Hablamos con Guiomar Puerta, de '45 revoluciones': 'Mi personaje se enfrenta a un mundo de hombres'

Hoy hay capítulo

Hablamos con Guiomar Puerta, de '45 revoluciones': 'Mi personaje se enfrenta a un mundo de hombres'

El origen de su nombre, su papel en 'Carlos, rey emperador', y su personaje feminista en '45 revoluciones': así es la joven actriz que protagoniza la nueva serie de Antena 3

por Marina Ortiz Cortés

Comenzó su carrera en ficciones locales en la televisión vasca y su primer papel a nivel nacional fue en Carlos, rey emperador, el spin off de la exitosa Isabel. Ahí, Guiomar Puerta interpretaba a Catalina de Austria, hija de la reina Juana, pero se trataba de un papel pequeño que para muchos pasó desapercibido. También ha participado en la ficción diaria de TVE Derecho a soñar, pero 45 revoluciones, la nueva serie musical de Antena 3 (que estrena esta noche su segundo capítulo) es su primer gran papel protagonista. Ahí interpreta a una secretaria de los años 60 que trabaja en una discográfica y sueña con dedicarse a la producción pese a los deseos de su familia. A pesar de su juventud, su personaje, Maribel, luchará por hacerse un hueco en la industria como mujer en un mundo de hombres. Hemos hablado con ella para que nos cuente algo más sobre su carrera, su papel y la ficción, así como su posible futuro. ¡No te lo pierdas!

Primeras imágenes del debut de Pepe Barroso Jr. en la serie '45 revoluciones'

VER GALERÍA

- ¡Hola Guiomar! Vemos que prefieres que te llamen Gigi, ¿de dónde viene tu nombre, que es tan especial?

Guiomar me lo pusieron mis padres por los poemas de Antonio Machado Canciones a Guiomar, que eran a su amante, y mi padre los leyó en el instituto y se quedó con el nombre y dijo, "cuando tenga una hija la llamaré así". Gigi fue porque estuve un año viviendo en Londres y los ingleses eran incapaces de pronunciar mi nombre, así que me rebautizaron como Gigi y cuando volví ya la gente me llamaba así.

- Te conocimos a nivel nacional en Carlos, rey emperador porque antes habías trabajado en ficciones del País Vasco, ¿qué fue para ti el trabajar en esa serie que venía del éxito Isabel?

El paso del local al nacional no lo noté, porque al final estás trabajando en un proyecto pero no piensas en para quién lo haces o dónde es. Pero sí que noté la envergadura del proyecto que era mucho mayor, era una gran producción, se notaba en todos los sentidos en el rodaje, fue una experiencia marvillosa.

- ¿Cómo es el cambio de registro a 45 revoluciones?

Ahora sí que tengo mucho más peso, porque en Carlos tenía un personaje más pequeñito e iba menos a rodar pero ahora estoy desde primera hora a última hora, los tres protagonistas estamos juntos en prácticamente todas las secuencias, hacemos muchas muchas escenas todos los días. Pero está siendo muy divertido porque hemos congeniado genial los tres y hacemos un buen equipo yo nos apoyamos mucho y no queremos que se acabe. Se acaba esta semana y no queremos, estamos ya tristes y llorando todos los días.

VER GALERÍA

- O sea que aún no ha terminado el rodaje de la primera temporada, ¿no?

No, acabamos esta semana. Son 13 capítulos en total.

- ¿Cómo es Maribel?

Maribel es una mujer muy luchadora, muy valiente, porque para para enfrentarse a un mundo de hombres en esa época tenías que ser muy valiente y muy decidida y muy determinada, y ella lo es. Pero a la hora de trabajar en esta serie no hemos querido hacer una serie de época sino una que pudiera pertenecer a cualquier época y cualquier contexto, que los personajes fueran cercanos a cómo es la gente hoy en día para que puedan conectar con el público joven. Entonces Maribel no deja de ser una chica de 21 años, joven, que tiene sueños, aspiraciones, y quiere alcanzar el éxito en su profesión y va a hacer lo que sea para conseguirlo.

- ¿Es entonces una serie feminista?

Sí, yo personalmente lo considero feminista. Porque Maribel está luchando por la igualdad de derechos en una época en la que las mujeres no podían tener una carrera profesional, simplemente podían ser amas de casa y se dedicaban a tener hijos y cuidar a sus familias y poco más. No podían aspirar a tener éxito en su profesión o a no tener hijos o no casarse. En esa época no era un plan de vida realista, así que yo me la imagino como una de esas primeras mujeres que empezaron a pelear por la igualdad de derechos y la oportunidad de tener poder y ser responsables de sí mismas. Perfectamente, si Maribel hubiera existido sería feminista.

- ¿Te veremos cantar durante la serie?

Bueno (ríe), no, el que canta es Carlos Cuevas (que interpreta a Rober), yo soy la productora musical y sí que toco el piano, y hay una canción en la que acompaño un poco pero no es lo que hago en la serie.

VER GALERÍA

- ¿Y tocas el piano tú misma?

Sí, yo antes no había tocado el piano nunca, aunque tampoco es que lo toque ahora, pero cada vez que tenía que tocar alguna canción me lo preparaba, me lo aprendía de memoria con una profesora, mecanizaba las teclas, el movimiento de los dedos, y en las escenas en las que toco el piano soy yo tocando.

- ¿Ha sido especialmente duro el proceso o te ha resultado fácil?

En realidad no, porque me ha encantado tocar el piano, lo he disfrutaod mucho y disfrutaba mucho de las clases. Ha sido divertido, porque siempre está bien aprender algo que no sabes para un personaje.

- ¿Cómo ha sido trabajar con Carlos e Iván?

No nos conocíamos y la verdad es que… bueno, los directores escogen a unos actores y tampoco saben qué va a pasar, si van a congeniar, a tener química o no. Y nosotros desde el primer momento conectamos a la perfección, somos muy amigos, nos queremos muchísimo y estoy segura de que nos vamos a echar de menos cuando se acabe el rodaje. O sea que ha sido un lujo trabajar con ellos, ha sido todo muy muy fácil. Y los tres hemos sentido junto con los directores que este proyecto era nuestro, lo hemos dado todo y hemos puesto todo de nosotros para que salga bien.

- ¿Cómo es la relación con ellos en la ficción?

Somos un equipo de trabajo los tres, y luego hay una relación amorosa afectiva con Rober, el personaje de Carlos Cuevas.

- Pero tu personaje empieza la serie en una relación diferente.

Sí, el personaje de Diego que lo interpreta Eudald Font, que es como el novio de toda la vida de Maribel. Su único novio, llevan juntos desde siempre y él aspira a casarse con ella y tener hijos y no va a entender muy bien que ella quiera dedicarse a la música. Igual que los padres de Maribel que tampoco lo van a entender.

VER GALERÍA

- Vosotros ya habéis visto la serie, ¿no?

Sí, solo hemos visto el capítulo uno, yo ya lo he visto un par de veces y nos ha encantado a todos. La primera vez que lo vimos nos quedamos alucinados porque cuando haces algo te imaginas un poco lo que es, pero hasta que no lo ves montado, como pieza final, no te das cuenta de si era lo que creías. En este caso es mejor de lo que esperábamos, y estamos muy contentos con el resultado.

- ¿Y qué crees que le va a gustar más al público?

Yo creo que puede gustar mucho porque es una serie diferente con caras nuevas, desconocidas para el gran público. Todos somos diferentes. Además tiene mucho ritmo y la trama avanza muy rápido, están pasando cosas nuevas todo el rato y yo creo que el espectador querrá saber más y más. Además todo el tema de la música: tenemos canciones actuales como de Lady Gaga, The Killers, Queen… versionadas a los 60. Eso yo creo que puede atraer al público joven que no conoce aquellos años pero sí esos temas. Tampoco hay ninguna serie sobre la cultura musical ni con actuaciones, así que creo que es un punto diferenciador.

- ¿Se habla algo de una segunda temporada?

A nosotros nos encantaría seguir con esta serie más tiempo pero dependerá de los resultados.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie