María Patiño y Mila Ximénez en 'Sálvame'

Las lágrimas de María Patiño y Mila Ximénez al hablar de los conflictos que mantienen

Las colaboradoras de 'Sálvame' han tenido un nuevo enfrentamiento

por Gtresonline

Normalmente los colaboradores de Sálvame tienen calurosas disputas que acaban traspasando la pantalla y que arrastran a lo personal. Mila Ximénez y María Patiño se han reencontrado este miércoles en el plató tras varios días sin coincidir y después de algunos enfrentamientos que llevan arrastrando desde hace meses. Ambas se han reprochado muchas cosas y han discutido tras un muro de cartón que han colocado para separarlas, pero finalmente las colaboradoras han acabado reconciliándose entre lágrimas. ¿Qué ha pasado entre ellas para llegar hasta aquí? Hace unos días, tras recibir unos mensajes, la exmujer de Manuel Santana se paró en seco, miró a cámara y le dijo a su compañera, que estaba viendo el programa desde casa, que se tranquilizaría y respiraría "cuando ella quisiera". Minutos después, la colaboradora abandonó el plató llorando porque a la presentadora de Socialité le molestan ciertos comportamientos y actitudes que tiene su compañera cuando comenta ciertos temas. 

VER GALERÍA

Jorge Javier Vázquez, tras su entrevista a María Teresa Campos: 'Me siento maltratado por ella'

No es la primera vez que las colaboradoras se enfrentan porque Ximénez defienda a Terelu Campos.  Pero en esta ocasión, Mila creía notar que cada vez que decía algo de positivo de su amiga, le interrumpían o desmentían: "¡Yo protejo a quien me da la gana!". Así, Sálvame quería mediar entre el conflicto de sus colaboradoras, aunque María aseguraba que no hay "ningún trasfondo" y le pedía disculpas a su compañera si la había herido. "Le quiero pedir perdón porque no quiero hacer sufrir a nadie, si estamos en una época de reconciliación con una madre, o una amiga… yo doy un paso atrás". 24 horas después de que Mila abandonara el plató, María explicaba que lo que le molestó es que su compañera le hubiera dicho que tiene algo personal con María Teresa Campos, porque jamás ha dicho nada en su contra en privado. Y, al margen de lo personal, en lo profesional añadía que se diera una imagen suya que no es. Para Mila, su compañera es "excesiva" y a veces casi "obsesiva" en el trabajo, a lo que ella respondía: "No soy adicta, soy responsable". 

VER GALERÍA

María Patiño, al borde del llanto, se disculpa con Mila Ximénez por no estar muy pendiente de ella

La presentadora de Socialité confesaba que actuó mal y reconocía su error mientras se derrumbaba ante Jorge Javier: "No sé qué más hacer. Tengo que aprender a hacer las cosas mejor". "Me rompe verla así, soy incapaz, la quiero muchísimo. Solo te pido que no me crees más ansiedad con estas actitudes", respondía Mila a la vez que reconocía que sí están algo "alejadas" en la actualidad. Tampoco es la primera vez que Ximénez abandona el plató. Hace unos meses, tras escuchar a Patiño decirle, "¡no eres el ombligo de este programa!", también acabó dejando Sálvame muy enfadada.

Además, la enfermedad a la que enfrenta la colaboradora y por la que todavía se encuentra en tratamiento, también ha sido motivo de sus reproches y lágrimas. Cuando la madre de Alba Santana volvía al programa tras unos meses de descanso, dejaba claro a María que había notado su ausencia en esta esta difícil etapa por la que está pasando: "Su amiga tiene cáncer, pero ella tiene una perra. Yo le doy su espacio. Yo creo que se ha cogido la perra para tener una excusa para no tener que estar conmigo", comenzaba diciendo. Y aunque todavía la disputa no se ha solucionado del todo, Ximénez ha utilizado alguna vez las redes sociales para hacer toda una declaración de amor a su amiga: "Lo que suceda en un plató, jamás cambiará el amor incondicional que te tengo. Te pido mil disculpas por no haber sabido callar en público y no resolverlo en privado ¡¡Pero sabes, que te adoro!!!"

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie