Mikaela Spielberg

Detenida Mikaela, la hija más polémica de Steven Spielberg

La joven de 24 años ya ha sido puesta en libertad tras ser acusada de violencia doméstica

por hola.com

Durante toda su vida ha convivido con el séptimo arte pero, aunque Mikaela es hija de Steven Spielberg, uno de los grandes cineastas del star system, tanto ella como sus hermanos se habían mantenido siempre lejos del foco mediático y contadas son las ocasiones en las que han acudido a actos públicos o ceremonias de premios. Sin embargo, las cosas han cambiado radicalmente en las últimas semanas. La joven, a la que Kate Capshaw y el director de títulos tan conocidos como Poltergeist, Transformers, Tiburón o E.T., el extraterrestre, adoptaron hace 24 años siendo solo un bebé, era detenida la madrugada del sábado acusada de violencia doméstica.

VER GALERÍA

Tal y como ha publicado People, era un trabajador de la Oficina del Sheriff del Condado de Davidson en Tennessee (Estados Unidos) el que confirmaba oficialmente el arresto de Mikaela. La hija más polémica de Spielberg fue posteriormente puesta en libertad tras pasar doce horas en el Centro de Detención de Hill en Nashville. Ante esta noticia, el prometido de Mikaela, Chuck Pankow, reaccionaba enviando un comunicado a Fox News en el que restaba importancia a la situación. Así, aseguraba que el motivo de la detención había sido "un malentendido" y hacía hincapié en que nadie estaba herido.

No es esta la primera noticia que protagoniza Mikaela Spielberg en los últimos días. Recientemente hacía público en sus redes sociales su deseo de encaminar su futuro hacia el cine adulto y al mundo del striptease. Un objetivo en el que ahondaba durante una entrevista concedida a The Sun. "Lo cierto es que me cansé de no poder capitalizar mi cuerpo y de que me dijeran que tenía que odiar mi cuerpo. También me harté de trabajar día tras día de un modo que no satisfacía mi alma. Me apetecía hacer este tipo de trabajo, satisfacer a otras personas. Es algo que me hace sentir bien porque no me siento violada", relataba.

VER GALERÍA

En este sentido, Mikaela explicaba que ya había hablado con sus padres acerca de la decisión que ha tomado en el terreno profesional. Lo hizo, según sus palabras, mediante una videollamada en la que al principio estaba nerviosa pero pronto se calmó ya que sintió el apoyo tanto de Steven como de Kate. "Se han sentido intrigados, pero no enfadados. Para ellos, la prioridad siempre ha sido mi seguridad", reconocía. Su versión, sin embargo, es contradictoria con la que daba un amigo de Spielberg a Page Six, donde decía que el director se sentía "avergonzado por la entrada de su hija en el mundo de las trabajadoras sexuales".

Una espiral destructiva 

En su primera toma de contacto directa con los medios de comunicación, Mikaela reconocía haber tenido una infancia y una adolescencia complicada, marcada por el abuso sexual, la ansiedad, la anorexia o el alcoholismo. Problemas que cree que empeoraron cuando fue enviada a un internado para adolescentes con problemas. "Salí de allí peor de lo que estaba entrando, con más ansiedad y más problemas de apego, más depresión y más odio en mi cuerpo. De hecho, desarrollé un trastorno alimentario mientras vivía allí", ha dicho, exculpando por completo a su padre de estas situaciones límite. "Esa espiral terminó hace poco. Cuando tenía 21 años, solía beber cada día. Hace dos años estuve a punto de morir un par de veces", aseguraba la joven, que acude actualmente terapia para superar estos obstáculos.

VER GALERÍA

Mikaela ha contado que a pesar de que sus padres siempre la mantuvieron tanto a ella como a sus seis hermanos lejos de la vida pública y los educaron en valores como la importancia del trabajo duro y la comprensión, crecer en una de las familias más populares de Hollywood no fue fácil. "Fui acosada brutalmente en la escuela debido a mi apellido y mi peso", ha relatado. Además, ha dado algún detalle de su vida privada y se ha deshecho en halagos con Steven, con el que de niña jugaba en el ordenador y hablaba sobre libros. Además, dice que del cineasta ha heredado su pasión por la ciencia ficción.

Steven Spielberg es uno de los hombres más poderosos de la meca del cine pero la discreción siempre ha sido su máxima y ha querido que los miembros de su familia sean los que elijan si quiere ser conocidos o mantenerse en la sombra. El cineasta tiene siete hijos que han tomado diferentes decisiones acerca de su trayectoria profesional. Jessica ha decidido ser actriz y ha participado en series tan exitosas como Anatomía de Grey interpretando a Arizona Robbins. Sawyer también se ha sentido atraído por la interpretación y ha centrado su carrera en el teatro aunque pronto debutará en el cine. Sasha probó suerte delante de las cámaras pero ahora se dedica a la música, donde se hace llamar Buzzy Lee. Destry comenzó siendo influencer y ahora ha debutado en la gran pantalla con Mass Hysteria. Max, que nació del primer matrimonio de Spielberg, se dedica a diseñar videojuegos. Por último, Theo, también se dedica a la música después de haber ayudado a su padre en la parte técnica de algunas de sus ficciones.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie