Doria Ragland, la discretísima presencia familiar de Meghan en su boda

Su madre, el único miembro de la familia de la exactriz que acudió al enlace, fue con ella en coche hasta la capilla y no pudo evitar las lágrimas en varios momentos de la ceremonia

by hola.com

Muy emocionada y sin poder contener las lágrimas, así se ha visto a Doria Ragland, madre de Meghan Markle en la boda de su hija con el príncipe Harry. Como estaba previsto, Doria acompañó a su hija en el coche, durante el recorrido de la novia hasta la capilla de San Jorge, un momento emocionante pues pudo ser testigo del cariño de los británicos a su hija, que ya es Duquesa de Sussex (un título que otorgó la reina Isabel a los novios apenas unas horas antes de su enlace). Mientras iban en el vehículo, el mismo Rolls Royce del parque de la Reina en el que la ahora duquesa Catherine llegó con su padre a la abadía de Westminster el día de su enlace con el príncipe Guillermo, se pudieron ver imágenes de complicidad entre madre e hija. De hecho Doria ha sido la única persona de la familia de Meghan en asistir a la boda.

VER GALERÍA

A su llegada a la Capilla de San Jorge, Doria bajó del coche para entrar, tras ser recibida por el Deán de Windsor, el reverendo David Conner, por el Pórtico de Galilea al templo. Ocupó su lugar visiblemente conmovida y se secó las lágrimas en varias ocasiones mientras veía a “su niña” caminando hacia su futuro marido. Doria, que siempre se ha mantenido en un discreto segundo plano desde el anuncio del compromiso de su hija, ha escogido para este día, en el que muchas miradas se fijaban en ella, un abrigo y vestido de Oscar de la Renta en tono verde con motivos florales en blanco, con el largo bajo la rodilla. Como complementos llevaba un clutch blanco con detalles en negro y un pequeño sombrero.

VER GALERÍA

¡Independiente y con personalidad propia! Meghan Markle, una novia única en su camino hacia el altar

Llevaba el pelo recogido hacia atrás, con el pelo enrollado en pequeñas rastas, y su piercing en la nariz, sus sellos de identidad. Natural y manteniendo su estilo propio, así se ha presentado ante la realeza británica, sin perder un ápice de personalidad. Lo mismo que ha hecho su hija, que, ante la ausencia de su padre, caminó sola hasta el altar, siendo recibida solo en el último tramo por el príncipe Carlos, que la “entregó” a su ahora marido. A la salida de la ceremonia, Doria se unió a la Familia Real, estaban el príncipe Carlos y Camilla y los Duques de Cambridge, para ver partir a su hija y su yerno en el carruaje, que hizo un bonito recorrido por Windsor antes del banquete.

VER GALERÍA

Doria llegó tres días antes de la boda a Londres, donde fue recibida por el personal de la Familia Real y la asistente de su hija, Amy Pickerill. Conoció esos días a los Duques de Cambridge, al príncipe Carlos y Camilla y a la reina Isabel. Con ella tomó el té el viernes 18, horas antes del enlace de la real pareja y poco antes de trasladarse con su hija Meghan al hotel Cliveden House, donde ambas se hospedaron esa noche.

Harry y Meghan realizan su primer recorrido como recién casados

Últimas imágenes de Meghan Markle, junto a su madre, antes de vestirse de novia

VER GALERÍA

Meghan tiene un gran vínculo con su madre, que la crio tras separarse de su padre Thomas Markle cuando la exactriz tenía solo 6 años. En numerosas ocasiones, Meghan se ha confesado orgullosa de su progenitora, como el año pasado cuando compartió una imagen de la graduación de Doria en la Universidad del Sur de California. Doria, que es instructora de yoga y trabajadora social, pudo leer estas cariñosas palabras que le dedicó su hija: “Siempre orgullosa de esta hermosa mujer, esta imagen es de cuando se graduó en Trabajo Social, honrando a mi madre, Doria y a todas las madres asombrosas de nuestras vidas".

Las palabras de Thomas Markle al saber que será el príncipe Carlos quien lleve a su hija al altar

¿Qué hará la familia de Meghan Markle el día de la boda?

Distinta es la relación con su padre Thomas Markle y sus hermanos, Samantha y Thomas Jr., hijos del primer matrimonio de este, tanto, que ninguno de ellos ha asistido al enlace. Su progenitor se vio envuelto hace solo una semana en una agria polémica tras conocerse que las recientes fotografías que se habían tomado de él en México –en  una sastrería o tomando un café mientras ojeaba un libro de fotografías de Inglaterra- habían sido pactadas con un paparazzi. Controversia que, según comentó él mismo a TMZ, le provocó tal estrés que tuvo que ingresar en el hospital para ser intervenido del corazón (ya había sufrido un infarto previamente). Estos acontecimientos le llevaron a anunciar que no estaría en la boda de su hija, ausencia que confirmó esta solo un par de días antes de dar el “sí”.

VER GALERÍA

La hermana de Meghan, Samantha, salió al paso de comentarios entonando el mea culpa en el escándalo de las fotos pactadas. “Los medios de comunicación estaban injustamente haciendo lo posible para que mi padre pareciera un villano, así que le sugerí que se hiciera fotos que dieran una visión positiva sobre él para su beneficio, pero también para el beneficio de la familia real” confesó a un programa en el canal británico ITV. Su otro hermano, Thomas Markle Jr., también protagonizó un polémico episodio al enviarle una carta al príncipe Harry a través de la revista In Touch advirtiéndole de que no se casase con Meghan. "Querido príncipe Harry. Aún no es tarde. Está claro que Meghan Markle no es la mujer adecuada para ti”. Los dos manifestaron su malestar semanas antes de la boda por no haber sido invitados.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie