Natalia Sánchez

El emocionante testimonio de Natalia Sánchez tras ser mamá

La actriz ha publicado una preciosa foto con su hija y ha relatado cómo está siendo para ella la experiencia de la maternidad

por hola.com

Natalia Sánchez y Marc Clotet dieron la bienvenida a su bebé un mes antes de lo previsto. La actriz dio a luz a una niña, Lia, el pasado 8 de enero que nació con 35 semanas de gestación en el hospital Sant Joan de Déu en Barcelona. Natalia entonces contó con detalle como había sido la experencia más increíble de su vida: “Lia ha decidido venir un mes antes de lo esperado y, aunque nos ha pillado sin los deberes hechos, ni las maletas, todo ha ido de maravilla. Ha sido un parto increíble", decía al mismo tiempo daba las gracias a todo el equipo que la había atendido y sobre todo a su pareja, Marc Clotet. 

VER GALERÍA

Natalia Sánchez, con los sentimientos a flor de piel quince días después de dar a luz, ha relatado a través de una emocionante carta cómo está viviendo sus primeros días y cuales han sido sus primeras impresiones tras ser mamá. La actriz ha compartido una preciosa imagen amamantando a su hija que acompaña a su sincero testimonio.

"Y así, en un instante, te cambia la vida. Es increíble cómo, desde el primer momento en que la ponen en tu pecho, recién salida de dentro de ti, calentita y con el cordón aún uniendo vuestros latidos, entiendes que tu única prioridad en este mundo, es sacarla adelante por encima de todo. En ese mismo instante, firmas un contrato leonino con el universo donde juras que darías tu vida por esos 2’3kg.. y automáticamente, entras en comunión con todas las madres y padres de este mundo, valorando y admirando su labor como nunca antes...

Lia nació prematura (de 35+4) y pasamos los primeros 7 días en el hospital trabajando sin descanso para que todo estuviera donde tenía que estar y afortunadamente, todo fue de maravilla. 7 días sin salir de la 417, 16m2 de habitación que, a las pocas horas, se convierten en tu hogar y desde donde, curiosamente, no echas nada en falta del exterior, pues lo que más te importa de este mundo, se encuentra entre esas cuatro paredes. En un hospital el tiempo y el espacio cobran otra dimensión... Los segundos se hacen horas y los días son semanas. No duermes mas de 15-20 minutos seguidos y, aunque tus conversaciones empiezan a ser algo inconexas, fruto del agotamiento, sobrevives. Tu sueño y tu hambre pasan a ser totalmente secundarios porque su sueño, su hambre y su salud dependen de ti y aunque el miedo se apodere de ti en los momentos más complicados, son el instinto y el amor quienes toman las riendas de la situación. 7 días donde las lágrimas y los ataques de risa son tu único idioma y el “piel con piel” se convierte en tu deporte favorito...

VER GALERÍA

Tengo que volver a dar gracias a todas y cada una de las grandes profesionales que pasaron por nuestra habitación en esos 7 días, a la GRAN FAMILIA QUE TENEMOS (la sanguínea y la elegida) y a los dos amores de mi vida; en primer lugar a Lia, por agarrarse con tanta fuerza a mi pecho y a la vida. Y en segundo lugar, a @marc_clotet , por remar en la misma dirección y con la misma fuerza (o más), por no dejar que me caiga, por estar tan por encima de toda expectativa, por demostrarme una vez más la gran persona que eres y por ser el mejor padre y el mejor compañero de vida que jamás hubiera podido imaginar".

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie