Chelsea Clinton e Ivanka Trump

Chelsea Clinton vuelve a cargar contra su examiga Ivanka Trump

La hija de Hillary y Bill Clinton ha arremetido contra la que un día fue su amiga por apoyar las decisiones de su padre, el presidente de Estados Unidos

por hola.com

Chelsea Clinton e Ivanka Trump parecía que tenían una relación a prueba de bombas. Ambas saben mejor que nadie lo que es tener un padre al frente de la nación más poderosa del mundo y su amistad estaba, incluso, por encima de ideas políticas y de enfrentamientos en las urnas (Hillary Clinton fue rival de Donald Trump en las últimas elecciones presidenciales). Sin embargo, desde que en enero de 2017 Donald Trump fuera investido presidente de los Estados Unidos, la amistad entre ambas se ha resentido y aunque han tenido episodios en los que sus opiniones han coincidido, la hija de Bill Clinton no ha dudado en criticar la actitud de su amiga en una entrevista realizada en el periódico británico The Guardian.

VER GALERÍA

Chlesea no se anda con rodeos a la hora de opinar sobre la postura de su ya examiga respecto a las políticas de Trump. “Es adulta, tiene 36 años y puede tomar decisiones por sí misma. Somos responsables de nuestras elecciones. En el año 2008 yo estaba muy orgullosa de apoyar a mi madre, pero no esta de acuerdo con ella en algunas cosas, especialmente en su oposición al matrimonio LGTB. Nunca defendí esa posición, porque no era lo que creía que era lo correcto”, ha dicho en referencia a que la hija del presidente inaugurara la embajada estadounidense en Jerusalén, a la que incluso considera “cómplice” de esta decisión.

VER GALERÍA

- ¿Por qué Ivanka Trump y Chelsea Clinton han dejado de ser amigas?

- La opinión de Chelsea Clinton sobre la comentada actitud de Barron Trump en la investidura de su padre

VER GALERÍA

La animadversión de la hija de los Clinton se extiende a todos los hijos del magnate de los medios. “Con la excepción de Barron (el adolescente de 12 años que Donald Trump tiene en común con Melania) el resto son adultos y han tomado la decisión de trabajar en esa administración”. Además, el periódico señala que ella nunca habría trabajado para su madre si hubiera ganado los comicios. “El presidente debería poder contratar a quien sea que él o ella esté mejor cualificado. No creo que muchas de las personas que ha contratado hayan sido evaluadas para hacer esos trabajos. No solo quiero una administración que no sea vengativa, corrupta y que se concentre en hacer la vida más fácil para millones de estadounidenses, sino que también quiero un gobierno competente”, ha manifestado con firmeza. Chelsea Clinton va más allá y asegura que no apoyaría a Ivanka como sucesora de su padre al frente de la Casa Blanca.

VER GALERÍA

Ivanka y Chelsea tenían una relación de amistad que venía de lejos. Era frecuente que coincidieran en exclusivos eventos sociales de Manhattan y se elogiaban públicamente. En el año 2015, la hija del exmandatario dijo en una entrevista en Vogue que Ivanka “siempre está pendiente de todos y se asegura de que todo el mundo disfrute y eso es algo que, de alguna manera, me recuerda a mi padre, la habilidad para inundar de alegría una habitación”. La empresaria también se mostró en el pasado conforme con algunas declaraciones que la hija de Hillary hacía en las redes sociales. Chelsea celebró, vía redes sociales en 2014, su “orgullo” de que su “amiga” participase en la iniciativa pro mujeres, Woman who work. Además, ambas se felicitaban públicamente en sus respectivos cumpleaños. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie