borja-thyssen

Borja Thyssen y Francesca, la imagen de la reconciliación

El hijo de Carmen Thyssen y su hermanastra han firmado la paz tras años de redencillas

por hola.com

Parecía imposible, pero ya conocen el refrán 'nunca digas nunca'. Tras años de tensa relación, Borja Thyssen y Frascesca Thyssen han protagonizado la imagen de la reconciliación. Su pasión por el arte parece haberles unido y acercado para firmar la paz. El Museo Thyssen y la Fundación de Francesca Thyssen han llegado a un acuerdo para que la hija del Barón exponga dos veces al año su colección en el conocido museo madrileño, tal y como informa Diez Minutos

El hijo de Carmen Thyssen ejercía de anfitrión de su hermanastra, Francesca, y asistían juntos a una conferencia sobre el artista y cineasta indio Amar Kanwar, cuyo trabajo aborda terrenos como el trabajo, los derechos indígenas, el género, el fundamentalismo religioso o la ecología. Muy cariñosos, no tuvieron problemas en posar para la prensa juntos, en compañía de Blanca Cuesta, que también arropó a Francesca como una más. 

VER GALERÍA

Esta charla daba el pistoletazo de salida a la exposición, que se puede visitar hasta el 19 de mayo en el Museo Thyssen de Madrid. Dos instalaciones del artista y cineasta indio Amar Kanwar, "The Sovereign Forest" y "The Lightning Testimonies", cuyos trabajos dan voz a las poblaciones más vulnerables de su país.

La mala relación entre Borja y Francesca comenzó en 2002, tras el fallecimiento del barón Thyssen. La posible venta por parte de la baronesa del cuadro 'Caballos de carreras en un paisaje', una obra de Edgar Degas de 1884, inició una guerra abierta entre los hijos del aristócrata alemán y Carmen Thyssen. Diecisiete años después, parece que las aguas han vuelto a  calmarse y que la familia ha recuperado la buena relación que seguro el Barón tanto deseaba ver. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie