Belén Esteban

Belén Esteban continúa su guerra con Toño Sanchís: tras conseguir su casa le pide un millón de euros

La colaboradora habría iniciado un proceso judicial para saldar todas sus deudas

por hola.com

Tras cinco años de guerra judicial, de enfrentamientos y cruce de acusaciones, Belén Esteban accedía a la casa del que fuera su representante Toño Sanchís que pertenecía a la colaboradora televisiva desde 2019 tras serle embargada a este  para pagar las deudas que tenía con la que fuera su representada. Sin embargo, la batalla no ha llegado a su fin, y Belén habría puesto en marcha un proceso penal contra Toño Sanchís y su pareja, Lorena Romero, por administración desleal y falsedad documental, reclamando a la pareja un millón de euros.

Belén Esteban cuenta qué le ha parecido la casa de Toño Sanchís y cuál es su estado

Belén Esteban accede, por fin, a la casa que ha ganado judicialmente a Toño Sanchís

Así es la nueva vida de Toño Sanchís después del desahucio

Belén, que hace unos días admitía que aunque la situación no había sido fácil, estaba emocionada y nerviosa porque hubiera llegado el desahucio, habría presentado ya los documentos necesarios en los que se acredita que la deuda no habría sido completamente saldada. 

Así y mientras el proceso se lleva a cabo, la colaboradora de ‘Sálvame’ ya ha acudido a su nueva casa, tal y como señala la  revista Semana confesando que la casa se encuentra en “un estado lamentable”. El que fuera su representante y casi parte de su familia ha dejado la casa medio “desvalijada” y se ha llevado los enchufes, los grifos y el auricular del telefonillo, entre otras cosas. Aun así, Belen ha admitido: "Es bonita. Lo digo de verdad. No quiero hablar más, pero los deterioros ya tengo quien los arregle".

Fue a finales de 2018, cuando Belén se hacía con la casa de Toño Sanchís, a quien ella consideraba como su hermano, situado en la localidad madrileña de Villanueva del Pardillo. Belén tuvo que pujar en una subasta a través del Portal de Subastas de la Agencia Estatal del Boletín del Estado por un total de 375.000 euros haciéndose así cargo de las deudas de su exrepresentante y poniendo las escrituras a su nombre.  

VER GALERÍA

Hasta 2015 la relación entre Belén Esteban y Toño Sanchís era envidiable. Ambos se habían vuelto inseparables y no había acto profesional o familiar al que no acudieran juntos. Sin embargo, a lo largo de ese año, la colaboradora televisiva se dio cuenta de que en había algo extraño en sus ingresos y que las cifras no le cuadraban, es por ello que empezó a investigar la gestión de su representante, dándose cuenta de que este la estaba traicionando. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie