Renée Zellweger dejó Hollywood 'por su salud' pero ha vuelto por todo lo alto

Renée Zellweger dejó Hollywood 'por su salud' pero ha vuelto por todo lo alto

La actriz tenía un Oscar y todo lo que tocaba lo convertía en oro pero decidió tomarse un descanso

por hola.com

Había ganado un Oscar en 2003 por Cold Mountain, tras dos años seguidos nominada, y todo lo que tocaba se convertía en oro en la taquilla. Sin embargo, Renée Zellweger tomó la decisión de abandonarlo todo en 2010 y separarse de Hollywood sin saber si podría volver o si después sería demasiado tarde. Su última película fue My Own Love Song antes de tomarse seis años de descanso en los que volvería a reconectar consigo misma para recuperarse de lo que ella misma ha denominado como una serie de "malas decisiones".

VER GALERÍA

Reneé Zellweger habla por fin del motivo de su irreconocible imagen en 2014

En plena promoción de Judy, el biopic de la actriz Judy Garland que ha protagonizado esta intérprete, no ha dudado en hablar claramente sobre lo que le pasó y por qué tomó la decisión de distanciarse toda su carrera. "Hubo muchos motivos pero la primera es que era obvio que necesitaba parar, mi agenda me había abrumado y no me estaba cuidando. Estaba agotada y tomando decisiones que no eran sanas", ha asegurado en una entrevista con Deadline

"Necesitaba probar otras cosas, cosas que no encajaban en el horario que tenía desde hacía tanto tiempo. Nunca es un buen momento para irse cuando te están surgiendo oportunidades creativas increíbles, pero necesitaba creer y retarme de un modo diferente", ha añadido, explicando que buscaba un propósito en la vida fuera de los sets de rodaje y las giras de promoción en las que había estado toda su vida.

VER GALERÍA

Renée quería tener "intercambios auténticos con la gente" al considerar que no puedes ser un buen narrador si no puedes empatizar con los demás. "Mis experiencias en la vida eran tan nicho que necesitaba que me ignoraran", ha bromeado. "Supongo que hay actores que tienen tanta imaginación que no importa pero para mí era importante buscar otro enfoque", ha añadido.

Este año ha sido nominada a un Globo de Oro y a un premio SAG por su interpretación en Judy, aún pendiente de si recibirá o no también el reconocimiento de la Academia de Cine. El lunes por la noche, Renée fue la protagonista de una retrospectiva en su carrera, que comenzó en 1992 en televisión, por la Fundación SAG-AFTRA en Los Ángeles. Si se lleva el premio que estos otorgan será la primera mujer en recibir tres galardones SAG -ya tiene dos por Chicago y Cold Mountain-.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie