El príncipe Harry y Meghan Markle, escapada al campo a una semana de su boda

La pareja real del año ha pasado su último fin de semana de solteros en los montes Cotswolds, una de las zonas más idílicas de Inglaterra

by hola.com

Quedan cinco días para que Windsor sea testigo de la boda real del año: la del príncipe Harry de Inglaterra y Meghan Markle. Mientras la expectación es máxima y todos los focos están centrados en ellos, la pareja del momento ha decidido alejarse y buscar un refugio de paz y tranquilidad antes de la cuenta atrás para el gran día. Unos días antes del esperado “sí, quiero”, el príncipe Harry y su prometida han pasado un fin de semana en una casa de campo en los montes Cotswolds, situados al suroeste de Inglaterra y que ocupa cinco condados: Gloucestershire, Oxfordshire, Warwickshire, Wiltshire y Worcestershire. La zona es de lo más pintoresca y es una de las más  idílicas del país.

VER GALERÍA

Los novios estuvieron el fin de semana en una casa de cuatro dormitorios con una gran cocina, comedor abierto y grandes ventanales con impresionantes vistas, según ha explicado un amigo a The Sun que ha recalcado que “el periodo previo a la boda ha sido bastante estresante para ellos y solo querían alejarse y relajarse antes del gran día. De vez en cuando les gusta escaparse al campo”. Que la vivienda estuviera lista para su llegada ha requerido unas obras de remodelación que comenzaron el pasado septiembre para que fuera completamente segura para ellos. “Llegar hasta la casa es muy difícil y se han instalado cámaras y alarmas que se activan por el movimiento”, ha asegurado una fuente al citado medio. 

VER GALERÍA

- Las doce citas con las que Harry conquistó a Meghan

- Públicos y privados, estos son todos los escenarios de la boda del príncipe Harry y Meghan Markle

Tras estas minivacaciones, Harry y Meghan ya están de vuelta en Londres para dar los toques finales a los preparativos. Está previsto que se desplacen a Windsor el viernes, 18 de mayo, un día antes de su enlace. Estos últimos días, la Casa Real ha ido enseñando algunos de los detalles del “sí, quiero”. Este mismo lunes mostraban imágenes de las cocinas del Castillo de Windsor, donde el chef Mark Flanagan y su equipo elaborarán el banquete nupcial. Además el cocinero también será responsable de los canapés que se sirvan en el cóctel que la Reina ofrecerá  en St George’s Hall, mientras el recién estrenado matrimonio recorre las calles de la ciudad para recibir las felicitaciones del público.

Sobre la comida que los novios ofrecerán a sus invitados para festejar su amor, el cocinero ha dicho que se usarán “verduras británicas de temporada. Sabemos que la pareja quería que nos asegurásemos de utilizar todos los productos locales como fuera posible. El buen tiempo nos está ayudando a que sea así”. Además, ha asegurado que los novios “han probado” todo lo que el equipo de cocina les propuso para el almuerzo de su boda y “han estado involucrados en cada detalle”. Además del banquete, por la noche tendrá lugar una cena, donde el anfitrión será el príncipe Carlos, para un selecto grupo de 200 invitados que tendrá lugar en Frogmore House.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie