Bibiana Fernández durante la presentación de 'La última tourné'

Bibiana Fernández nos habla de cómo está su situación con Hacienda y su última mudanza

Aprovechando el estreno en Madrid de 'La última tourné', hablamos con la artista sobre los últimos cambios de su vida. También se sincera sobre Miguel Bosé y sus últimas polémicas

por Antonio Diéguez

Bibiana Fernández regresa a los escenarios de Madrid con La última tourné, una divertida comedia sobre una compañía de revista en pleno ocaso, que protagoniza con Alaska, Mario Vaquerizo y Manuel Bandera. Una función en la que la artista vuelve a mostrar poderío como vedette y con la que aterriza ahora al Teatro Calderón de la capital, muy especial para ella. "Aquí mismo debuté con Juanito Navarro hace cuarenta y dos años, en 1978", nos recuerda Bibiana. En su encuentro con Hola.com, también habla sobre su situación actual con Hacienda, sobre la mudanza a su nueva casa y sobre su relación actual con Miguel Bosé.

¿Te trae recuerdos volver a este teatro? ¿Eres nostálgica?

¡Si no me da tiempo a tener recuerdos! Voy ahogándome y encima con la mascarilla, que no puedo respirar. Pero no me la puedo quitar, tengo que estar con la mascarilla puesta.

¿Qué sientes al ser vedette de nuevo después de tanto tiempo?

Fíjate, es un recuerdo agradable. No soy la misma mujer, así que no está enfocado de la misma manera. Ahora no hay competencia de verdad, es ficción. Antes podías pensar que competías y ahora compito conmigo misma: ¿cómo lo he hecho. ¿Estoy contenta? El éxito no es sólo el reconocimiento ajeno, sino el propio tuyo. Estar contenta o no con lo que estás haciendo.

VER GALERÍA

Bibiana Fernández se pronuncia sobre la detención de su exmarido Asdrúbal

¿Cómo te sientes volviéndote a poner de nuevo las plumas?

Muy bien. Las plumas siempre te dan alegría. Lo que pasa es a esta hora de la mañana... Yo me tomo una pastilla muy grande y estoy despertando ahora.

¿Una pastilla para dormir?

Para dormir, para comer, para no comer... Para todo. Yo soy pastillómana, tomo pastillas para todo. Me gusta la pastilla.

¿Qué significa hacer La última tourné para ti?

Para mí, trabajar es un alimento. La gente que se jubila... Yo entiendo que un butanero se jubile porque no puede estar subiendo la bombona de butano con sesenta años, pero un oficinista de banca... Ahora que vivimos ochenta y noventa años... ¿Treinta años de ocio? No sé, salvo que fuera multimillonaria, no se me ocurre nada. Ni orgías. ¿Quién tiene sexo con noventa años? ¿Quién dijo jubilación? Creo que el trabajo es una herramienta para moverte y relacionarte con los demás. Cuando voy a El programa de Ana Rosa, hablo con los compañeros que hay en plató un ratito. Y en la radio, igual. Ése es el alimento para el alma. Así tienes un poco de vida y contacto con el exterior.

¿Te divierte hacer esta obra?

Mucho. Es una función básicamente de risa y es una compañía de supervivientes que hacen lo que les toca, cosa que conocemos los que somos más mayores. Habrá que vivir y comer... Ahora que estamos en tiempos de pandemia, ¿qué va a hacer la gente? Tendrá que trabajar en lo que pueda. El humor también es la mejor terapia en unos tiempos tan convulsos. Son tiempos de prudencia. Pero, afortunadamente, en este entorno, sólo se ha producido un caso. Los contagios se producen en las reuniones familiares... Yo ya no me junto con la gente. Los que vienen a mi casa son tres y ya me parece una orgía. Es tiempo para la prudencia.

¿Cómo va a ser la vuelta a los escenarios con el público con mascarilla?

Creo que al público le va a costar reírse con mascarilla, pero se lo va a pasar muy bien. Y es lo que realmente me importa. Me parece un regalo que la gente venga y es un acto de valentía. Doy agradecimiento a los que vengan, sean muchos o pocos o regulares. Para los que trabajamos aquí es muy importante. Yo hago radio, televisión... Estoy en Ana Rosa, voy a ir al programa de Bertín, estoy con Cantizano... Pero hay gente en esta compañía que trabajan de regidores o de actores y no tienen otros trabajos. Yo me tengo que cuidar por mí y por los demás.

¿Cómo llevas el confinamiento?

Pues como es, no queda otra. Como no tengo otra alternativa... Si pudiera elegir entre confinamiento o irme a las Bahamas y casarme con un multimillonario... Igual elegiría lo otro. Hay quien no lo lleva bien. Yo lo llevo genial. Como dicen, "lo que tengo es lo que me tengo que comer". Es a lo que me he acostumbrado y no ahora sino desde que tengo diecisiete años que me fui de mi casa. Esto es lo que hay y con esto es con lo que tengo que cargar.

Eres una superviviente.

Qué remedio me queda. Tengo sesenta y seis años y aquí me tienes vestida todavía de vedette.

VER GALERÍA

La espectacular nueva casa de Bibiana Fernández a las afueras de Madrid

¿Cómo está tu situación con Hacienda? ¿Has saldado cuentas?

Lo que tengo es una pequeña parte que se va a pagando poquito a poco.

El año pasado hablabas...

–Interrumpe– Es que ya me lo habían quitado casi todo. ¡Como no me quiten las bragas!

¿Es asumible lo que te falta por pagar?

No me queda más remedio. Ellos se quedan con la parte que gano y luego, sobre la marcha, voy pagando lo que voy ganando. Pero es lo que nos pasa a todos. No es que Hacienda esté en contra mía y hayan decidido perseguirme. No, no es así.

¿Cómo te encuentras en la casa nueva?

Es una casa alquilada en las afueras de Madrid.

¿Cuándo te instalaste allí?

Sucedió todo cuando no sabía que había pandemia. El dueño de la casa quería volver a vivir allí. Y como no me parecía entrar en litigios... Cuando me instalé a mi nueva casa, nos encerraron.

Entonces, estuviste confinada recién llegada a la nueva.

Cuando me encerraron, me dije: "Bendito sea Dios". Fíjate qué buena es la Naturaleza, los seres que nos cuidan o quien sea... Que me ha traído en este sitio en plena pandemia, que dentro de lo malo... ¿Qué hacía yo por Madrid con tres perros? Por lo menos estaba en el campo, todo el día saltando y cantando. Y cuando no, sentada viendo la tele.

¿Estás contenta de haber vuelto al campo?

Pues sí. Ahora confirmado que, cuando nos hacemos mayores, vamos estando más solos, en el campo y en la ciudad. Entonces, tienes que estar cómoda tú. Los otros vendrán. Y cuando vienen a verte, son cuatro días al año: un día a bañarse, un día de Nochebuena, otro día por una fiesta... Pero, para montar una fiesta, si dices que tienes alcohol y de todo, se te llena la casa de gente. Para eso, no necesitas amigos.

VER GALERÍA

Bibiana Fernández, así es su vida en una dulce etapa tras superar momentos complicados

¿Cómo ves a Miguel Bosé?

Por respeto a la amistad y a los años, no voy a entrar en fricciones. Pero no comparto nada.

¿Has intentado hablar con él?

No. Cada cual tiene su credo. Ya no somos niños, somos personas adultas. Incluso, muy adultas para nuestro gusto, fíjate.

¿No compartes nada?

Respecto al tema de la pandemia. Comparto otras cosas con él. Entre ellas, recuerdos buenísimos. Le he querido a él y a su familia, que una cosa no quita la otra, pero no estoy en absoluto de acuerdo con todo lo que ha dicho últimamente.

Está bien que lo puntualices, porque hay quien podría pensar que también te refieres a Nacho Palau.

Ah, no, no. Eso son cosas de parejas y no interfiero en las parejas porque no me gusta que interfieran en las mías. Con lo que no estoy de acuerdo son con las declaraciones que ha hecho Miguel respecto a la pandemia, pero tengo muchos recuerdos bonitos de él. Es un tío al que quiero mucho y a su familia, lo mismo.

¿Hace cuánto que no hablas con él?

Hace tiempo, no te sé decir. No tengo agenda para eso. Ni para eso ni para nada.

Loading the player...

Bibiana Fernández inicia una nueva etapa tras afrontar sus momentos más complicados

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie