Kristin Davis ha adoptado a su segundo hijo

Kristin Davis, Charlotte en 'Sexo en Nueva York', adopta a su segundo hijo a los 53 años

La actriz ya es madre de otra niña adoptada, Gemma Rose, que llegó a su vida en 2011

por hola.com

Al igual que Charlotte, su personaje en Sexo en Nueva York, Kristin Davis ha logrado su sueño de convertirse en madre. Y, al igual que en la ficción, ha recurrido a la adopción para poder aumentar la familia. La actriz, de 53 años, ha adoptado a su segundo hijo, un niño, que convierte en hermana mayor a Gemma Rose, la pequeña que adoptó en octubre de 2011, tal y como anunció este sábado en exclusiva en sus redes sociales el periodista Marc Malkin. La experiencia de la maternidad por esta vía ha sido tan enriquecedora, que siete años después se ha decidido a dar un hermanito a su primogénita.

VER GALERÍA

Antes de ser madre, Kristin siempre había dicho que barajaba la posibilidad de adoptar para ampliar la familia. Pese a toda la ilusión y las ganas de tener a sus niños en casa, no todo ha sido un camino de rosas y  ha reconocido en alguna ocasión que el proceso fue “aterrador”. “Te dicen que cuando (tu hijo) llegue por primera vez, deberías pensar que eres como una niñera por si la madre biológica cambia de opinión”, según explicó un año después de tener a su hija en brazos. Además también recordó que en Estados Unidos las leyes sobre los derechos de los progenitores biológicos cambian según el territorio. “En cada estado es diferente, pero en California es de 48 horas”, dos días que fueron de gran incertidumbre con Gemma Rose ya que, durante ese tiempo  en lugar de sentirse como su madre al 100%, “¡estás pensando que eres una cuidadora!", relató entonces.

Aunque Kristin no dio a luz a su pequeña, desde el principio se centró en fomentar el apego con ella, algo que le preocupaba y seguro que con este nuevo bebé está actuando de manera parecida. “Cuando la tuve por primera vez, la dormía sobre mi pecho, porque cuando adoptas fomentar la unión es algo que inquieta”, reconoció. Años después, en 2016, cuando quizá estaba dándole vueltas a la idea de convertirse en madre por segunda vez, también habló sobre lo que significaba ser padre de un niño de una raza diferente. “Soy blanca. He vivido con los privilegios de ser blanca” dijo la actriz de Sexo en Nueva York, que se dio cuenta de que “cuando tienes a tu hijo es como si tu corazón latiera fuera de ti, un corazón que está en un cuerpo de otro color y es incomprensible que haya personas que están en contra de tu hijo por el color de su piel. Eso es muy duro”, reconoció.

VER GALERÍA

Pese a todas las dificultades, siete años después de la llegada de Gemma Rose, Kristin decidió comenzar de nuevo los trámites con la misma ilusión para tener a su niño con ella. “Tener niños es más hermoso de lo que había imaginado”, confesó la actriz a la revista People. Al igual que en aquella ocasión, se desconocen los padres biológicos del pequeño y el nombre que le ha puesto. Con su primera hija, Kristin quizá quiso hacer un guiño a la serie que tanto éxito le dio y le puso un nombre muy similar al que Charlotte y su marido, Harry, ponen a su pequeña en la ficción, Lilly Rose. ¿Habrá en esta ocasión un homenaje a la serie que le dio éxito mundial con la elección del nombre del retoño?

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie