Una tormenta destroza la finca del magnate Richard Branson en Mallorca

Una tormenta destroza la finca del magnate Richard Branson en Mallorca

El fenómeno también ha afectado a la casa del empresario Christian Völkers

por L.F.S.

Las fuertes tormentas y el viento desatado a finales de agosto en el Mediterráneo ha tenido en vilo a Baleares y Cataluña. Sus efectos se han sentido especialmente en Mallorca y en Ibiza. En la mayor de las islas pitiusas el temporal no ha provocado daños personales, pero sí ha provocado destrozos en algunos municipios, como Banyalbufar. Entre los afectados se encuentra el dueño del grupo Virgin, Richard Branson, que ha visto como su lujosa finca de Son Bunyola, situada en la sierra de la Tramuntana, sufría los estragos de este fenómeno meteorológico que en Baleares llaman cap de fibló.

El capricho de Sir Richard Branson en Marrakech

VER GALERÍA

Según informa el Diario de Mallorca, el temporal ha arrasado con tejados y estructuras de la propiedad del multimillonario, entre ellas la alquería de la Torre, una construcción considerada elemento de interés cultural que fue concebida como una estructura de defensa y que llevaba en pie más de 500 años, según ha contado el geógrafo Miguel Àngel Escanelles al mismo periódico. El edificio principal, sin embargo, data de 1880 y se asienta en una propiedad de 275 hectáreas.

Branson tenía pensado hacer de la finca de Son Bunyola un macrohotel de lujo para tan solo 58 huéspedes, pero en 2019 el el Consell le tumbó el proyecto al considerar que el impacto medioambiental era excesivo. En marzo de este año, el empresario británico logró sortear este obstáculo conseguiendo la luz verde de la Administración con ciertas condiciones como no hacer ampliaciones ni nuevos caminos de acceso y garantizar determinados parámetros de sostenibilidad. Ahora, el vendaval ha supuesto otro escollo para su propósito. 

VER GALERÍA

El idílico y remoto refugio de Sir Richard Branson en el Caribe

Branson no ha sido el único magnate con residencia en Mallorca afectado por el temporal. El alemán Christian Völkers, dueño de la prestigiosa inmobiliaria Engels & Völkers también ha visto su mansión sacudida por la fuerza de las tormentas. Se trata de Son Coll, la propiedad donde habitualmente organizaba sus famosas fiestas de polo. Afortunadamente, ni él ni su esposa se encontraban en casa ya que el día antes habían regresado a Alemania.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie