peter-lindbergh-getty-1

Muere Peter Lindbergh, el fotógrafo de las tops y de la boda de Marta Ortega

El retratista alemán, conocido por poner ante sus cámaras a las mejores modelos del mundo, ha fallecido a los 74 años

por hola.com

Ya no fotografiará más instantes, ya no se pondrán ante sus cámaras a las mejores modelos del mundo, ni su estudio volverá a llenarse de arte y movimiento. El fotógrafo alemán Peter Lindbergh, conocido por ser el gran retratista de los años dorados de las top models, ha fallecido a los 74 años, dejando al mundo de la moda huérfano. 

VER GALERÍA

Conocido por sus imágenes en el mundo de la moda en blanco y negro, Lindbergh, nació en los últimos años de la II Guerra Mundial, concretamente en Lissa (Polonia) durante los años de la ocupación nazi. A los 15 años decidió dejar los estudios y encontró un trabajo como escaparatista, después se matriculó en la escuela de arte de Berlín. Viajero incansable, Peter comenzó a retratar todo aquello que veía, pero no fue hasta que se instaló en París cuando la vida fotografía de moda acabó conquistando su cámara, hasta llegar a convertirse en uno de los fotógrafos más influyentes del mundo. 

VER GALERÍA

Cindy Crawford, Naomi Campbell, Claudia Schiffer o Kate Moss se pudieron ante su objetivo y acabaron convirtiéndose en defensoras acérrimas de  un arte que defendía ante todo la belleza espontánea y la naturalidad. Él fue el encargado de convencer a Linda Evangelista que se cortará su melena, y el éxito de este cambio de imagen, fue tal, que la catapultó directamente a lo más alto. La modelo española Esther Cañadas, el actor Antonio Banderas, Lola Flores o Rosalía también acabaron rendidos a su magia. 

VER GALERÍA

Personalizando cada una de sus imágenes y dando más importancia a la persona que a cualquier prenda de ropa, Peter fue el artífice de campañas para Calvin Klein, Giorgio Armani, Donna Karano Jil Sander. Uno de sus últimos trabajos- que no el último- fueron las inolvidables foto oficiales de la boda de Marta Ortega y Carlos Torretta en La Coruña. Presente en las diferentes celebraciones de este enlace, el inolvidable fotçografo no solo se centró en el álbum de los novios, sino que también se encargó de retratar a los invitados. Incasable y siempre cámara en mano, Lindbergh trabajó hasta el final de sus días y suyas son también las fotografías del número de septiembre del Vogue Británico, que está titulado Fuerzas del cambio y tiene como editora especial a Meghan Markle.

El fotógrafo preferido de la duquesa de Sussex

VER GALERÍA

Pero no solo el mundo de la moda le echará de menos, su mujer Petra y sus cuatro hijos, lloran inconsolables la pérdida de un marido y un padre cuyo legado perdurará para siempre. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie