Enrique Ponce recibe el alta hospitalaria

Enrique Ponce recibe el alta hospitalaria

Tras ser operado de la grave cogida que sufrió el pasado lunes, 18 de marzo, el diestro se recupera en su domicilio de Madrid con vistas a reaparecer antes de que acabe la temporada

por EFE, HOLA.com

Después de una semana ingresado, Enrique Ponce ha sido dado de alta en el Hospital Nisa el Pardo de Aravaca (Madrid), según han informado a la agencia EFE fuentes de la cuadrilla del torero valenciano. El diestro ha abandonado la clínica acompañado de su mujer, Paloma Cuevas, y su suegro, Victoriano Valencia, y lo ha hecho ayudado de dos muletas, pues todavía no puede apoyar la pierna izquierda tras la grave cogida que sufrió el pasado lunes, 18 de marzo, mientras toreaba en la feria de las Fallas de Valencia. Le provocó una fractura de la meseta tibial, le destrozó el menisco externo, le desgarró el ligamento lateral interno y le rompió el ligamento cruzado. La situación fue calificada por su médico, el doctor Ángel Villamor, como "catastrófica".

VER GALERÍA

Tras abandonar el centro hospitalario, Ponce seguirá la recuperación en su domicilio de Madrid con vistas a reaparecer antes de que acabe la temporada. "Si todo va bien, en cinco o seis meses estará ya preparado para volver a los ruedos. Por lo pronto, ha pedido que le cierren las corridas de las ferias del mes de agosto. Está deseando empezar ya a trabajar la pierna lesionada para volver igual o más fuerte que antes", concluyen las fuentes.

- En ¡HOLA!, declaraciones exclusivas de Paloma Cuevas tras la operación de Enrique Ponce

- Enrique Ponce, operado con éxito tras la grave cogida que sufrió en Valencia

Durante estos días, además del cariño que está recibiendo por parte de muchos amigos y seguidores incondicionales, el torero está arropado por su mujer, y sus hijas, Paloma y Bianca, que son sin duda sus grandes apoyos. En las páginas de la revista ¡HOLA! de esta semana puedes leer las declaraciones exclusivas de Paloma Cuevas tras la operación a la que fue sometido su marido: "Ni las niñas ni yo nos hemos separado de su lado". Cuando recibió la noticia de lo ocurrido, recuerda su reacción: "Procuré que las niñas no se asustaran. Les dije que me tenía que ir con su papá porque se había hecho daño en la rodilla". La operación duró cinco horas y fue realizada por el prestigioso traumatólogo Ángel Villamor: "Le tuvo que reconstruir toda la rodilla. Ahora quedan meses de rehabilitación por delante". 


SI QUIERES LEER EL REPORTAJE COMPLETO, CONSIGUE LA REVISTA A PARTIR DEL MIÉRCOLES EN EL QUIOSCO O DESCÁRGATELA AQUÍ A PARTIR DEL VIERNES

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie