relojes, plumas, monedas, medallas, colección de gemelos y numerosos trastos de torero (trajes y utensilios, incluido el traje que vistió en Pozoblanco), entre otros.

La parte de Francisco y Cayetano Rivera

  • Finca Rosales (Sevilla).
  • Finca El Garlochín (Sevilla).
  • Dos ganaderías.
  • Objetos personales: dos cruces de oro, un reloj Rolex de oro, otro reloj Patek-Philips, capote de oro —regalo de Lolita—, gemelos, pasacorbatas, capotes, trofeos, entre otros. También unos pendientes y sortijas de esmeraldas con brillantes que los hijos de Carmina Ordóñez entregaron a su tía Teresa Rivera.

La parte de la Familia Rivera (padre y hermanos de Paquirri)

  • Finca El Robledo, de 216 hectáreas, en Sevilla.
  • Casa en Barbate, de 204 metros cuadrados construidos sobre un terreno de 617 metros cuadrados.
  • Una ganadería.
  • Otros objetos personales