masters-reforma

El estilo de Carmen Lomana marca la segunda expulsión de 'Masters de la Reforma'

La empresaria acudió a la prueba de eliminación, donde los peones tuvieron que elaborar un dormitorio de acuerdo a su refinado estilo

por Gtresonline

El reality acaba de comenzar, sin embargo, en Masters de la reforma ya puede verse la gran competitividad de los aspirantes y, poco a poco, los progresos que hacen a nivel de bricolaje, construcción y decoración. Anoche, el equipo del programa se desplazó a Gormaz (Soria) para demostrar su valía, sin embargo, los fallos de los peones dejaron en evidencia que aún queda mucho que trabajar. Para la primera prueba, las nueve parejas tenían como reto empapelar un trozo de pared. Una sencilla tarea que muy pocos consiguieron realizar y que terminó provocando decepción en el rostro de los jueces Tomás Alía, Pepe Leal y Carolina Castedo.

VER GALERÍA

La prueba de exteriores consistía en reformar por grupos una masía en un albergue para dar vida y revalorizar el pequeño pueblo de la provincia de Soria. Un reto en el que las nueve parejas se agruparon en dos equipos, uno encargado de las obras interiores y otro de la fachada y jardín. La mala relación entre los concursantes pudo palparse prácticamente desde el principio, provocando numerosas peleas que casi llevan a Jessica, líder del grupo de exteriores, a tirar la toalla y mandar directamente a su equipo a la prueba de eliminación. Después de una tremenda bronca, la cuadrilla verde (formada por Paco y Jessica, Elisa y Antonio, Álex y Naomi y José e Iratxe) decidió continuar con las obras para no perjudicar al cliente. A pesar de su falta de organización y de los numerosos problemas que tuvieron, el equipo consiguió salvarse de la prueba de eliminación.

VER GALERÍA

Para este último reto, las parejas de que formaron la cuadrilla azul (Javier y Jonathan, Silvia y Maite, Albert e Iván, Borja y Qrro y Chano y Raul) tuvieron que complacer los deseos y exigencias de Carmen Lomana, que solicitaba a los concursantes un nuevo dormitorio. "Alegre y acogedor. Yo no tengo armarios en casa, tengo habitaciones. Pero el dormitorio tiene que tener una supercasa. La mía es de principios del siglo XX, hay veces que introduces cosas y la casa lo echa. Me gustan que las cosas no estén demasiado recargadas, para tener espacio, pero tampoco quiero algo minimalista", decía la empresaria antes de que los peones se pusiesen manos a la obra. Para complicar el reto, a mitad de prueba los jueces dieron una rueda de bicicleta a cada pareja para que la integrase como parte del decorado.  

VER GALERÍA

Pasadas las cuatro horas de trabajo, los jueces evaluaron el trabajo de los concursantes antes de deliberar y ofrecer un veredicto. La mejor propuesta de dormitorio fue la elaborada por Johnathan y Javier, además de librarse de la expulsión, obtuvieron como premio un pequeño espacio dentro de la revista Interiores. Los responsables del peor trabajo, Qrro y Borja, tuvieron que colgar los cinturones de trabajo y abandonar la primera edición de Masters de la Reforma.

VER GALERÍA

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie